Saltar al contenido principal

Escocia vuelve a la carga: miles marcharon para pedir un nuevo referendo de independencia

Unas 100.000 personas marcharon por la independencia de Escocia del Reino Unido en Glasgow, el 11 de enero de 2020.
Unas 100.000 personas marcharon por la independencia de Escocia del Reino Unido en Glasgow, el 11 de enero de 2020. © Russell Cheyne / Reuters

En la calle, los escoceses marchan para pedir un segundo referendo. La ministra principal Nicola Sturgeon, trata de convencer a Boris Johnson para que permita el plebiscito pero el primer ministro británico siempre ha negado esta posibilidad, que los laboristas empiezan a apoyar, en una región contraria al Brexit y donde los independentistas obtuvieron la mayoría de los escaños en las elecciones de diciembre del 2019. 

Anuncios

Fue la primera de las ocho manifestaciones proindependencia previstas para el 2020; año que se espera crucial para el futuro del encaje territorial de Escocia en el Reino Unido. 

La marcha del sábado 11 de enero, organizada por la asociación Todo Bajo Una Pancarta (AUOB), juntó, según los organizadores, a más de 100.000 personas en Glasgow, la ciudad más poblada de la región.

Este repunte del independentismo en Escocia es consecuencia de los resultados de las elecciones del 12 de diciembre en el Reino Unido, en las que los nacionalistas escoceses del SPN logaron 48 de los 59 escaños de Escocia. También significa el claro rechazo de la población escocesa al Brexit, como demostraron el 62% de los votos favorables en el referendo de 2016 para continuar en la Unión Europea.

Se trata de la primera de las ocho manifestaciones por la independencia que se esperan para el 2020.
Se trata de la primera de las ocho manifestaciones por la independencia que se esperan para el 2020. © Russell Cheyne / Reuters

Nicola Sturgeon, con el objetivo de convencer a Boris Johnson

El día después de los comicios de diciembre, Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia, presentó una propuesta formal para que Boris Johnson, jefe del Gobierno Británico, accediese a negociar un nuevo referendo de independencia del Reino Unido.

La postura oficial de Johnson siempre fue la del rechazo a un segundo plebiscito; sin embargo, tras publicar Sturgeon un documento de 38 páginas titulado "El derecho a decidir de Escocia", el primer ministro británico declaró que le daría una "cuidadosa consideración". 

El referendo es para los nacionalistas escoceses "un mandato democrático", pero necesita que Johnson transfiera los poderes recogidos en la llamada Sección 30 del ordenamiento, que le darían al Parlamento escocés la capacidad de convocar un nuevo referendo de independencia. 

Los laboristas apoyan un segundo referendo de independencia

Esta posibilidad es cada vez más posible entre el segundo partido británico. El exsecretario del Gobierno y diputado laborista Ben Bradshaw declaró, en el periódico alemán Der Tagesspiegel, que estaba seguro que Escocia se independizaría en unos nuevos comicios y apeló a que su partido reconociese el derecho de autodeterminación de los escoceses.

En esta línea, el pasado jueves, The Guardian reveló que el partido Laborista estaba pensando respaldar un segundo referendo tras un cambio de estrategia del líder del partido, Richard Leonard. 

Por el momento, la siguiente marcha prevista para este año se celebrará en abril en la localidad de Abroath, en el marco de los 700 años de la declaración de independencia de Escocia. 

Con medios locales

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.