Saltar al contenido principal

EEUU redujo en noviembre su déficit comercial a su menor nivel en tres años

3 min
Anuncios

Washington (AFP)

El déficit comercial estadounidense registró en noviembre su nivel más bajo desde octubre de 2016, debido a un nuevo retroceso de las importaciones provenientes de China.

Los intercambios de bienes y servicios quedaron en un saldo de -43.100 millones de dólares, tras una caída de 8,2%, según datos del Departamento de Comercio revelados el martes.

La contracción fue mayor de lo previsto, pues los analistas preveían un déficit de 43.500 millones.

Las importaciones de bienes y servicios cayeron 1% hasta los 251.700 millones de dólares, y las exportaciones aumentaron 0,7% hasta 208.600 millones.

En noviembre, los estadounidenses importaron menos bienes de consumo, incluidos los teléfonos móviles, los juguetes y los muebles.

Por el contrario, exportaron más bienes de consumo, entre ellos joyas, obras de arte o cosméticos.

Las exportaciones del sector automotor también crecieron, y en el sector agrícola, las de soja, que habían caído en 2018 por la guerra comercial con China, repuntaron 21,9% en noviembre de 2019, y 23,3% entre enero y noviembre de 2019.

- Impulso al crecimiento -

Entre enero y noviembre el déficit comercial disminuyó 0,7%. Si esa baja se confirma para todo 2019, Estados Unidos lograría su primera reducción del déficit comercial en seis años.

Esas datos satisfarán al presidente Donald Trump que está buscando se reelección y darían un impulso al crecimiento del PIB estadounidense en el último trimestre.

El informe sobre la balanza comercial llega cuando Estados Unidos y China asordinaron su conflicto comercial y anunciaron un primer acuerdo sobre la guerra arancelaria que desde hace casi dos años libran ambas potencias y que ha tenido en ascuas a la economía mundial.

Trump dijo que el acuerdo con Pekín será firmado en la Casa Blanca el día 15 de este mes pero las autoridades chinas no han confirmado la fecha.

De todas formas se advierte un clima de distensión y el viernes pasado China anunció el levantamiento de varias restricciones a la inversión extranjera en su sector financiero, una decisión reclamada desde hace tiempo por Estados Unidos.

Trump desató en marzo de 2018 una sucesión de andanadas arancelarias contra China para forzarla a abrir su mercado a bienes estadounidenses y, a la vez, terminar con prácticas comerciales que considera desleales.

En noviembre las importaciones de bienes chinos bajaron 7,8%. Entre enero y noviembre la caída es de 16% luego de varios años en los que el déficit bilateral de Estados Unidos no paraba de crecer.

A la inversa cuando el nuevo acuerdo norteamericano de libre comercio con México y Canadá a está a un tris de ser ratificado por Estados Unidos, las importaciones desde esos dos países subieron desde inicios del año pasado: +27,8% con México y +23% con Canadá.

Con la Unión Europea, otro gran socio comercial, el déficit en el comercio de bienes subió 6,35 desde enero.

Trump se ha mostrado también amenazante con Europa y particularmente con Francia. Su gobierno amenazó el mes pasado con gravar hasta en 100% productos importados por 2.400 millones de dólares, entre ellos queso y champagne, como represalia a una "tasa digital" que afecta a gigantes de internet como Google, Apple, Facebook y Amazon.

Empero Francia y Estados Unidos se dieron 15 días de plazo para llegar a un acuerdo en el marco de la OCDE a condición de que hasta entonces Washington no imponga aranceles, dijo el martes el ministro francés de Finanzas Bruno Le Maire un día después de entrevistarse con el secretario estadounidense del Tesoro Steven Mnuchin.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.