Saltar al contenido principal

México se prepara para recibir a una caravana de 3.500 migrantes hondureños

Parte de una caravana de migrantes hondureños que se dirigen hacia los Estados Unidos, caminan mientras la policía de Guatemala bloquea el camino en la frontera entre Honduras y Guatemala en Agua Caliente, Guatemala, 16 de enero de 2020.
Parte de una caravana de migrantes hondureños que se dirigen hacia los Estados Unidos, caminan mientras la policía de Guatemala bloquea el camino en la frontera entre Honduras y Guatemala en Agua Caliente, Guatemala, 16 de enero de 2020. © Fabricio Alonso / Reuters

Las autoridades mexicanas están desplegando un dispositivo de contención para evitar que los migrantes indocumentados crucen la frontera, aunque Andrés Manuel López Obrador aseguró que estudia “ofrecer empleo” en las regiones del sur a aquellos que entren de forma legal.

Anuncios

3.500 migrantes hondureños están a punto de llegar a la frontera sur de México con el objetivo de cruzarla y seguir con su camino hacia Estados Unidos. Estas personas salieron de sus hogares el pasado miércoles 15 de febrero en varios grupos y desde entonces han estado atravesando Guatemala.

Pero la diferencia entre esta caravana y las vistas anteriormente, durante los años 2018 y 2019, es la posición que ha adoptado México desde que sufrió presiones por parte del Gobierno de Estados Unidos para frenar a la migración. La posición es clara: no se dejará pasar a nadie que no tenga la documentación requerida para cruzar la frontera.

No ha sido fácil el trayecto para los migrantes desde su salida de Honduras y a su llegada a Guatemala el jueves. Más de 700 fueron atendidos en Ciudad de Guatemala por la organización no gubernamental Casa del Migrante, y otros 2.000 en sus sedes en el interior del país centroamericano.

La Cruz Roja delegada en Guatemala brindó "atención prehospitalaria" a 1.046 migrantes entre el miércoles y jueves y también ofreció "apoyo psicosocial" a 717 de ellos, según sus propios datos.

De los 3.500 hondureños que ingresaron en los últimos días, se sabe a ciencia cierta que 2.700 personas registraron su ingreso a Guatemala de forma legal y el resto lo hizo de manera ilegal. El objetivo de estas caravanas es llegar a México por los dos principales puntos de entrada al país desde Guatemala.

Varios hondureños ceebran su paso hacia Guatemala tras horas de espera en la frontera.
Varios hondureños ceebran su paso hacia Guatemala tras horas de espera en la frontera. © Fabricio Alonso / Reuters

La Procuraduría de los Derechos Humanos guatemalteca informó mediante un comunicado de prensa que al menos 700 hombres, mujeres y niños se aglutinaron en el paso de El Ceibo para avanzar rumbo a México. La mayoría de ellos cruzaron el pasado miércoles de Honduras a Guatemala por el puesto fronterizo del Corinto.

Un grupo más amplio de migrantes, que sobrepasa el millar de hondureños, espera llegar a México próximamente por la frontera de Tecún Umán, 300 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala, colindante con Ciudad de Hidalgo, de la provincia mexicana de Chiapas. El grupo que enfila a Tecún Umán partió desde la frontera de Agua Caliente, en Honduras.
 

Refuerzo de la frontera mexicana

La guardia fronteriza mexicana ya está preparada para la llegada masiva de migrantes. En las horas del viernes 17 de enero de 2020 llegaron los primeros migrantes, pero aún no eran el número suficiente como para intentar cruzar la frontera mexicana, por lo que no se produjeron enfrentamientos de ningún tipo.

El mismo viernes, llegaron alrededor de 100 policías antidisturbios completamente equipados con la orden de frenar a los migrantes en caso de estampida hacia el paso fronterizo. México está tratando con cautela el freno de migrantes procedentes desde Centroamérica desde que Estados Unidos amenazase al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador con imponer aranceles a las importaciones de productos mexicanos si no controlaba más sus fronteras.

La diferencia con las caravanas de migrantes que se iniciaron en 2018 es que el número de personas es mucho menor y estos grupos se mueven en docenas y no en cientos, aunque es probable que una vez se les frene en la frontera se acumule un número mayor.

Aún así, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró estar estudiando la posibilidad de ofrecer 4.000 empleos en las regiones del sur del país a todos aquellos migrantes que ingresen en México de forma legal. Una medida que busca frenar los deseos de estos miles de personas de huir del conocido como Triángulo Norte Centroamericano, uno de los lugares más pobres y violentos del mundo.

Con AP, EFE y Reuters 
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.