Saltar al contenido principal

En plena crisis en Medio Oriente, Putin visita por sorpresa Siria

El presidente ruso, Vladimir Putin, se da la mano con el presidente de Siria, Bashar al-Assad, en Damasco, Siria, en este folleto publicado por SANA el 7 de enero de 2020
El presidente ruso, Vladimir Putin, se da la mano con el presidente de Siria, Bashar al-Assad, en Damasco, Siria, en este folleto publicado por SANA el 7 de enero de 2020 SANA
3 min

Vladimir Putin, presidente de Rusia, se encontró con Bashar al-Asad, presidente de Siria, y aliado de Irán, en Damasco. Sería su segundo viaje desde su intervención decisiva en medio de la guerra.

Anuncios

Con los ojos del mundo centrados en la creciente tensión entre Irán y Estados Unidos, el presidente ruso Vladimir Putin viajó por sorpresa a Damasco y se encontró con su homólogo de Rusia. Los aliados de Irán en la Guerra Siria sostuvieron la reunión en medio del hervidero que se vive en la región tras el ataque de Estados Unidos en Bagdad que acabó con la vida del general Qassem Soleimani.

Así, también lo confirmó la presidencia siria a través de un comunicado donde confirmó que “el presidente ruso, Vladimir Putin, realizó una visita a Damasco durante la cual se reunió con el presidente Asad".

El vocero del Kremlin, dijo que tras la reunión Putin había felicitado los esfuerzos por la reconstrucción y la “reintegración del estado sirio hacia su integridad territorial”.

Durante el encuentro, el comandante de las fuerzas rusas hizo una presentación de los lugares donde están sus tropas en el país, una fuerza que fue definitiva para inclinar la balanza a su favor en la guerra. En un momento donde las fuerzas de oposición estaban cerca de Damasco.

Si bien Putin había estado antes en Hmeimim, al noroeste del país, está sería la primera visita oficial del mandatario a la capital de su aliado. Desde allí el vocero dijo que “estaba claro que la paz volvía a las calles de Damasco”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, conversa con el presidente de Siria, Bashar al-Asad, en la mezquita de los Omeyas, en Damasco, Siria, el 7 de enero de 2020.
El presidente ruso, Vladimir Putin, conversa con el presidente de Siria, Bashar al-Asad, en la mezquita de los Omeyas, en Damasco, Siria, el 7 de enero de 2020. Agencia SANA vía Reuters

Asad agregó que el papel de Rusia ha sido fundamental para el “regreso de la paz a Siria y el combate contra el terrorismo”.

Aunque la guerra está lejos de terminar. Al norte del país, en Idlib, los opositores mantienen una fuerza importante en su último bastión. Las milicias kurdas, enfrentadas por las fuerzas turcas, mantienen el control en lo que consideran su territorio. Y en varios sectores del país operan fuerzas clandestinas Yihadistas remanentes de la desmantelada organización del Estado Islámico.
 

La visita en medio de las tensiones en Medio Oriente

Los dos aliados de Irán, se encuentran tras el ataque de Estados Unidos que acabó con la vida del popular general iraní, Qassem Soleimani, una de las figuras claves en la guerra Siria. El general fue el arquitecto de las operaciones de Irán en el Medio Oriente y murió en Irak tras una visita al país de Asad.

El papel de los dos aliados será esencial en el desarrollo del conflicto que se ha desatado tras ese operativo. Irán juró venganza y retaliación contra los objetivos estadounidenses en la zona y Estados Unidos aseguró que cualquier ataque será respondido, incluso “desproporcionalmente” como afirmó Trump.

En la guerra siria han muerto más de 380.000 civiles y millones han terminado como refugiados.


Con Reuters
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.