Saltar al contenido principal
Economía

Irán: nuevas sanciones de Estados Unidos podrían profundizar crisis económica

© France 24

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, anunció el 10 de enero sanciones económicas adicionales en contra de Irán. El objetivo de la acción es que el gobierno iraní “detenga la financiación del terrorismo global”. Esta situación podría golpear aún más la economía de la nación islámica, ya afectada por multiples sancciones.

Anuncios

Irán se alista para hacer frente a una nueva ronda de sanciones por parte de Estados Unidos. De acuerdo con el secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, estas acciones estarían orientadas a por lo menos 17 productoras de hierro y acero que, según sus palabras, “proporcionan millones de dólares de apoyo al Gobierno iraní”. 

Desde el año 2018 Irán se ha visto afectado por el retorno de sanciones económicas luego que Estados Unidos se retiró del Acuerdo Nuclear con Irán (firmado en el año 2015 y en el que además forman parte Rusia, China, Reino Unido, Francia, Alemania y la Unión Europea). Este pacto le había permitido una recuperación financiera a la nación gracias al levantamiento de medidas que le impedían comerciar con el resto del mundo. 

Entre 2015 y parte de 2018, Irán pudo gozar de buena salud económica. De acuerdo con el Banco Mundial, la nación después de cerrar con un crecimiento negativo en el año 2015 (-1,3%) aumentó a 13,3% al año siguiente y luego empezaría un proceso decreciente hasta fijar una contracción de 9,5% en el año 2019 de acuerdo con cifras del Fondo Monetario Internacional. 

2018, inicio de la crisis 

Una de las primeras consecuencias de la tensión entre Estados Unidos e Irán fue una caída en el valor de la moneda, el rial iraní. 

La caída en las exportaciones petroleras fue otra consecuencia de las medidas tomadas por Estados Unidos. Washington no sólo sancionó a Irán sino que amenazó con aplicar penalizaciones a las naciones que compran petróleo iraní. Las sanciones aplicadas solo eximieron a ocho naciones por un corto período de tiempo. 

En mayo de 2019 la agencia de noticias Reuters, que cita a diversas fuentes, informó que la exportación petrolera de Irán había caído a 500.000 barriles por día. La misma nota refiere que en abril de 2018 (un mes antes del retiro estadounidense del acuerdo) la exportación de crudo iraní estuvo por el orden de los 2.500.000 barriles diarios. 

Por otro lado, el informe hace referencia a que desde el restablecimiento de las sanciones, Irán no proporciona datos de sus producción petrolera a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). 

A nivel interno los iraníes se vieron perjudicados por una pérdida del poder adquisitivo debido a la alta inflación. Este indicador, que había disminuido entre 2015 y 2018, se ubicó en 30,5% en 2018 y podría alcanzar 35,7 en 2019 según el último informe del Fondo Monetario Internacional

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.