Saltar al contenido principal

Sánchez asegura en Davos que el gobierno español aplicará el "rigor fiscal"

Anuncios

Davos (Suiza) (AFP)

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, prometió este miércoles ante los grandes empresarios e inversores inernacionales reunidos en el Foro de Davos que su gabinete de coalición con Podemos está comprometido con "el rigor fiscal".

El líder socialista español viajó a la exclusiva estación de esquí, en los Alpes suizos, para defender su ejecutivo de coalición con la izquierda radical en este foro, templo del capitalismo mundial.

Igualmente se reunió con grandes empresarios -Matt Brittin, presidente de Google Europa, Tim Cook, CEO de Apple- y dos presidentes latinoamericanos, el colombiano Iván Duque y el ecuatoriano Lenín Moreno.

En una intervención especial presentada por el mexicano Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, Sánchez aseveró en inglés que "en todo momento ejerceremos rigor fiscal y una gestión sólida de nuestras cuentas públicas".

Por eso, prosiguió, "mantenemos nuestro compromiso con la reducción del déficit y los niveles de deuda pública, lo cual sin dudas generará una mayor confianza entre los agentes económicos".

Poco antes, la vicepresidenta económica de Sánchez, Nadia Calviño, aseguró a la prensa que "no hemos recibido ningún mensaje de inquietud" en Davos en cuanto al nuevo ejecutivo.

Sánchez acordó con Podemos un programa de gobierno que prevé aumentos de gasto público en categorías como el salario mínimo, que quiere seguir incrementando progresivamente después de haberlo subido el año pasado en un 22%.

Igualmente anunció en los últimos días aumentos en pensiones (0,9% en 2020) y sueldos de los funcionarios (2%), y al mismo tiempo subirá los impuestos a los más ricos, los que ganan más de 130.000 euros al año.

El ejecutivo español espera que el déficit haya cerrado 2019 en un 2% del PIB, y tiene un objetivo del 1,7% para 2020.

A la vista de los aumentos de gasto anunciados, la patronal española no se cree mucho esos números, y el propio Sánchez anunció la semana pasada que su gobierno renegociará con Bruselas sus objetivos de déficit en los próximos años.

En cuanto a la deuda pública, ésta se mantenía en un nivel elevado en el tercer trimestre del año pasado, un 97,8% del PIB, por debajo del nivel del trimestre anterior (99%). A la espera de datos, el objetivo para el año pasado era un 96,1%.

Gasto público aparte, la tarea de reducir la deuda y el déficit se ve dificultada además por un crecimiento que si bien sigue por encima de la media de la Eurozona, se está viendo ralentizado.

Este mismo lunes, el FMI recortó en dos décimas sus previsiones de crecimiento para España en 2020, a un 1,6%, debido en parte a una desaceleración más acentuada de la demanda interna.

El Fondo recortó también en una décima la proyección para 2021, fijándola en un 1,6%.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.