Saltar al contenido principal

Primer ministro de Australia reconoce que pudo “haber actuado mejor” en la gestión de los incendios

Adaptado por France 24
Adaptado por France 24 © France24

Scott Morrison ha sido fuertemente criticado por lo que sus detractores consideran una pobre respuesta frente a los devastadores incendios que, desde su inicio en septiembre de 2019, han dejado al menos 28 muertos. El mandatario prometió iniciar una investigación pública al respecto.

Anuncios

La crisis desatada por las conflagraciones en Australia se está tornando cada vez más política a medida que el país analiza las causas y la respuesta del gobierno a los graves incendios forestales que azotan su territorio desde septiembre pasado.

“Hay cosas que hubiera podido manejar mucho mejor en el terreno”, reconoció el primer ministro australiano, Scott Morrison, a quienes lo acusan de haber cometido errores en su gestión.

En entrevista televisiva con la cadena pública de televisión estadounidense ABC, el mandatario anunció que se pondrá en marcha una investigación pública sobre la presunta ineficacia de las autoridades en la respuesta a la crisis ambiental que ya deja al menos 28 muertos y miles de casas calcinadas.

Su disculpa llega después de que el viernes 10 de enero miles de personas se manifestaran en varias ciudades de Australia y otros países del mundo para pedir su dimisión, además de exigirle más acciones contra el cambio climático.

Un grupo de manifestantes sostiene pancartas durante una protesta sobre el cambio climático en Sídney, Australia, el 10 de enero de 2020.
Un grupo de manifestantes sostiene pancartas durante una protesta sobre el cambio climático en Sídney, Australia, el 10 de enero de 2020. © Paul Braven vía Reuters


“Estos son entornos emocionales bastante crudos. Debo decir que en un 95%, las respuestas que he recibido en estos casos han sido muy positivas. Pero esos son ambientes sensibles, son ambientes muy emocionales, el primer ministro también es un hombre de carne y hueso”, dijo en su defensa.

 

Morrison ha sido blanco de críticas por su defensa de industrias contaminantes como la del carbón y por haberse negado en más de una ocasión a relacionar la crisis climática con el agravamiento de los incendios forestales. En un tuit, prometió invertir el dinero que sea necesario para actividades de recuperación y reconstrucción.
 


El primer ministro hace parte de Partido Liberal, un movimiento de centro derecha que ha recibido el respaldo de las grandes empresas de carbón y minería. 

El conservador fue muy cuestionado por irse de vacaciones sin avisar a Hawái (Estados Unidos) en plena crisis antes de Navidad y durante sus visitas a las zonas afectadas ha sufrido el rechazo de algunos vecinos no han querido darle la mano o lo han insultado.

Promesas por cumplir

Las políticas gubernamentales para hacer frente a los efectos de la crisis climática y para alejar el país de la dependencia de los combustibles fósiles son el foco de las críticas contra Scott Morrison, quien prometió que “el Gobierno continuará con sus esfuerzos para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones”.

En ese sentido, propondrá una revisión nacional de la respuesta al desastre, a medida que los incendios siguen consumiendo parte del territorio y cobrando vidas: un bombero muerto en la noche del sábado en el estado de Victoria se convirtió en la víctima número 28.

"Obviamente hay una necesidad de una revisión nacional de la respuesta". Al ser preguntado sobre si debería ser una poderosa investigación judicial, Morrison dijo que "creo que eso es lo que sería necesario y llevaré una propuesta a través del gabinete para ese fin, pero debe hacerse con consultas con los estados y territorios".

La investigación examinaría la respuesta a la crisis, incluido el despliegue de servicios de emergencia para combatir los incendios a nivel estatal y local, el papel del gobierno federal y el impacto del cambio climático.

El bosque australiano ha estado ardiendo durante más de tres meses y se estima que los incendios han destruido 2.000 hogares y consumido más de ocho millones de hectáreas de tierra y vida silvestre, una extensión equivalente a la de un país como Irlanda.

Con EFE, Reuters y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.