Saltar al contenido principal

Coronavirus, guía para entender cómo evoluciona el brote que mantiene en alerta a China

Personal médico transfiere a un paciente altamente sospechoso en el Hospital Queen Elizabeth de Hong Kong, China, el 22 de enero de 2020.
Personal médico transfiere a un paciente altamente sospechoso en el Hospital Queen Elizabeth de Hong Kong, China, el 22 de enero de 2020. © Reuters

Ante la rápida propagación del cuadro, que también es conocido como la "neumonía de Wuhan", la cual ya deja más de 20 muertos y centenares de contagios en China, las autoridades sanitarias recomiendan poner en práctica medidas de prevención.

Anuncios

El coronavirus es el término más rastreado por estos días en el mundo. No es para menos. La rápida propagación de este brote, que tuvo su origen en China, no solo mantiene encendidas las alarmas sanitarias en Asia, sino en continentes como América, en donde gobiernos locales de naciones como Estados Unidos, México, Colombia y Brasil refuerzan las medidas de control en los aeropueros con el fin de evitar los contagios. Pero, para entender de qué se trata, resolvemos algunas de las interrogantes más frecuentes:

¿Qué es?

El coronarivus 2019-nCoV es una nueva cepa de virus que surgió en China y que le debe su nombre al aspecto que presenta, ya que, estructuralmente, su forma es muy parecida a la de una corona de proteínas. 

¿Se han presentando brotes similares antes?

Los coronavirus son una especie de gran familia de virus que pueden afectar no solo a los animales, sino también a los seres humanos. Las mutaciones son las que le permiten desarrollarse y poder pasar de especie en especie hasta llegar a la transmisión de persona a persona. 

Aunque, para muchos parecen ser remotos, este tipo de virus cuenta con características similares a las del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), que también surgió en China, pero en el año 2002 y que provocó la muerte de más de 800 ciudadanos. 

Una década después, en 2012, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS) dejó cerca de 850 víctimas mortales y poco más de 2.500 contagiados. Pese a que todavía no hay estudios médicos concluyentes sobre la fuente del virus, las indagaciones realizadas hasta enero de 2020 indican que, posiblemente, tanto el SRAS como el MERS estarían asociados a los murciélagos. 

¿Dónde surgió?

La notificación inicial se produjo el 31 de diciembre de 2019, cuando las autoridades chinas reportaron el registro de 27 casos de una neumonía sin origen conocido. En ese momento, solo siete de los pacientes eran considerados de gravedad y se presumía que varios de ellos habían visitado el mercado de Wuhan, una ciudad que cuenta con más de 11 millones de habitantes, y en la que los infectados habrían empezado a presentar síntomas desde el octavo día del último mes del año pasado. 

¿Cuáles son los síntomas?

En general, los principales síntomas de las infecciones por coronavirus suelen ser: dificultad para respirar, fiebre, tos, fatiga, secreción y goteo nasal, escalofríos, dolor de garganta y cabeza y dolor muscular. Según las autoridades chinas, el periodo de incubación de la "neumonía de Wuhan" (es decir, cuánto tardan los síntomas en aparecer después de contraer la infección) es rápido, de días en lugar de semanas.

¿Cómo se transmite?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró el 20 de enero, a través de su cuenta de Twitter, que "lo más probable es que una fuente animal sea la fuente primaria de este brote de nuevo coronavirus". 

Frente al registro de los primeros casos, las autoridades chinas indicaron que el virus se habría originado en un mercado de mariscos de Wuhan en el que habrían sido realizadas presuntas transacciones ilegales de animales salvajes. Se sabe que ciertos animales, como los murciélagos, actúan como reservorios.

Si bien en un principio se dijo que el contagio solo ocurría con el contacto de animales, el 21 de enero las autoridades chinas confirmaron por primera vez que el virus se ha transmitido de persona a persona. Como en otros virus que causan neumonía, cuando se transmiten en humanos, el contagio se produce generalmente por vía respiratoria.

¿Cómo prevenir su contagio?

Por el momento, no existe una vacuna para proteger a las personas contra el coronavirus, aunque los investigadores están intentando desarrollarla. Los pacientes infectados reciben un tratamiento mientras son aislados del resto del hospital.

De acuerdo con la OMS, para prevenir su contagio se debe evitar el contacto cercano con personas que sufren infecciones respiratorias agudas. Además, deben lavarse las manos con frecuencia, especialmente después del contacto directo con personas enfermas o su entorno, y evitar el contacto sin protección con animales de granja o salvajes.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.