Saltar al contenido principal

Sin “alteza real”: Harry y Meghan se divorcian del Palacio de Buckingham

Los duques de Sussex, Harry y Meghan,y la reina Isabel posan para una foto en Londres, Reino Unido. 26 de junio de 2018.
Los duques de Sussex, Harry y Meghan,y la reina Isabel posan para una foto en Londres, Reino Unido. 26 de junio de 2018. © John Stillwell / Reuters

Los duques de Sussex entregarán sus títulos nobiliarios, no recibirán más financiación pública y dejarán de representar a la reina. La monarca anunció que llegó a un acuerdo con la pareja que les permite construir una “nueva vida”.

Anuncios

La familia real británica llegó a un acuerdo para poner fin a un episodio que había empañado su imagen de solemnidad. En dos comunicados, uno de la misma reina Isabel y otro del Palacio de Buckingham, anunciaron que el príncipe Harry, sexto en la línea sucesoria, y su esposa Meghan Markle, dejarán de recibir fondos públicos y no llevarán más el estatus de ‘su alteza real’.

Aunque pueden seguir manteniendo el título de ‘duques de Sussex’, Harry y Meghan ya no representarán a la reina. “Reconozco los desafíos que han experimentado como resultado de un intenso escrutinio durante los últimos dos años”, expresó la monarca. “Es el deseo de toda mi familia que el acuerdo les permita comenzar a construir una nueva vida feliz y pacífica”.


Ese nuevo estilo de vida se hará realidad desde la próxima primavera (finales del primer trimestre del año) de acuerdo con el comunicado. Sería en ese momento cuando concluya el “periodo de transición” otorgado por la reina el pasado 13 de enero.

Isabel II se vio decepcionada cuando su nieto y su pareja, con carrera de actriz en Estados Unidos, dieron a conocer que querían “dar un paso al costado” de sus labores en la monarquía a comienzos de año. Ahora, bajo el nuevo acuerdo, dejarán de recibir financiación pública y también tendrán que pagar 3,1 millones de dólares que invirtieron en la remodelación de su casa, cerca al Palacio de Buckingham. Esta residencia permanecerá igualmente como su “hogar de familia en el Reino Unido”.


Este arreglo supone una solución apacible para una noticia que llegó sin previo aviso a la reina. “Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia”, manifestó la soberana, incluyendo al hijo de los duques.

Una vida en el ambiente privado, pero con muchos nexos con la realeza

Según fuentes de la agencia de noticias Reuters, el príncipe Carlos, padre de Harry, les seguirá ofreciendo apoyo financiero. Además, tampoco quedó claro si la seguridad de los duques permanecerá bajo el paraguas de las arcas públicas.

“El Palacio de Buckingham no comenta los detalles de los arreglos de seguridad. Hay procesos independientes bien establecidos para determinar la necesidad de seguridad financiada públicamente”, dice el comunicado de la Casa Real.

Se espera ahora que Meghan y Harry residan entre el Reino Unido y Norteamérica, pero el hijo de la fallecida Diana de Gales seguirá siendo príncipe y se mantendrá en la línea sucesoria. Comienza así una nueva vida para la pareja, que según reportes se había visto abrumada por el ritmo de vida dentro de palacio desde su matrimonio en 2018.

Con Reuters y AP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.