Saltar al contenido principal

Líbano anuncia nuevo Gobierno y pone fin a un bloqueo político de tres meses

El primer ministro libanés, Hassan Diab, en el palacio presidencial Baabda de Beirut, la capital del país.
El primer ministro libanés, Hassan Diab, en el palacio presidencial Baabda de Beirut, la capital del país. © Mohamed Azakir / Reuters

El primer ministro, Hassan Diab, logró formar un gabinete aprobado por la mayoría de partidos políticos para empezar a dirigir el país, después de que meses de protestas causaran la renuncia del anterior mandatario. Diab aseguró que su Gobierno trabajará para cumplir las demandas de los manifestantes.

Anuncios

Líbano tiene Gobierno: es una noticia largamente esperada en el país después de que el entonces primer ministro, Saad Hariri, renunciara en octubre de 2019 por las intensas protestas que aún sacuden las calles. El mandatario actual, Hassan Diab, anunció este martes 21 de enero un gabinete que satisface a la mayoría de grupos políticos y que también ha sido aprobado por el presidente, Michel Aoun. 

El nuevo Gobierno libanés tiene 20 miembros de perfil tecnócrata, entre los cuales se cuentan cinco mujeres. Por ejemplo, Zerina Akar, fundadora de una ONG de desarrollo social y jefa de una consultora, será la viceprimera ministra y titular de la cartera de Defensa, la primera mujer en la historia del país en ocupar esa posición. Aoun y Diab firmaron el decreto que formaliza la creación del gabinete en el palacio de Baabda, en Beirut, la capital del país.

 

 

Diab definió al nuevo Ejecutivo como un "equipo de rescate" y prometió en su discurso que el Gobierno "trabajará para atender las demandas" de las protestas y subrayó la importancia de "mantener la estabilidad" en Líbano, después de meses de protestas y desgobierno. El primer ministro confió en que su equipo de tecnócratas y especialistas lograrán apaciguar las calles, que reclamaban un Gobierno que no proviniera de la élite política tradicional. 

En este sentido, el diplomático, Nassif Hetti, será el ministro de Exteriores, quien ya había sido embajador y observador permanente ante la Unesco en Francia e Italia. Mahamed Fahmy, exgeneral, dirigirá la cartera de Interior en este convulso momento del país y Raoul Naemeh, quien ha formado parte de juntas directivas de varios bancos, se encargará de la cartera de Economía. 

Una de las mayores responsabilidades recaerá sobre Ghazi Wazni, el nuevo ministro de Finanzas, que asume el cargo en un momento de grave crisis económica. Wazni ya pronunció su primer discurso, en el que reconoció que el país se encuentra "en un estado de colapso" que se transformará en "bancarrota" si se sigue por la misma senda. "Debemos recuperar la confianza", aseguró el ministro, quien además subrayó que "salir de la crisis requerirá ayuda extranjera". 

La Presidencia ya anunció que la primera reunión del gabinete se celebrará en la mañana del 22 de enero, apenas medio día después del anuncio. 

Las protestas se mantienen a pesar del anuncio

A pesar de que Diab se refirió a su nuevo Gobierno como un gabinete que refleja la voluntad de las protestas, las manifestaciones se mantuvieron y hasta se intensificaron en las principales ciudades de Líbano ante el anuncio. Este mismo martes, se registraron fuertes enfrentamientos entre manifestantes y cuerpos policiales en Beirut.

Manifestantes queman barricadas en las calles de Beirut, Líbano, ante el anuncio de un nuevo gabinete del primer ministro, Hassan Diab, el 21 de enero de 2020.
Manifestantes queman barricadas en las calles de Beirut, Líbano, ante el anuncio de un nuevo gabinete del primer ministro, Hassan Diab, el 21 de enero de 2020. © Aziz Taher / Reuters

 

Las protestas empezaron a mediados de octubre de 2019 y provocaron la renuncia de Saad Hariri, el entonces primer ministro. Las principales reivindicaciones de este movimiento social, que no ha dejado las calles durante estos tres meses, son luchar contra la corrupción, mejorar la situación económica del país y superar los bloques políticos tradicionales, que se reparten el poder en Líbano. 

Precisamente por esto, podría ser que el nuevo gabinete no apacigue la inconformidad en las calles. A pesar de estar conformado por perfiles tecnócratas, las fuerzas parlamentarias tradicionales tuvieron que superar intensas negociaciones para que todas se vieran representadas en el Gobierno. De hecho, el nuevo Ejecutivo no habría podido salir adelante sin el apoyo de los chiítas de Hezbollah, partido político en Líbano, quien apoyó la propuesta de Diab a cambio de poder nombrar dos ministros de su tendencia. 

Además de Hezbollah, también obtuvo representación indirecta en el nuevo Gobierno la fuerza política de Nabih Berri, el actual presidente del Parlamento, una de las figuras más prominentes del país, y el movimiento del presidente Aoun. En cambio, el partido del antiguo primer ministro Hariri se quedó fuera del pacto.

Este juego de sillas podría mantener encendido el enfado de las calles. Durante los últimos días, la virulencia de las protestas se ha acentuado hasta bautizarse como la "semana de la ira", que ha dejado un saldo de más de 500 heridos. 

Un hombre pasea ante la fachada rota de un banco en Beirut, Líbano, el 15 de enero de 2020.
Un hombre pasea ante la fachada rota de un banco en Beirut, Líbano, el 15 de enero de 2020. © Aziz Taher / Reuters

La deuda: la raíz de la crisis económica libanesa

La crisis política en Líbano estalló a raíz de la fuerte crisis económica que atraviesa el país y que será uno de los mayores desafíos del nuevo Gobierno. El paro aumentó, la inflación alcanzó niveles récord y los problemas de liquidez han obligado a varios bancos a limitar el acceso al dinero en efectivo. La falta de Gobierno durante los últimos tres meses empeoró la situación. 

El principal problema es la pesada deuda que acumula Líbano, de alrededor del 150% de su PIB. El próximo marzo, por ejemplo, vence un préstamo de 1.200 millones de dólares en Eurobonos. Por eso, el nuevo ministro de Finanzas, Wazni, se apresuró a decir que el Gobierno requerirá ayuda extranjera para sobreponerse a este delicado momento. 

El nuevo Ejecutivo deberá hacer frente a la crisis económica a la vez que a la crisis social y ganarse el aval de las calles igual que el de la comunidad internacional.

Con EFE, Reuters y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.