Saltar al contenido principal

Senadores colombianos de oposición denuncian uso de fondos de EEUU para espionaje

Anuncios

Washington (AFP)

Los senadores colombianos de oposición Iván Cepeda y Roy Barreras denunciaron este viernes en Washington, ante sus pares del Congreso de Estados Unidos, que fondos de ayuda extranjera fueron usados en un plan de espionaje del cual aseguran haber sido víctimas.

La denuncia se produce después de que este mes la revista Semana en Colombia publicó indicios y testimonios sobre que presuntamente agentes del Ejército tenían bajo escucha ilegal a congresistas, periodistas y jueces del país, un escándalo que revivió episodios anteriores en la historia del país.

"Esto ha contado con recursos de Estados Unidos en materia tecnológica y en dinero", dijo a los periodistas Cepeda, antes de entrar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para pedir que este ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) les otorgue medidas cautelares de protección.

Ambos senadores forman parte de la Comisión de Paz del Senado de Colombia y son defensores del proceso de paz con los antiguos rebeldes de las FARC firmado en 2016.

Cepeda es una figura prominente de la izquierda colombiana y un acérrimo crítico del expresidente Álvaro Uribe. Su padre, el senador Manuel Cepeda, fue asesinado por los paramilitares en 1994.

"¿Por qué dineros de los contribuyentes están siendo utilizados para labores criminales en Colombia?", planteó Cepeda a la prensa tras reunirse con congresistas del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Barreras dijo que este asunto constituye una "violación de los derechos civiles que pone en riesgo la democracia" y afirmó que "no son hechos aislados" sino "una estrategia paraestatal".

Barreras también dijo que en su viaje quiere "levantar la voz claramente en favor de los líderes sociales más vulnerables, que son los de los territorios, que están siendo asesinados".

"Lo que ocurre es que a los líderes más vulnerables, los que están en el territorio, si los pueden acallar matándolos (...) En el caso de magistrados, directores de medios o senadores, la intimidación también pretende acallar nuestras voces y no van a lograrlo", sostuvo. "La matanza tiene que parar", dijo.

"Hace apenas unas horas fue asesinado el líder social número 20 en estas escasas dos semanas" de 2020, denunció Barreras.

Antes de entrar a la CIDH, Barreras explicó que "las medidas cautelares son una previsión del derecho internacional" cuando "un ciudadano de cualquier país no encuentra garantías".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.