Saltar al contenido principal

Chile y el mapa que evidencia el alcance geográfico de las denuncias por abusos dentro de la Iglesia

Un sacerdote con sus implementos religiosos durante una oración.
Un sacerdote con sus implementos religiosos durante una oración. © iStock

Las víctimas de abuso sexual por parte de representantes de la Iglesia Católica en territorio chileno ahora cuentan con una pieza interactiva que, además de mostrar la concentración de casos en las distintas provincias, permite aportar información sobre nuevas denuncias. 

Anuncios

Desde el nombre y el cargo del religioso denunciado, hasta las fechas en las cuales fueron perpetrados los abusos y la ubicación precisa del lugar en el que fue cometido el hecho son los datos que el mapa creado por la Red de Sobrevivientes al Abuso Eclesiástico en Chile permite consignar. 

Esta herramienta interactiva evidencia con claridad el alcance geográfico que han tenido este tipo de abusos en el territorio chileno a partir de su geolocalización, mediante la creación de un mapa en el que, hasta este 17 de enero, figuraban 310 denuncias. 


Eneas Espinoza, el vocero de la citada red, le explicó a la agencia internacional de noticias EFE que lo que buscan con el mapa es que el país "tome conciencia de la magnitud de estos crímenes" sin importar el lugar de su registro, desde el norte hasta la zona patagónica. 

Para Espinoza y los colaboradores del equipo, se trata de un flagelo "transversal y global", por lo que no solo trabajan con víctimas de Chile, sino de todo el mundo con el propósito de identificar los casos en los que los sacerdotes reportados se trasladan de nación, tal como ha ocurrido en Bolivia, Argentina y España.  

Los abusos en cifras

Los datos recopilados por la red y divulgados a través de su sitio web dan cuenta del registro de acusaciones no solo contra dos cardenales, tres capellanes y siete obispos, sino también contra 15 diáconos, 15 catequistas, 44 vicarios, 58 hermanos consagrados y 166 sacerdotes. 

Se trata, en total, de 310 casos que ponen en el centro a un trío de instituciones relegiosas que gozaban de amplio reconocimiento: la Compañía de Jesús, con 24 denuncias; los Hermanos Maristas, con 26; y los Salesianos, con 27. 

Se estima que solo entre el 4% y el 6% de los abusos son denunciados y que cerca de ocho de cada doce víctimas se resisten a confesar los hechos. Al respecto, Espinoza asegura que la experiencia del trabajo que realiza la red les ha permitido determinar que cuando los abusados ven que no están solos, que son cientos los que denuncian, sienten mayor confianza de hacerlo. 

Y es que son tantos los casos que incluso el mismo Espinoza afirma haber sido blanco de abusos, hechos por los que denunció a dos hermanos maristas por atacarlo desde los seis hasta los nueve años en el instituto al cual asistía. 

Pasados los episodios, Espinoza tomo fuerzas y se convirtió en periodista. Hoy vive en Buenos Aires y dice sentir que la causa de las denuncias "avanza lentamente", ante lo que insiste en reclamar justicia y reparación. 

La red y las indagaciones fiscales

La creación de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Chile data del año 2018, cuando la meta de "contraponer la mirada de la Iglesia Católica" se impuso entre sus miembros y los motivó a presentar los casos y a crear una herramienta para evidenciar que se trata de un "problema estructural".

Los reportes entregados por la Fiscalía chilena en diciembre de 2019 reflejan que son 223 los vinculados con la Iglesia los que continúan bajo investigación y que 159 casos permanecen abiertos. Al momento de registro de los abusos, 120 de las víctimas eran menores de edad. 

Aunque el fallecimiento del abusador se alza como una de las causas por las cuales las víctimas desisten de la idea de denunciar, Espinoza reitera que es clave hacerlo, dado que estos casos atentan contra los Derechos Humanos, lo cual los convierte en imprescriptibles.

Con EFE y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.