Saltar al contenido principal

Tras 18 meses de tensiones, Estados Unidos y China firman acuerdo comercial 'Fase uno'

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto al viceprimer ministro chino, Liu He, firmaron la "Fase uno" del acuerdo comercial en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, el 15 de enero de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto al viceprimer ministro chino, Liu He, firmaron la "Fase uno" del acuerdo comercial en la Sala Este de la Casa Blanca en Washington, el 15 de enero de 2020. © Kevin Lamarque/Reuters

El acuerdo, entre otras cosas, contempla un aumento en la compra de productos agrícolas por parte de China además de un compromiso de la nación asiática para establecer algunas reformas.

Anuncios

Estados Unidos y China, las economías 1 y 2 del mundo, firmaron este 15 de enero el Acuerdo Comercial ‘Fase uno’, el cual supone ser el primer paso para poner fin a una tensión que suma 18 meses y que ha afectado el crecimiento financiero de ambos países y también el global. 

El presidente estadounidense, Donald Trump, lideró el acto llevado a cabo en la Casa Blanca donde, además de sus principales negociadores, estuvo presente el viceprimer ministro chino, Liu He.

Desde mediados del año 2018, China y Estados Unidos iniciaron una tensión comercial basada en la imposición mutua de aranceles, luego de que el mandatario estadounidense decidiera llevar adelante un programa proteccionista definido como 'América First' (América primero), orientado a disminuir el déficit comercial.

¿Qué comprende el acuerdo 'Fase uno'?

El acuerdo fue alcanzado a mediados del mes de diciembre de 2019, tras un largo proceso de negociación. Este comprende, entre otras cosas, un aumento en torno a las compras agrícolas por parte de China y también un mayor compromiso respecto al establecimiento de algunas reformas por parte de la nación asiática. 

De acuerdo con el texto emitido el 15 de enero, China prevé comprar unos USD 76.700 millones en productos estadounidenses durante el primer año del nuevo pacto. Asimismo, tiene programada una adquisión por USD 123.300 millones para el segundo año. 

Este aumento de USD 200.000 millones en dos años incluye alrededor de USD 77.700 millones en ventas de productos manufacturados, unos 52.400 millones de dólares en compras de energía y otros 37.900 millones en compras de servicios. 

"Este acuerdo funcionará si China quiere que funcione. Las personas con las que estoy tratando en China quieren que funcione", dijo Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, tras la firma.  

Mientras tanto, Estados Unidos se comprometió a suspender una nueva ronda de aranceles (de 15% sobre bienes chinos por un valor de 160.000 millones de dólares y que entrarían en vigencia el 15 de diciembre) y reducir hasta un 7,5% los aranceles de 15% a importaciones chinas por un valor de 120.000 millones y que entraron en vigor el 1 de septiembre de 2019. 

No obstante, los aranceles del 25% impuestos a productos chinos por un valor de 250.000 millones de dólares se mantendrán. Durante el acto protocolario de la firma del acuerdo, el jefe de la Casa Blanca informó que esta tarifa se eliminaría tan pronto culminen las negociaciones de la ‘Fase dos’. 

"Los dejo porque, de lo contrario, no tenemos tarjetas para negociar (…) Pero todos (los aranceles) saldrán tan pronto como terminemos la 'Fase dos'”, explicó el mandatario. 

A través de una carta enviada al presidente Trump, y que fue leída por el viceprimer ministro He, Xi Jinping expresó que recibe con beneplácito el acuerdo comercial con Estados Unidos al tiempo que espera mantener un contacto cercano con el líder estadounidense. 

Con Reuters 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.