Saltar al contenido principal

Irán admite el derribo del avión ucraniano tras confundirlo con un misil de crucero

Restos del avión ucraniano siniestrado el miércoles 8 de enero cerca de Teherán, con 176 pasajeros a bordo.
Restos del avión ucraniano siniestrado el miércoles 8 de enero cerca de Teherán, con 176 pasajeros a bordo. © Reuters

Irán reconoció que derribó el avión ucraniano siniestrado el miércoles 8 de enero cerca de Teherán, la capital iraní. Las Fuerzas Armadas de Irán reconocieron su responsabilidad mientras el presidente habla de “un error humano”, después de haber negado en primera instancia la hipótesis de un impacto con misil.

Anuncios

Las Fuerzas Armadas iraníes admitieron este sábado 11 de enero el derribo “involuntario” del Boeing 737 -con 176 pasajeros a bordo- por un error que se debió a “una situación muy delicada y de crisis”. Según las autoridades iraníes la nave se situó cerca de un centro militar de la Guardia Revolucionaria con “una altura y una posición de vuelo de un objetivo enemigo”.

La Guardia Revolucionaria ha aceptado la “responsabilidad total” del incidente, alegando que el avión ucraniano fue identificado erróneamente como un "misil de crucero", según las declaraciones del comandante de la Fuerza Aeroespacial de este cuerpo militar de élite, Amir Alí Hayizadeh, en la televisión estatal iraní. Según Hayizadeh, antes de disparar, trató de contactar con sus mandos para obtener la aprobación, pero el sistema de comunicación dio error y tomó “una mala decisión”.

La Guardia Revolucionaria reconoció que la decisión se tomó en diez segundos y “sin informar”

En un primer momento, las autoridades iraníes negaron esta hipótesis que lanzaron varios países, afirmando que el incidente se produjo por un fallo mecánico, negando rotundamente la posibilidad de que sus misiles derribaran el avión.

Por ello, la Guardia Revolucionaria se ha retractado –emitiendo comunicados en la televisión y las redes sociales- “todo el sistema defensivo estaba en el más alto nivel de alerta (…) y se anunció mediante el sistema integrado que se habían lanzado unos misiles del crucero contra el país. En estos momentos, el sistema se enfrenta, a una distancia de 19 kilómetros, con un objetivo que se distingue con un misil de crucero”, expresó Hayizadeh, aclarando que no querían ocultar el error.

Momentos antes del siniestro del avión de pasajeros, Irán había efectuado un ataque con misiles contra dos bases estadounidenses en Irak, como respuesta al ataque orquestado por Estados Unidos que, días antes, terminó con la muerte del general de las Fuerzas Al Quds, Qassem Soleimani, lo que desató una escalada de tensión entre Teherán y Washington.

Las Fuerzas Armadas atribuyeron el error a la escalada de tensión con Washington, tras las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, y comandantes de ese país de “tomar como objetivo una serie de lugares en el territorio de la República Islámica en caso de que haya una operación recíproca (…) estaban en el más alto nivel de alerta”.

Los líderes iraníes piden disculpas y aceptan el “error”

El presidente iraní, Hasan Rohani, fue el primero en reaccionar, lamentando la muerte de tantas “personas inocentes debido a errores humanos y disparos equivocados”. También señaló que “este doloroso accidente no es algo que pueda pasarse por alto fácilmente”. Rohaní pidió “más investigación para identificar todas las causas y raíces de esta tragedia y enjuiciar a los responsables de este error imperdonable”.

Por su parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, alegó en Twitter que “el error humano en un momento de la crisis causada por la temeridad política estadounidense condujo al desastre”. Y mostró sus condolencias “arrepentimiento y disculpas” al pueblo de Irán, las familias de las víctimas y todas las naciones afectadas.

Mientras que el líder supremo de Irán, Alí Jameneí exigió depurar responsabilidades y ordenó a las Fuerzas Armadas que lleven a cabo una investigación por las “posibles irregularidades” que provocaron el siniestro y urgió a tomar “las medidas necesarias para evitar que se repitan tales incidentes”.

Primeras reacciones internacionales y críticas a Irán

La noticia ha causado fuertes críticas a Irán tanto dentro del país como a nivel internacional. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, declaró que espera de Irán un “pleno reconocimiento de culpabilidad” por el incidente que acabó con la vida de los 176 pasajeros, la mayoría canadienses e iraníes, pero también suecos, alemanes, británicos y ucranianos.

Zelenski reclamó justicia y una compensación a las víctimas a través de su cuenta de Twitter: “La mañana ha traído la verdad. Ucrania insiste en un pleno reconocimiento de la culpabilidad. Esperamos de Irán que lleve a los responsables ante la Justicia, devuelva los cuerpos, pague una indemnización y publique una disculpa oficial. La investigación tiene que ser completa, abierta y debe continuar sin retrasos u obstáculos”. Además, Zelenski acordó con el presidente francés, Emmanuel Macron, que sean expertos franceses quienes descifren las cajas negras.

Por su parte, el director de la aerolínea Ukraine International Airlines (UIA), a la que pertenecía el avión siniestrado, Evgeny Dykhne, dijo que la nave siniestrada no había recibido ninguna advertencia del aeropuerto de Teherán sobre una posible amenaza antes de despegar y que Teherán “debería haber cerrado su espacio aéreo” en medio de las tensiones con Washington. Además, informó de que la aerolínea ha cambiado todas sus rutas y no volarán sobre territorio iraní.

Se esperan todavía la redacción de Donald Trump, pero un oficial anónimo de la Casa Blanca dijo que Irán “ha cometido un terrible error” de “consecuencias devastadoras”.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que el enfoque de su Gobierno sigue siendo la petición de “rendición de cuentas, la transparencia y la justicia para las familias y los seres queridos de las víctimas”, alegando que espera la plena cooperación de las autoridades iraníes.

Otro de los líderes internacionales que han reaccionado este sábado a las últimas noticias del avión siniestrado fue Boris Johnson. El primer ministro británico dijo en un comunicado que “la admisión de Irán de que el vuelo 752 de Ukraine International Airlines fue derribado por error por sus propias fuerzas armadas es un primer paso importante”.

Entre los 176 fallecidos hay cuatro ciudadanos británicos. "Ahora necesitamos una investigación internacional integral, transparente e independiente y la repatriación de los fallecidos. El Reino Unido trabajará en estrecha colaboración con Canadá, Ucrania y nuestros otros socios internacionales afectados por este accidente para garantizar que esto suceda", dijo Johnson.

Los iraníes respondieron, por su parte, con rabia, dolor y fuertes críticas contra las autoridades de su país, especialmente a través de las redes sociales que se llenaron con fotografías de las víctimas de la tragedia con las etiquetas de #compratiota_asesino y #error_humano en farsi.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.