Saltar al contenido principal

Trump "sabía todo" sobre la campaña de presión a Ucrania, dice socio de Giuliani

El empresario Lev Parnas, socio del abogado del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani, sale después de una audiencia de fianza en el Tribunal Federal de Manhattan en Nueva York, Estados Unidos, el 17 de diciembre de 2019.
El empresario Lev Parnas, socio del abogado del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani, sale después de una audiencia de fianza en el Tribunal Federal de Manhattan en Nueva York, Estados Unidos, el 17 de diciembre de 2019. © Brendan McDermid/Reuters

El presidente estadounidense habría conocido de primera mano los esfuerzos orquestados por su abogado, Rudy Giuliani, para presionar a Ucrania con fines partidistas, según lo asegurado por su socio, Lev Parnas. La Policía ucraniana abrió una investigación sobre la presunta vigilancia ilegal a la exembajadora en Kiev.

Anuncios

Un día después de que el Senado de Estados Unidos recibiera los dos cargos contra el presidente Donald Trump, con lo cual se realizará un histórico 'impeachment' o juicio político que iniciaría el 21 de enero, aparecieron nuevas versiones y pruebas relacionadas con sus presuntas presiones a Ucrania para investigar a sus rivales políticos.

En sendas entrevistas con el diario The New York Times y la cadena NBC News, Lev Parnas, antiguo socio del abogado de Trump, Rudy Giuliani, aseguró que el mandatario estaba al tanto de cada una de las maniobras secretas que ambos orquestaron para presionar al Gobierno ucraniano para que investigara al exvicepresidente de EE. UU., Joe Biden.

"Me juego toda mi vida a que Trump sabía exactamente todo lo que estaba pasando sobre lo que Rudy Giuliani estaba haciendo en Ucrania", dijo Parnas al The New York Times. Parnas, de origen ucraniano y nacionalizado estadounidense, fue arrestado en octubre de 2019 junto al bielorruso Igor Fruman con un tiquete de ida a Viena en el aeropuerto de Dulles, cerca de Washington D. C..

Ambos fueron acusados por la Fiscalía para el distrito sur de Nueva York de "participar en un plan para canalizar dinero extranjero a los candidatos a cargos federales y estatales para que los acusados pudieran comprar influencia potencial con candidatos, campañas y los gobiernos de los candidatos", algo sobre lo cual los dos se declararon inocentes. Ahora ambos, sobre quienes Trump aseguró no conocerlos, están bajo arresto domiciliario a la espera de que comience su juicio.

El empresario Lev Parnas, socio del abogado del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani, sale después de una audiencia de fianza en el Tribunal Federal de Manhattan en Nueva York, Estados Unidos, el 17 de diciembre de 2019.
El empresario Lev Parnas, socio del abogado del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani, sale después de una audiencia de fianza en el Tribunal Federal de Manhattan en Nueva York, Estados Unidos, el 17 de diciembre de 2019. © Brendan McDermid/Reuters

Parnas afirmó a The New York Times que se arrepiente de haber confiado en Giuliani y que "creía que estaba siendo un patriota y ayudando al presidente". "Él (Trump) estaba al tanto de todos mis movimientos. Yo no habría hecho nada sin el consentimiento de Rudy Giuliani o del presidente", señaló a MSNBC. "¿Por qué se reunirían conmigo miembros del círculo interno del presidente (ucraniano, Volodímir) Zelenski? Les dijeron que se reunieran conmigo", añadió.

El abogado recordó también en su entrevista con The New York Times que le entregó a los demócratas en la Cámara Baja mensajes de texto que Giuliani le envió a él para asegurarle que "el número 1", refiriéndose presuntamente a Trump, aprobaba su misión para conseguirle una visa a un exfuncionario ucraniano que había acusado a Biden por corrupción.

El exsocio de Giuliani también les entregó otros mensajes donde queda en evidencia que él mismo mantuvo al tanto de sus negocios en Ucrania a Tom Hicks y Joseph Ahearn, dos donantes de la campaña de Trump en 2016. Parnas dijo, mediante su abogado, que está dispuesto a cooperar con la Fiscalía de Nueva York en su investigación sobre Giuliani.

Presunta vigilancia ilegal a la exembajadora estadouniednse en Kiev, Marie Jovanovitch

Dos días antes de aprobar y enviar los cargos contra el presidente Trump, los demócratas en la Cámara de Representantes publicaron los archivos cedidos por Parnas, entre los que se encontraba uno en los que hablaba sobre la destitución de la exembajadora estadounidense en Kiev, Marie Jovanovitch, la Policía ucraniana dijo este 16 de enero que abrieron una investigación sobre la presunta vigilancia ilegal a Jovanovitch por parte de un desconocido antes de que la retiraran de su puesto en mayo de 2019.

El Ministerio del Interior de Ucrania dijo, en un comunicado, que la Policía ucraniana "no está interfiriendo en los asuntos políticos internos de Estados Unidos" al realizar la investigación. "Los mensajes publicados contienen hechos de posibles violaciones de la ley ucraniana y de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, que protegen los derechos de los diplomáticos en el territorio de otro Estado", reza la declaración del Ministerio, que también solicitó al FBI que le proporcionara materiales relevantes.

"Nuestro objetivo es investigar si realmente hubo una violación de la Ley ucraniana e internacional", dijo el Ministerio del Interior. "O si se trata solo de bravuconería e información falsa en la conversación informal entre dos ciudadanos estadounidenses".

La exembajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie Yovanovitch, testificó en la investigación contra Trump, en Washington DC, Estados Unidos, el 15 de noviembre de 2019.
La exembajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie Yovanovitch, testificó en la investigación contra Trump, en Washington DC, Estados Unidos, el 15 de noviembre de 2019. Andrew Harrer / Reuters

En otro movimiento relacionado con los cargos contra Trump, Ucrania dijo que estaba abriendo una investigación sobre los informes que evidencian que 'hackers' rusos obtuvieron acceso a las computadoras de la compañía de gas ucraniana Burisma, en cuyo consejo ejecutivo estaba Hunter Biden, hijo de Joe Biden. Por eso, presuntamente Trump pidió a su homólogo ucraniano, Zelensky, que investigara a Burisma y retuvo la ayuda militar prometida a ese país.

Al respecto, no hubo comentarios inmediatos del Departamento de Estado de EE. UU., que un exdiplomático calificó de extraordinario. "Esta tiene que ser una noticia sin precedentes en la historia de Estados Unidos", escribió en Twitter Nick Burns, quien se convirtió en el tercer funcionario del Departamento de Estado antes de su retiro.

“Un gobierno extranjero que se apresura a defender a un embajador de carrera de alto rango en Estados Unidos para defenderla de las personas delegadas por el presidente de Estados Unidos. Y la secretaria de Estado se niega a decir una palabra en su defensa ".

Según la oposición demócrata, Trump condicionó la entrega de casi 400 millones de dólares en ayuda a Ucrania y también la programación de una reunión con Zelenski a su exigencia de que Kiev anunciara que planeaba investigar a Biden.

Con AP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.