Saltar al contenido principal

Francia: huelga contra la reforma pensional alcanza los 36 días

Diversos gremios se sumaron al llamado de manifestación para rechazar la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno de Emmanuel Macron
Diversos gremios se sumaron al llamado de manifestación para rechazar la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno de Emmanuel Macron © Guillaume Horcajuelo / EFE

A las movilizaciones del sector de transporte, iniciadas el 5 de diciembre, se han sumado otros campos que atendieron el llamado de los principales sindicatos. En algunas zonas de París se han registrado enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Anuncios

Francia resultó afectada por una nueva jornada de protestas. Este 9 de enero, los sindicatos lograron recortar la producción de energía eléctrica y motivaron la salida de cientos de personas a las calles en compañía de líderes de diversos gremios con el fin de expresar su rechazo a la reforma en la ley de pensiones que lleva adelante el Gobierno de Emmanuel Macron.

Estas nuevas acciones se suman a las que mantiene, desde el 5 de diciembre, el sector transporte que ha disminuido la actividad en el sistema ferroviario, el Metro, y la red de transporte urbano, afectando principalmente a París y su región adyacente.

La empresa estatal francesa encargada del sistema ferroviario (SNCF) espera un día agitado debido a que más de la mitad de los trenes se encuentran sin operatividad al igual que el Metro parisino. En torno al transporte aéreo, la Dirección General de Aviación Civil instó a las compañías a anular un tercio de los vuelos programados con salida o destino a la localidad de Toulouse debido a que se esperan retrasos e irregularidades en el servicio.

Las movilizaciones han sumado otros sectores, entre ellos el que gestiona la operatividad de algunos monumentos como la Torre Eiffel en París, la cual permanecerá cerrada durante la jornada debido a que una parte de sus trabajadores se han sumado a las jornadas de huelga.

París, epicentro de la confrontación

De acuerdo con la Confederación General del Trabajo de Francia (CGT) alrededor de 370.000 personas se manifestaron en la capital del país este jueves. Por otro lado, cifras de la Policía refieren que unas 120.000 se movilizaron en las regiones.

En París, al caer la noche, se produjeron algunos enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de orden público. El hecho provocó el lanzamiento gases lacrimógenos y al menos unas 24 personas fueron detenidas por la Policía solamente en la capital. 

La agencia de noticias Reuters reportó que algunos manifestantes vestidos de negro y con sus rostros cubiertos pintaron lemas anarquistas en las fachadas de algunos edificios.

Sindicatos esperan retomar el impulso

De acuerdo con varios medios locales, para el 9 de enero estaban convocadas alrededor de 200 manifestaciones en todo el país. Los sindicados de extrema izquierda buscan retomar el impulso para rechazar el proyecto de reforma en un momento en el que la participación en la huelga de 36 días ha disminuido.

"La pelota está en el campo del gobierno. O escuchan o gobiernan en contra de la voluntad del pueblo", dijo a la prensa Philippe Martínez, jefe de la línea dura de la CGT.

¿Qué busca Macron con la reforma pensional?

En la actualidad, los trabajadores franceses gozan de un sistema de pensiones que se encuentra dividido en una serie de esquemas distintos. En este sentido, el jefe de Estado busca un único prototipo basado en puntos con lo que plantea que las contribuciones de todos los trabajadores, tanto del sector público como el privado, sean por igual.

No obstante, los sindicatos del sector público han denunciado que el sistema propuesto estaría afectando una serie de beneficios obtenidos y que ayudan a compensar los salarios menores a los del sector privado.

"Esta reforma anunciaría el fin de los servicios públicos en Francia (…) Si no hay beneficios de jubilación, no hay razón para permanecer en el sector público”, señaló el profesor Antoine Rouilly a la agencia Reuters.

Con su propuesta, Macron busca ofrecer incentivos para que las personas permanezcan en su vida laboral por más tiempo con el objetivo de pagar beneficios de jubilación más generosos en el mundo industrializado.

Para el mandatario, los innumerables beneficios especiales otorgados a los trabajadores disuaden la movilidad dentro del mercado laboral, especialmente dentro del sector público.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.