Saltar al contenido principal

“El Gobierno mexicano nos dijo que no los dejarán pasar”: Guatemala a migrantes hondureños

Personas, que hacen parte de una caravana de migrantes que se dirige hacia Estados Unidos, caminan por una carretera en Agua Caliente, Guatemala, 16 de enero de 2020.
Personas, que hacen parte de una caravana de migrantes que se dirige hacia Estados Unidos, caminan por una carretera en Agua Caliente, Guatemala, 16 de enero de 2020. © Fabricio Alonso / Reuters

Una nueva caravana de migrantes va rumbo a Estados Unidos, más de 1.000 cruzaron el territorio guatemalteco provenientes de San Pedro Sula y lo hicieron coreando un contundente mensaje: “fuera Juan Orlando Hernández”. 

Anuncios

El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, se estrenará con una prueba de fuego. Un grupo de cientos de ciudadanos hondureños que buscan migrar a Estados Unidos llegó a su país y, de ese paso en adelante, el destino de los migrantes será incierto.

Giammattei, proveniente de un partido conservador, pero férreo opositor de los muros, heredó un acuerdo que ha sido duramente criticado por los organismos de Derechos Humanos. Luego de fuertes presiones del Gobierno de Donald Trump, aceptó ser un tercer país donde los peticionarios de asilo de Honduras y El Salvador deban esperar su respuesta del proceso de solicitud para ser recibidos en Estados Unidos.

Las organizaciones de DD. HH. insisten en que Guatemala no es un país garante para los migrantes, debido a sus índices de pobreza y violencia no muy distintos a los países de procedencia de los que huyen.

El presidente de Guatemala se reunió con el ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard y, luego, dijo a periodistas que ese gobierno no iba a permitir el paso de los migrantes e incluso: “que van a hacer todo lo que esté en su poder para detener su avance”.

El canciller mexicano no ha respondido sobre este tema. Pero lo cierto es que ese país también llegó a acuerdos para militarizar su frontera sur y endurecer los controles tras varias amenazas de sanciones tributarias por parte del gobierno de Trump, que ha usado su lucha contra la “migración ilegal” como arma en su discurso político.

Una persona, parte de una caravana de migrantes que se dirige hacia los Estados Unidos, descansa cubierta con una bandera nacional de Honduras, en la frontera entre Honduras y Guatemala en Agua Caliente, Honduras, 15 de enero de 2020.
Una persona, parte de una caravana de migrantes que se dirige hacia los Estados Unidos, descansa cubierta con una bandera nacional de Honduras, en la frontera entre Honduras y Guatemala en Agua Caliente, Honduras, 15 de enero de 2020. © Fotografía tomada el 15 de enero de 2020. Stringer / Reuters


"Acá (en Honduras) no hay trabajo. No hay nada. Por eso huimos hacia Estados Unidos"

En ese contexto, el grupo de familias que salieron de San Pedro Sula, una ciudad afectada por la violencia de pandillas, el narcotráfico y los homicidios, se encuentra en una especie de limbo que se hace más denso a medida que se acerca a la frontera mexicana.

Uno de los migrantes dijo a la agencia de noticias EFE desde Agua Caliente que están "esperando a otro grupo fuerte que viene atrás" y que esperan encontrar empleo.

Otro de los migrantes citado por Reuters le aseguró a la televisión hondureña que allá no hay trabajo, que "no hay nada" y que, por eso, es que van hacia Estados Unidos. El joven viajaba con su esposa y dos hijos menores.
Hasta ahora, Trump no se ha pronunciado. Aunque el Departamento de Seguridad Nacional anunció que enviará a la Policía para “asesorar a la Guardia Fronteriza de Honduras” en la frontera.

Con Reuters y EFE
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.