Saltar al contenido principal

A los 79 años muere el sultan de Omán, quien gobernó el país por medio siglo

El ataúd del sultán Qaboos bin Said de Omán viaja en un vehículo militar durante la procesión fúnebre en la ciudad de Mascate, el 11 de enero de 2020.
El ataúd del sultán Qaboos bin Said de Omán viaja en un vehículo militar durante la procesión fúnebre en la ciudad de Mascate, el 11 de enero de 2020. © Omán TV vía Reuters

Con casi 50 años en el poder, el sultán Qaboos bin Said era uno de los gobernantes árabes más antiguos, caracterizado por mantener una relativa neutralidad en los conflictos regionales. Su primo Haitham bin Tariq le sucederá en el cargo.

Anuncios

El sultán Qaboos bin Said de Omán, un pequeño país del Golfo Pérsico con una población de menos de cinco millones de habitantes, murió el viernes 10 de enero y su primo Haitham bin Tariq al-Said fue nombrado en su reemplazo.

De 79 años, soltero y sin descendencia, Qaboos era conocido como el decano de los monarcas árabes, por ser uno de los gobernantes más antiguos de Oriente Medio.

Su muerte se produjo en medio de las tensiones entre Estados Unidos e Irán, con quienes el país mantiene lazos amistosos, después de haber ayudado a mediar las conversaciones secretas en 2013 que condujeron dos años después al pacto nuclear internacional al que Washington renunció en 2018 (y que originó el repunte de la crisis actual).

France 24
France 24 © France24


La imparcialidad del sultán en los conflictos regionales se hizo evidente en varios momentos de la historia. Por ejemplo, Mascate, la capital de Omán, no se unió a una coalición militar liderada por Arabia Saudita que intervino en Yemen contra el movimiento hutí alineado con Irán.

Esa política de neutralidad y no injerencia del sultán fue la que elevó la posición de Omán como la "Suiza del Medio Oriente" y lo convirtió a él en un importante mediador. Muchos diplomáticos occidentales y árabes ven al sultanato como un modelo de equilibrio.

La causa de su muerte no se conoce, aunque padecía una enfermedad que se mantuvo por años como secreto de Estado y constantemente salía del país para someterse a tratamientos médicos en Europa. Omán y otros estados del Golfo declararon tres días de duelo oficial con banderas a media asta.

La bandera nacional de Omán ondea a media asta después de que se anunciara la muerte del sultán Qaboos bin Said en Mascate, Omán, el 11 de enero de 2020.
La bandera nacional de Omán ondea a media asta después de que se anunciara la muerte del sultán Qaboos bin Said en Mascate, Omán, el 11 de enero de 2020. © Christopher Pike/Reuters

El popular líder que derrocó a su padre

Respaldado por Occidente, Qaboos bin Said asumió el poder después de haber protagonizado un golpe de Estado sin sangre contra su propio padre en 1970, con la ayuda del antiguo poder colonial de Gran Bretaña.

Desde entonces, obtuvo un gran apoyo popular, como pudo evidenciarse en la procesión fúnebre por la calle Sultán Qaboos hacia la Gran Mezquita del Sultán Qaboos (llamados así en su honor), en medio de estrictas medidas de seguridad, con miles de personas acompañando el ataúd.

Miembros de las Fuerzas de Seguridad llevan el ataúd del difunto sultán Qaboos bin Said durante su funeral en Mascate, Omán, el 11 de enero de 2020.
Miembros de las Fuerzas de Seguridad llevan el ataúd del difunto sultán Qaboos bin Said durante su funeral en Mascate, Omán, el 11 de enero de 2020. © Sultan Al Hasani/Reuters


Los omaníes lloraron masivamente la muerte de un gobernante conocido por sus giras regulares por la nación para hablar con los ciudadanos, a menudo conduciendo su propio auto.

Su primo y ministro de Cultura asumirá el poder

Qaboos nunca quiso elegir a un sucesor, por lo que la responsabilidad quedó en manos de la familia real. Según la constitución omaní, tenían tres días para tomar una decisión y, si no llegaban a un acuerdo, la persona elegida por el difunto sultán en una carta sellada le sucedería.

La televisión estatal dijo durante una transmisión en vivo del funeral que la carta había sido abierta y que el nombre que figuró en el sobre sellado fue el de su primo Haitham bin Tariq al-Said, quien es ministro de Patrimonio y Cultura desde 1990, tras haber sido el primer jefe de la federación de fútbol de Omán a principios de la década de 1980.

(Archivo) El ministro de Cultura y Patrimonio de Omán, Sayed Haitham bin Tariq Al Said, asumió el poder tras la muerte de su primo.
(Archivo) El ministro de Cultura y Patrimonio de Omán, Sayed Haitham bin Tariq Al Said, asumió el poder tras la muerte de su primo. © Tariq AlAli/Reuters


En un discurso televisado, Haitham prometió mantener la política de Mascate de coexistencia pacífica y relaciones amistosas con todas las naciones. "Continuaremos ayudando a resolver las disputas pacíficamente", dijo.

El nuevo sultán asume el poder con grandes desafíos, que van desde las maltrechas finanzas estatales (sus bonos son calificados como basura por las tres principales agencias calificadoras) hasta el alto desempleo.

Con EFE, Reuters y AFP
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.