Saltar al contenido principal

Concierto protesta de la Ópera de París contra la reforma pensional de Macron

Los músicos de la Ópera de París reaccionan después de tocar en un concierto al aire libre e improvisado, fuera del Palacio Garnier, para protestar por la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno, que afecta el estatus especial de los músicos empleados por el Estado. En París, Francia, el 18 de enero de 2020.
Los músicos de la Ópera de París reaccionan después de tocar en un concierto al aire libre e improvisado, fuera del Palacio Garnier, para protestar por la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno, que afecta el estatus especial de los músicos empleados por el Estado. En París, Francia, el 18 de enero de 2020. © REUTERS/Charles Platiau

Francia vivió este 18 de enero una nueva jornada de protestas contra la reforma a las pensiones, que impulsa el presidente Emmanuel Macron. Los trabajadores de la Ópera de París ofrecieron un concierto público y gratuito con el que rechazaron la posibilidad de que se acaben los regímenes especiales de jubilaciones de los que hasta ahora gozan.

Anuncios

La música se unió a las protestas contra la polémica reforma a las pensiones en Francia. La orquesta de la Ópera de París, en huelga desde hace seis semanas, ofreció un concierto en los escalones del Palacio Garnier.

Frente a una densa multitud de parisinos y turistas, pero también de maestros en huelga, la orquesta y el coro de la Ópera de París interpretaron un extracto de "Troyens”, ópera de Berlioz que tradicionalmente acompaña al desfile anual de ballet de esta institución musical, antes de terminar con "La Marsellesa", el himno nacional francés, en medio de confeti, aplausos o gritos como "¡viva la huelga!", lanzados por los espectadores.

"Con acciones de este tipo, abiertas al público, creemos que nuestras demandas, nuestra voz será escuchada", dijo José Sciuto, uno de los ejecutivos del taller de decoración de la Ópera.

Oposición al fin de regímenes especiales para las jubilaciones

Los trabajadores de la institución musical cuentan hasta ahora con un régimen especial con el que los bailarines de la ópera pueden jubilarse con pensión completa a los 42 años de edad, los cantantes a los 57 y los músicos a los 60.

Los músicos de la Ópera de París tocan en un concierto al aire libre e improvisado, fuera del Palacio Garnier, para protestar por la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno, que afecta el estatus especial de los músicos empleados por el Estado. En París, Francia, el 18 de enero de 2020.
Los músicos de la Ópera de París tocan en un concierto al aire libre e improvisado, fuera del Palacio Garnier, para protestar por la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno, que afecta el estatus especial de los músicos empleados por el Estado. En París, Francia, el 18 de enero de 2020. © REUTERS/Charles Platiau

Sin embargo, el plan del mandatario busca fusionar a todos los empleados del país en un mismo sistema con el que pueden pensionarse a partir de los 62 años. El Gobierno retiró de forma provisional la propuesta de aumentar la edad de jubilación a los 64 años.

“Queremos un sistema que nos permita jubilarnos con dignidad. Participamos en muchas competencias, trabajamos mucho y estudiamos mucho para unirnos a la Ópera y representar a Francia con excelencia, así que alguien que se desgasta debería jubilarse con dignidad, algo que no es posible a los 64 años”, aseguró Christophe Grindel, vocero de la ópera de París.

Por su parte, el presidente Emmanuel Macron insiste en que los cambios son necesarios para hacer al sistema de jubilaciones más equitativo y solvente.

En un mes y medio de huelga, 67 espectáculos han sido cancelados por la Ópera de París, lo que ha representado pérdidas superiores a 14 millones de dólares, pero la huelga amenaza con prolongarse, pues los trabajadores ven como prioridad detener el avance de la reforma.

“El proyecto no se ha retirado, es lo que deseamos con todas las fuerzas y por supuesto, como la mayoría de la gente, continuaremos de varias formas para expresar nuestra oposición”, afirmó Emmanuel Méndez, cantante de la Ópera.
 

Fuego, gases lacrimógenos y arrestos en la protesta de los ´Chalecos amarillos´

En la misma jornada, los manifestantes del movimiento ´Chalecos amarillos´volvieron a las calles, en la más reciente protesta, de todos los sábados desde noviembre de 2018, y que han cobrado fuerza por la oposición a la reforma de las pensiones, que ha desencadenado la huelga de transporte más larga en décadas en el país.

Manifestantes del movimiento 'chalecos amarillos' protestan contra la reforma de pensiones del presidente Emmanuel Macron, en París, Francia, el 18 de enero de 2020.
Manifestantes del movimiento 'chalecos amarillos' protestan contra la reforma de pensiones del presidente Emmanuel Macron, en París, Francia, el 18 de enero de 2020. © Captura de video AFP

La Policía lanzó gases lacrimógenos y arrestó a varias personas, que se enfrentaron a la fuerza pública y prendieron fuego a contenedores de basura. Las autoridades informaron que 15 ciudadanos fueron arrestados en el norte de París.

"La calle es nuestra" y "Macron, vamos a ir por ti, a tu casa", cantaban algunos manifestantes.

Annie Moukam, una maestra de 58 años, que participó en las manifestaciones, dijo que demasiadas personas están sufriendo en el país por las reformas económicas del actual Gobierno.

"Nos estamos asfixiando con este gobierno que quiere ponernos de rodillas", dijo Moukam. "Está fuera de discusión que él (Macron) toque nuestras pensiones. Hemos trabajado toda nuestra vida para poder irnos con una jubilación digna", agregó.

Las reformas de Macron apuntan a forjar un sistema de pensiones único de los 42 regímenes separados del país. Los diversos sistemas actualmente disponibles ofrecen jubilación anticipada y otros beneficios a algunos trabajadores del sector público, así como a abogados, fisioterapeutas e incluso empleados de la Ópera de París.

Los críticos dicen que las reformas obligarán efectivamente a millones de personas a trabajar más tiempo por una pensión más pequeña.

Los sindicatos del transporte han unido fuerzas con los chalecos amarillos, que acusan a Macron de gobernar en nombre de una élite urbana mientras ignora a las personas en las provincias y el campo, muchas de las cuales luchan para llegar a fin de mes.

Con Reuters y AFP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.