Saltar al contenido principal

Harry y Meghan buscan dar un “paso atrás” en sus funciones en la familia real británica

El príncipe Harry y su esposa Meghan visitan la Casa de Canadá en Londres, el 7 de enero de 2020.
El príncipe Harry y su esposa Meghan visitan la Casa de Canadá en Londres, el 7 de enero de 2020. © Daniel Leal-Olivas / Pool vía Reuters

El nieto de la reina Isabel II y su esposa expresaron que planean retirarse de sus roles como representantes de la monarquía británica y repartir su vida entre Reino Unido y Norteamérica. Desde el Palacio de Buckingham, señalaron que el caso está en una “etapa temprana” y es “complicado”.

Anuncios

La familia real británica enfrenta una nueva tormenta entre sus integrantes. El príncipe Harry, nieto de la reina Isabel II, y su esposa Meghan informaron su deseo de dar un “paso atrás” en sus funciones como representantes de la monarquía británica para enfocarse en otro estilo de vida e, incluso, lograr la independencia financiera de la corona.

Los Duques de Sussex hicieron el anuncio a través de una publicación en su cuenta de Instagram y dijeron que sus planes surgen de “muchos meses de reflexión y discusiones internas” y que este año encararán una “transición” para “forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución”.

En su comunicado, la pareja señaló que planea “equilibrar" su tiempo "entre Reino Unido y Norteamérica” aunque continuarán “honrando" el deber con la Reina, la Commonwealth y sus patrocinios.

Harry y la exactriz estadounidense Meghan Markle agregaron que dicho equilibrio geográfico les permitirá criar a su hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que le brindará a su familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de su "nueva entidad caritativa”.

Más allá de lo que parece una decisión firme, el Palacio de Buckingham emitió minutos después un comunicado en el que advierte que este posible “retiro” de los Duques de Sussex se encuentra aún en una “etapa temprana”.

“Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero estos son problemas complicados que llevará tiempo resolver”, agregó el breve documento.

Harry y Meghan no difundieron sus planes para alcanzar la pretendida “independencia financiera” de la corona, aunque, por ejemplo, el año pasado trascendió que el príncipe podría ser productor ejecutivo de un documental sobre salud mental con Oprah Winfrey para las plataformas de Apple.

Los Duques de Sussex mantienen una lucha contra la presión mediática

Harry, nieto de la reina Isabel II y sexto en la línea sucesoria al trono, y Meghan Markle se casaron en mayo de 2018 en una lujosa ceremonia llevada a cabo en el Castillo de Windsor y en mayo de 2019 tuvieron a su primer hijo, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, quien no recibió un título real.

Desde el inicio, los Duques de Sussex han luchado contra una intensa atención por parte de los medios británicos e internacionales, principalmente de los tabloides amarillistas.

El origen de Meghan Markle, proveniente del mundo del espectáculo y alejada en algunos aspectos de los cánones tradicionales de la realiza, fue foco de atención de los medios desde el inicio de la relación. En 2016, antes de su casamiento, Harry emitió un comunicado cuestionando a la prensa por someter a su entonces futura esposa a “una ola de abusos y acoso” al entrometerse en su vida privada.

La escalada de conflicto entre los Duques de Sussex y los medios llegó a un nuevo nivel en octubre de 2019, cuando Meghan inició acciones legales contra el periódico Mail on Sunday por la publicación de una carta privada, una acción poco habitual entre la realeza británica.

“Llega un momento en el que lo único que puedes hacer es enfrentarte a estos comportamientos porque destruyen a las personas y destruyen vidas”, justificó Harry.

En un documental emitido por el canal británico ITV semanas atrás, Harry evidenció los problemas que tiene el matrimonio para enfrentar el hostigamiento mediático.

“No me obligarán a jugar al juego que mató a mi madre”, lanzó en ese programa, en referencia a la princesa Diana de Gales, quien falleció en agosto de 1997 en París en un accidente de tránsito cuando era perseguida por varios ‘paparazzi’.

Los desacuerdos de Harry y su hermano William, otro foco de tensión en la familia real

La decisión de Harry y Meghan de alejarse de las actividades reales fue anunciada poco después de un descanso de seis semanas de sus funciones y un viaje a Canadá, donde Markle vivió siete años mientras rodaba la serie “Suits”, que los mantuvo alejados de la tradicional celebración de Navidad de la reina en la casa de campo de Sandringham.

Considerado el “rebelde” de la familia real británica, Harry ha sido un habitué de tomar caminos diferentes a los de sus familiares y, en los últimos tiempos, han trascendido las diferencias que mantiene con su hermano William, segundo en la línea sucesoria.

En una entrevista con ITV en octubre pasado, Harry admitió desacuerdos con su hermano, aunque dijo que la mayoría de lo publicado sobre las riñas entre ellos fueron “creados de la nada”. No obstante, remarcó que, por el hecho de estar bajo presión, “hay cosas que pasan inevitablemente”.

“Ciertamente, estamos en diferentes caminos en este momento, pero siempre estaré allí para él, y sé que él siempre estará allí para mí”, subrayó Harry en aquel momento.

Con Reuters, AP y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.