Saltar al contenido principal

Carente de electricidad, Etiopía defiende su represa sobre el Nilo

5 min
Anuncios

Metekel (Ethiopia) (AFP)

Baterías de teléfono que se agotan constantemente, hospitales condenados a no poseer equipos modernos, uso forzado de linternas al anochecer: Kafule Yigzaw experimentó todas las desventajas de vivir sin electricidad al crecer en la zona rural de Etiopía.

Entonces, hace cinco años, aprovechó la oportunidad y fue a trabajar en un proyecto destinado a electrificar el país y el Cuerno de África. Con 1,8 km de largo y 145m de alto, la Gran Represa del Renacimiento (GERD) se convertirá en el mayor embalse hidroeléctrico de África.

"Nuestro país tiene un gran problema con la electricidad", dijo Kafule, de 22 años, mientras dejaba por unos momentos su trabajo de reforzar las tuberías de acero destinadas a transportar el agua del Nilo Azul hacia una de las 13 turbinas.

"Se trata de la existencia misma de nuestra nación y, en mi opinión, nos ayudará a liberarnos de la esclavitud de la pobreza", dijo.

Se espera que la represa comience a producir electricidad a fines de 2020 y esté completamente operativa para 2022.

En Etiopía, tanto los agricultores pobres como los empresarios ricos esperan impacientes que el proyecto comience a entregar los 6.000 mega vatios planificados.

Miles de trabajadores trabajan día y noche para completar el proyecto. Al mismo tiempo, las duras negociaciones han enfrentado a Etiopía con sus vecinos aguas abajo, particularmente Egipto, preocupados por sus recursos hídricos.

La próxima reunión incluirá también a Sudán y tendrá lugar los días 9 y 10 de enero en Adis Abeba. Egipto está preocupado porque la construcción de la presa afectará a millones de egipcios que pueden quedarse sin agua y tener problemas para alimentarse.

Por su parte, los etíopes que trabajan en el sitio de la represa no esconden una cierta irritación con la idea de que Etiopía debería mostrar más consideración por sus vecinos.

- 'Una amenaza existencial' -

"Cuando implementamos proyectos aquí, no lo hacemos para dañar a los países aguas abajo", dijo el subdirector del proyecto, Ephrem Woldekidan. "No hay razón para que estos países se quejen, porque también es nuestro recurso", añadió.

El Nilo Azul, que nace en Etiopía, se une al Nilo Blanco en Jartum para formar el Nilo, que cruza Sudán y Egipto antes de desembocar en el Mediterráneo.

El Nilo proporciona el 97% de las necesidades de agua de Egipto y sus riberas albergan al 95% de los aproximadamente 100 millones de habitantes del país, según las Naciones Unidas.

El Cairo cree que tiene "derechos históricos" sobre el río, garantizados por los tratados de 1929 y 1959. Desde que Etiopía lanzó este proyecto en 2011, las tensiones han sido altas en la cuenca del Nilo.

El grupo de expertos International Crisis Group (ICG) advirtió en marzo que estos países podrían "ser empujados a la guerra" porque Egipto ve una "amenaza existencial" en todo lo que amenaza su suministro de agua.

En octubre, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, después de ganar el Premio Nobel de la Paz de 2019, aseguró que "ninguna fuerza" podría impedir la construcción de la represa y advirtió que "millones" de personas podrían ser movilizado para defenderla si es necesario.

Nueve años de negociaciones entre Egipto, Etiopía y Sudán hasta ahora no han resultado en ningún acuerdo. Pero en una reunión en Washington en noviembre pasado los tres países estipularon un plazo hasta el 15 de enero para hallar un entendimiento.

El primer problema es el llenado del embalse principal, que puede contener 74.000 millones de m3 de agua. Egipto teme que si este llenado se lleva a cabo demasiado rápido, esto conducirá a una reducción en el flujo del Nilo.

En la reunión anterior, realizada en diciembre en Jartum, el ministro sudanés de Riego, Yasser Abbas, informó sobre un "progreso" en las discusiones, incluso si persisten "puntos de disputa".

- "Un futuro mejor" -

Kevin Wheeler, ingeniero de la Universidad de Oxford y quien estudió el GERD en detalle, cree que es posible llegar a un acuerdo sobre el llenado del embalse antes del 15 de enero, pero que otras complicaciones aparecerán a partir de entonces.

"Es probable que las operaciones coordinadas entre los embalses a lo largo del Nilo sean objeto de una discusión continua, que podría durar años, décadas y hasta siglos", dijo.

Etiopía planea generalizar el acceso a la electricidad para 2025. Actualmente, la mitad de sus 110 millones de habitantes vive sin electricidad.

Aún en la capital los cortes de corriente son comunes, y durante el período de racionamiento eléctrico más reciente, en mayo y junio de 2019, podía durar semanas.

Dawit Moges, jefe de un laboratorio médico, explica que estos recortes han aumentado sus gastos a causa de su generador y han causado demoras en los resultados de los análisis de sangre.

En su opinión, el embalse es la única forma de garantizar una producción eléctrica estable. "Quiero que se termine lo antes posible y comience a producir", dice.

Esta opinión es compartida por Harsh Kothari, jefe del grupo Mohan, que tiene cinco fábricas que producen un poco de todo, desde zapatos hasta cables eléctricos y alambre de púas.

Un suministro regular de electricidad haría su negocio "mucho más competitivo" y le permitiría crecer.

En la represa, este tipo de charla es exactamente lo que motiva a Workey Tadele, un operador de radio, a trabajar todos los días.

"Estamos trabajando aquí por el bien del país", dijo. "Si tenemos electricidad, tendremos un futuro mejor", apuntó.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.