Saltar al contenido principal

Bolivia: El Gobierno interino se centra en encontrar corrupción durante la era Evo Morales

Momento en el que el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, durante la rueda de prensa de detención de María Palacios, muestra unas esposas dirigidas a Evo Morales en La Paz, Bolivia, el 8 de enero de 2020.
Momento en el que el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, durante la rueda de prensa de detención de María Palacios, muestra unas esposas dirigidas a Evo Morales en La Paz, Bolivia, el 8 de enero de 2020. © David Mercado / Reuters

Comenzó la persecución contra la corrupción en Bolivia. Primero, el miércoles, se anunció la investigación a 592 exautoridades del Gobierno de Evo Morales; a continuación, fue detenida María Palacios, presunta exsecretaria del exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, cuando trataba de llevar en avión 100.000 dólares a Argentina. Para Morales esta cruzada se salta la Constitución. 

Anuncios

El Gobierno interino de Bolivia está poniendo todas sus fuerzas en encontrar corrupción en los 14 años de Evo Morales en el poder, antes de las elecciones del 3 de marzo. 

El miércoles, después de anunciar la investigación por corrupción a 592 exautoridades del Gobierno de Morales desde 2006 hasta 2019, el ministro de Gobierno Arturo Murillo, en una rueda de prensa, presentó públicamente a María Palacios, detenida por la Policía en el aeropuerto de El Alto cuando pretendía viajar a Argentina con 100.000 dólares en efectivo. 

Según declaró el ministro, ese dinero iba a servir para financiar el evento que realizará el expresidente Evo Morales en Buenos Aires, el próximo 22 de enero.

Palacios habría sido secretaria del exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, aunque la acusada declaró que no tiene nada que ver con el exdirigente, y que el objetivo de su viaje era pagar sueldos y viáticos a funcionarios de la empresa venezolana PDVSA en Argentina. Las autoridades denunciaron que Palacios realizó más de 40 viajes desde septiembre de 2019.

Un funcionario de la policía boliviana enseña los 100.000 dólares confiscados a María Palacios en el aeropuerto de El Alto.
Un funcionario de la policía boliviana enseña los 100.000 dólares confiscados a María Palacios en el aeropuerto de El Alto. © David Mercado / Reuters

La orden de captura internacional contra Morales, en el aire

Todo tipo de noticias contradictorias tuvieron lugar durante la jornada del miércoles. Se esperaba que Evo Morales se fuese a desplazar a Chile para acudir a un foro sobre derechos humanos en Santiago de Chile. Así lo anunció el martes el senador de derechas chileno Ivan Moreira, quien además pidió que Morales fuese detenido en cuanto pisase suelo chileno. 

El miércoles, en La Paz, durante la rueda de prensa por la detención de María Palacios, el ministro de Gobierno Arturo Murillo, apareció con unas esposas y se dirigió al expresidente: “Aquí lo estamos esperando, que venga a Bolivia, acá están las esposas para llevarlo a (la prisión de) Chonchocoro".

Murillo también anunció que ante la visita de Morales a Chile, se iba a proceder a activar la alerta de Interpol contra el líder del MAS, quien enfrenta cargos por terrorismo y sedición en Bolivia.

Sin embargo, el expresidente boliviano descartó su presencia en Chile, alegando que nunca había tenido ninguna invitación al citado evento de Derechos Humanos. También, aprovechó para contestar vía Twitter a Murillo. 

 

 

Después de que Morales descartase su presencia en Chile, el fiscal general del Estado boliviano, en declaraciones a la red Erbol, desmintió al ministro Murillo y negó que el Ministerio Público haya activado la notificación roja de Interpol contra el expresidente.

El Gobierno interino, centrado en encontrar corrupción en el Gobierno de Evo Morales

El mismo miércoles fue anunciada la investigación que involucra a las exautoridades del Gobierno de Morales conjuntamente por el director general de Lucha contra la Corrupción, Mathías Kutsch, y el ministro interino de Justicia, Álvaro Coimbra.

"Se ha decidido iniciar las investigaciones para identificar quiénes son las personas que han cometido delitos de corrupción y han desviado los recursos públicos, que principalmente hayan derivado a otros países y que actualmente estén refugiados en el extranjero", indicó Kutsch en una rueda de prensa en La Paz.

Esta exhaustiva investigación incluye al expresidente, así como al exvicepresidente Álvaro García Linera, a exministros, exviceministros y anteriores jefes de gabinetes. También están bajo sospecha empresas que hayan administrado recursos del Estado, como el Fondo Indígena, la aerolínea Boliviana de Aviación, la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos y la firma Mi Teleférico, entre otras.

Por su parte, Evo Morales denunció en Twitter que este proceso viola la Constitución al presumir la culpabilidad de los investigados y por dictar condena sin que haya un juicio previo a los acusados. 

 

 

La investigación surgió después de una reunión entre los ministerios bolivianos de Justicia, Gobierno y Relaciones Exteriores, la Procuraduría General del Estado, la Unidad de Investigaciones Financieras, la Fiscalía y el grupo Star Gira que aprobaron la lista de las exautoridades que serán investigadas. 

Star Gira es una asociación creada en 2007 entre el Banco Mundial y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) que apoya los esfuerzos internacionales para poner fin a los refugios de fondos corruptos.

Esa entidad trabaja en Bolivia desde 2005 para facilitar la devolución de activos robados, según un boletín de ese Ministerio.
 

Con EFE y medios locales

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.