Saltar al contenido principal

Nicolás Maduro invita a la ONU y la Unión Europea a observar las elecciones legislativas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, brinda su discurso anual ante la Asamblea Nacional Constituyente en Caracas, el 14 de enero de 2020.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, brinda su discurso anual ante la Asamblea Nacional Constituyente en Caracas, el 14 de enero de 2020. © Manaure Quintero / Reuters
6 min

En su discurso anual ante la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, el presidente de Venezuela reiteró su intención de celebrar comicios parlamentarios en 2020 para renovar la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. El mandatario abrió las puertas a misiones de distintos organismos, pero excluyó a la OEA.

Anuncios

Con aplausos dentro del recinto y cientos de seguidores expresando su apoyo fuera de él, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, brindó su discurso anual ante la Asamblea Nacional Constituyente, compuesta por más de 500 miembros de corte oficialista.

En una extensa intervención desde la tribuna de oradores, Maduro repasó varios temas de la coyuntura del país, inmerso en una crisis política, económica y social sin precedentes.

Entre las líneas trazadas por Maduro, se destacó la intención de convocar a elecciones legislativas para renovar la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, durante 2020 y abrió las puertas a la participación de misiones de observación de distintos organismos, a excepción de la Organización de Estados Americanos (OEA),  para garantizar la transparencia de esos comicios.

El mandatario se mostró dispuesto a recibir delegaciones de la Unión Europea (UE) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) “para que vengan a ver cómo el pueblo de Venezuela, un pueblo libre, elige su nueva Asamblea Nacional”.

En la nómina de entidades bienvenidas a Caracas, Maduro agregó a la Unión Africana (UA) y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), pero descartó tajantemente a la OEA y, sobre todo, a su secretario general, Luis Almagro.

“Lo que no entrará en este país es Luis Almagro; bandido y basura de la historia. Ni la OEA ni Luis Almagro entran en este país nunca más”, sentenció.

En ese sentido, Maduro aseguró que el Consejo Nacional Electoral (CNE), fuertemente cuestionado por la oposición debido a la cercanía de sus funcionarios con el Gobierno, debe preparar “las más amplias garantías” para las elecciones legislativas, “más de las que aún se han tenido”.

La renovación de autoridades del CNE es uno de los reclamos de un amplio sector de la oposición, que considera que Maduro fue reelecto en 2018 en elecciones fraudulentas, por lo que, para esa facción, primero se deben realizar comicios presidenciales antes que legislativos.

Al margen de esto, el presidente venezolano reiteró la convocatoria a la Mesa de Diálogo Nacional, que en este momento integran el oficialismo y un sector minoritario de la oposición, para que trabaje de cara al proceso electoral legislativo que pretende llevar a cabo este año.

Maduro anunció la venta de petróleo en la criptomoneda petro

En otro pasaje de su discurso, Nicolás Maduro anunció la venta de 4,5 millones de barriles de petróleo en la criptomoneda petro, la divisa digital venezolana lanzada en 2018 y que, desde entonces, no ha contado con demasiada acogida.

Según el presidente venezolano, el objetivo es llegar a “vender toda la producción petrolera en petro”, por lo que también ordenó iniciar “la oferta regular en petro de 50 mil barriles diarios”, a la vez que deseó que “toda la gasolina” de la empresa estatal PDVSA “para aviones que cubren rutas internacionales” se venda en petro.

Desde su lanzamiento hace casi dos años, el Gobierno de Maduro ha intentado instalar el petro como mecanismo de evasión de las sanciones internacionales, pero rápidamente Estados Unidos prohibió su uso mientras que Rusia, aliado de Venezuela, aún no tiene previsto aceptar su utilización en transacciones bilaterales.

Posteriormente, el Ministerio de Comunicación e Información aseguró a través de Twitter que la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) venderá un millón de toneladas de hierro briquetado en petro y que en esa criptomoneda se cobrarán “todos los servicios de la República Bolivariana de Venezuela, todos del Estado venezolano, que actualmente estén cobrando tasas, tarifas y comisiones en divisas”.

En su discurso, Maduro reconoció que “a mucha gente no le gusta cambiar al petro porque tiene sus negocios en dólares” y ubicó en ese grupo a las “mafias de gestores y ladrones”, por lo que la criptomoneda venezolana “les corta las manos a las mafias”.

Para Maduro, Estados Unidos falló en su plan de “desestabilizar” a Venezuela

Maduro también dedicó un tramo de su discurso a Estados Unidos, país al que acusó de querer “desestabilizar” a Venezuela con las sanciones económicas durante 2019, aunque falló en esa misión.

“Nos hicieron daño en 2019. La guerra económica continuó intensificándose por distintas vías. En especial, el imperio ha pretendido y pretende atarnos de pies y manos en materia financiera. No lo han logrado, pero sí han limitado sensiblemente nuestra capacidad en ese terreno”, admitió.

No obstante, Maduro sostuvo que “desde Washington pensaban que todo estaba listo para el asalto final” y que “2019 iba a ser el año de la caída de la Revolución Bolivariana”, pero ese intento fue “un fracaso sin atenuantes para el imperio y sus lacayos”.

Por otro lado, el mandatario pidió elevar “la capacidad de defensa de la patria” frente a presuntos “planes imperiales” liderados por “la oligarquía colombiana y (el presidente brasileño) Jair Bolsonaro”.

"Si se atreven (Colombia y Brasil a llevar adelante una agresión contra Venezuela) les vamos a reventar los dientes”, advirtió.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.