Saltar al contenido principal

El asesino del periodista eslovaco Jan Kuciak se declaró culpable

Imagen de archivo del 19 de diciembre de 2019 durante una de las audiencias en el juicio por el asesinato del periodista eslovaco Jan Kuciak. En el centro, Miroslav Marček, quien este 13 de enero de 2020 se declaró culpable como autor material del crimen. Pezinok, Eslovaquia.
Imagen de archivo del 19 de diciembre de 2019 durante una de las audiencias en el juicio por el asesinato del periodista eslovaco Jan Kuciak. En el centro, Miroslav Marček, quien este 13 de enero de 2020 se declaró culpable como autor material del crimen. Pezinok, Eslovaquia. © Radovan Stoklasa/Reuters

Uno de los acusados admitió que participó en el crimen del periodista que denunciaba los nexos de la mafia italiana con algunos políticos y empresarios de su país y que fue asesinado junto con su prometida en febrero de 2018.

Anuncios

La noche del 21 de febrero de 2018, un hombre entró a la casa de la arqueóloga Martina Kušnírová y del periodista Jan Kuciak en el poblado de Velká Mača, a 60 kilómetros de Bratislava, y les quitó la vida. Hoy la justicia de Eslovaquia inició el juicio contra cuatro sospechosos del crimen, que constituye el primer asesinato de reportero por causas asociadas a su oficio en la historia del país. 

Como su prometida, Kuciak tenía entonces 27 años. El comunicador venía trabajando para su portal, Aktuality.sk, con el Centro Checo de Periodismo Investigativo (CCIJ, por sus siglas en inglés), el Proyecto de Reportería Investigativa en Italia (IRPI) y Proyecto de Reportería sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP). La historia: una compleja red de corrupción que vinculaba a la mafia italiana, puntualmente al clan Ndrangheta, con empresarios y políticos en Eslovaquia. 

La admisión de la culpabilidad 

Este lunes 13 de enero, el exmilitar Miroslav Marček se declaró culpable de participar en el crimen. Aunque al principio negó estar involucrado, en abril de 2019, cuando ya se encontraba en prisión preventiva, Marček admitió que fue él quien disparó contra Kuciak y Martina Kušnírová, una confesión que ratificó un mes después.

Además de Marček, en el banquillo se sientan otros tres sospechosos: su primo, el expolicía Tomáš Szabo, acusado también de ser otro de los autores materiales; Alena Zsuzsová, considerada intermediaria, y el empresario Marián Kočner, un controvertido hombre de negocios cuyos vínculos con el crimen organizado denunció Kuciak antes de ser asesinado y que se cree es quien encargó el crimen.

Zsuzsová y Szabo han mantenido hoy su inocencia, mientras que Kocner confesó uno de los cargos: comercio ilícito de armas, mientras que rechazó la alegación de estar involucrado en los asesinatos. Los cuatro pueden ser condenados a cadena perpetua revisable, mientras que un quinto acusado confesó su implicación y, tras haber sido juzgado aparte, ha recibido una pena de 15 años.

Este lunes, el juicio es seguido de cerca por el equipo de OCCRP, además de decenas de periodistas, muchos de ellos extranjeros, que llegaron hasta el juzgado de Pezinok.

Un escándalo que llevó a la renuncia del entonces primer ministro

En los días siguientes al asesinato de Jan y Martina, la indignación se tomó las calles de Eslovaquia. Con fotos y flores, se hicieron homenajes a la memoria del periodista y su prometida y, en paralelo, incrementaron las protestas por la corrupción en el país. Kuciak venía trabajando en un reportaje en el que rastreaba el rol de personajes como Antonino Vadala, un empresario italiano que había huído del país y estaba radicado en Eslovaquia. Allí había establecido nexos con empresarios y políticos y era partidario del entonces primer ministro Robert Fico.

Una de las conmemoraciones en el primer aniversario del asesinato de Martina Kušnírová y del periodista Jan Kuciak. Bratislava, Eslovaquia, 21 de frebrero de 2019.
Una de las conmemoraciones en el primer aniversario del asesinato de Martina Kušnírová y del periodista Jan Kuciak. Bratislava, Eslovaquia, 21 de frebrero de 2019. © David W. Cerny/Reuters

Luego del crimen, muchos empezaron a pedir la renuncia del mandatario, quien finalmente dio un paso al costado a finales de marzo de 2018. Algunas organizaciones como OCCRP y POLITICO, entre otras, se han encargado de continuar investigando a partir de los avances que había dejado Kuciak.

 

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.