Saltar al contenido principal

Migrantes hondureños se acercan a México con la esperanza de llegar a EEUU

Anuncios

Quetzaltepeque (Guatemala) (AFP)

Cientos de migrantes hondureños que abandonaron su país formando una caravana se acercaron este viernes a la frontera entre Guatemala y México, convencidos de que lograrán llegar a Estados Unidos dejando atrás la pobreza y la violencia.

Tras cruzar Guatemala empezaron a concentrarse en dos pasos fronterizos con México, principalmente en Tecún Umán (suroeste), una ruta que utilizaron caravanas anteriores para entrar en el territorio mexicano.

El grupo forma parte de los más de 3.500 hondureños que el martes por la noche salieron de San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, y empezaron a dispersarse tras entrar en Guatemala.

Avanzan a pie o subidos en camiones y autobuses, pese a la advertencia del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, de que México no los dejará entrar.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofreció sin embargo este viernes empleos a la caravana de migrantes hondureños que, según las autoridades migratorias de Guatemala, está integrada por 3.543 personas, incluidos niños.

"Nuestro objetivo como caravana es que todos logremos cruzar la frontera como sea, el objetivo es Estados Unidos", dijo a la AFP Luis Orellana, de 24 años, durante su caminata por el pueblo de Quetzaltepeque, en el este de Guatemala.

"Ha sido un viaje muy cansado y agotador, pero la verdad que la lucha es para un futuro mejor", agregó Luis, quien espera conseguir empleo para ayudar a sus padres en Honduras.

La migración histórica de centroamericanos a Estados Unidos, empujados principalmente por la falta de empleo y el acoso de las pandillas, dio un giro en 2018 con la salida de caravanas masivas convocadas en redes sociales.

"Sea como sea vamos a pasar, porque no queremos que nuestro esfuerzo se quede en vano", agregó Karen Cárcamo, una joven de 18 años que escapa del desempleo.

Kenia Cáceres, de 36 años, huye por su parte de la inseguridad en Honduras junto a sus dos hijas de 13 y 16 años, una de ellas víctima de violación sexual y secuestro por un pandillero, según ella.

Las caravanas provocaron la ira del presidente estadounidense, Donald Trump, que presionó a Guatemala, Honduras y El Salvador para firmar acuerdos con la intención de contener la migración ilegal.

Los principales acuerdos buscan que solicitantes de asilo en Estados Unidos aguarden en el norte centroamericano mientras se resuelve su petición de asilo, hecho repudiado por activistas que señalan que Trump busca crear "una jaula" para migrantes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.