Saltar al contenido principal

Cita en Berlín para revivir la esperanza de una tregua duradera en Libia

Un ciclista pasa al lado de unas vallas cerca al Bundestag, en medio del refuerzo de seguridad en Berlín por la cumbre internacional de Libia. 17 de enero de 2020.
Un ciclista pasa al lado de unas vallas cerca al Bundestag, en medio del refuerzo de seguridad en Berlín por la cumbre internacional de Libia. 17 de enero de 2020. © EFE / EPA / Filip Singer

Los principales actores del conflicto en Libia están llamados a asistir a una cumbre en la capital alemana. Se busca dar un respiro a un longevo conflicto que ha desembocado en una crisis humanitaria con más de mil muertos en nueve meses.

Anuncios

Tras no haber podido concretar un acuerdo para una tregua de largo plazo a comienzos de semana en Moscú, la comunidad internacional se cita este domingo 19 de enero en Berlín para buscar esa ansiada extensión del cese el fuego en Libia.

En la misma sede de la Cancillería alemana se espera la asistencia de Fayed al Serraj, líder del Gobierno de Acuerdo Nacional reconocido por Naciones Unidas, y también del general Khalifa Haftar, que controla el este del país y cuenta con el apoyo de varias naciones.

Imagen de la Cancillería de Alemania, sede de la cumbre internacional sobre Libia en Berlín, Alemania. 18 de enero de 2020.
Imagen de la Cancillería de Alemania, sede de la cumbre internacional sobre Libia en Berlín, Alemania. 18 de enero de 2020. © Annegret Hilse / Reuters


Además de ellos, también está prevista la representación de la propia ONU, Estados Unidos, Rusia, China, Turquía, Italia y Francia. Alemania, como anfitrión, ha tenido un papel más neutral en esta crisis.

Son los protagonistas de una cumbre cuya agenda tiene seis puntos, incluidos una tregua duradera y la implementación de un embargo de armas sobre Libia impulsado por la ONU en 2011. Ese año el país tuvo su punto de inflexión con la caída del fallecido dictador Muamar al Gadafi en medio de la Primavera Árabe.

Libia, una nación inmersa en una guerra bajo la mirada del planeta

Es un pulso entre dos mundos con Libia como escenario de guerra y una escalada de violencia desde abril cuando las fuerzas de Haftar lanzaron una ofensiva por controlar Trípoli, la capital del Gobierno de al Serraj.
Desde entonces más de mil combatientes y civiles han perdido la vida. Ante ese asedio de Haftar, el Parlamento turco aprobó a comienzo de año, y a petición del presidente Recep Tayyip Erdogan, el envío de tropas turcas en respaldo de al Serraj.

Erdogan es precisamente una de las figuras claves de la reunión de Berlín. Este sábado en una columna publicada en Politico advirtió que “Europa encontrará una nueva serie de problemas y amenazas si el legítimo Gobierno de Libia cae (en referencia a al Serraj)”.

 


Erdogan, quien considera “golpista” a Haftar, fue junto con el presidente Vladímir Putin los que impulsaron una tregua duradera en las conversaciones de Moscú el lunes, pero Haftar terminó marchándose de las negociaciones antes de alcanzar un acuerdo.

Fuerzas leales al general vienen presionando la antesala de la cumbre en Berlín cerrando los puertos petrolíferos del este de Libia desde el viernes. El crudo es el corazón de la economía del país con 1,3 millones de barriles al día que pueden caer a menos de la mitad bajo este cierre.

La ONU hace un llamado a frenar las injerencias en Libia

Con tantos actores en un solo territorio, el enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salamé exhortó a frenar las intervenciones. “Toda injerencia extranjera puede tener el efecto de una aspirina a corto plazo”.

Salamé hacía referencia a la tregua que entró en vigor en Libia desde el 12 de enero propuesta por Turquía y Rusia y que se ha respetado en su mayoría, en medio de un cruce de acusaciones sobre violaciones por parte de Haftar y al Serraj.

“Libia necesita que cese toda la injerencia extranjera. Es uno de los objetivos de esta conferencia”, afirmó el diplomático.

 


Paradójicamente, toda esa intervención quedará latente en la capital alemana. El Ejecutivo de Serraj cuenta, además del reconocimiento de la ONU, con el apoyo de países como Italia o Qatar. Por su parte a Haftar lo respaldan Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Egipto e incluso Francia se ha mostrado a su favor.

Estados Unidos enviará al mismo secretario de Estado, Mike Pompeo, para esta reunión que podría quedarse sin uno de sus principales nombres de acuerdo con la Agenzia Italiana. Este medio asegura que Fayed al Serraj podría desertar de la cumbre y cita fuentes de su Gobierno que advierten que este escenario sería posible si “algunas de sus condiciones no se respetan”.

 

Con AFP y Reuters
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.