Saltar al contenido principal

El diseñador francés Jean Paul Gaultier se despide con un último desfile de alta costura

El diseñador francés Jean Paul Gaultier se presenta ante su público en el final de la muestra de su colección femenina primavera-verano 2020 en París el 22 de enero de 2020
El diseñador francés Jean Paul Gaultier se presenta ante su público en el final de la muestra de su colección femenina primavera-verano 2020 en París el 22 de enero de 2020 © Anne-Christine Poujoulat, AFP

Después de 50 años de carrera, esta figura del mundo de la moda ofreció su último desfile en el mítico Teatro del Chatelet en París. 

Anuncios

El diseñador que más se divierte en el mundo de la moda, Jean Paul Gaultier, celebró sus 50 años de carrera con un último desfile de alta costura en el mítico Teatro del Chatelet en París. El que se convirtió en unos de los símbolos del lujo francés recibió a sus amigos para esa noche excepcional. La modelo erótica Dita Von Teese, la actriz española Rossy de Palma y también la famosa cantante francesa Mylène Farmer participaron en el evento.

Con 67 años, el diseñador francés, quien había empezado al lado de Pierre Cardin, sigue siendo una figura del ineludible círculo de la costura, conocida por haber renovado la moda en los años 1980 y llegar a ser considerado como un iconoclasta.

Es el creador de piezas que se volvieron icónicas como el corsé de color rosa con copas en forma de cono que fue utilizado por Madonna o la famosa marinera, un recuerdo de su abuela, quien lo vestía de azul.

“l enfant terrible” de la moda
 
En los años 1980, Gaultier publicó un anuncio en el diario francés Liberation que decía: “diseñador no conforme busca modelos atípicos. Caras rotas, no abstenerse”. Con esto, creó una revolución, siendo uno de los primeros en atreverse a contar con modelos viejos y mujeres en sobrepeso o tatuadas.

En la Semana de la Moda de París en 2014, invitó a la pasarela a la drag queen con barba Conchita Wurst, ganadora de Eurovisión y también a una mujer embarazada que lucía un vestido de boda.

“Desde su primera colección, en 1976, cuestionó los criterios del buen y mal gusto. Sorprendió, molestó, mientras se divertía cubriendo las pistas con un guardarropa ambivalente e intercambiable”, como le decía Pierre Cardin entregándole la legión de honor.

Hijo de un contador, Gaultier creció en Arcueil, en el Valle del Marne, cerca de París. Fue su abuela quien le enseñó el gusto por la costura. Desde 1984, mientras creaba faldas para hombre, el diseñador defiendía la idea de que “un hombre no lleva su masculinidad en su ropa, que su virilidad se encuentra en su cabeza.”

Considerado en el pasado como “el niño terrible” de la moda, su nombre se convirtió en un símbolo del lujo francés también debido a la popularidad de la línea de perfume que lanzó en el año en 1991.

Renovación para Hermès

Su llegada en la empresa Hermès, en 2003, que era una empresa de lujo clásica y discreta, revolucionó la moda. Logró refrescar esa marca trayendo su universo de fantasía y juventud, respetando los códigos del medio. Vendió su casa al grupo catalán Puig en 2011 y paró las colecciones de prêt-à-porter en 2015

En 2018, el diseñador decidió renunciar a utilizar pieles de animales, un símbolo fuerte que fue felicitado por las asociaciones de protección animal.

“Hay que reciclar la ropa, lo que he hecho desde mi inicio. En mi primera colección, he reciclado viejos pantalones, cosas de camuflaje, los corte en todos los sentidos. Pienso que con la piel se puede hacer lo mismo”, explicaba Jean Paul Gaultier quien contó su historia en la colorada revista Les Folies Bergère.
.
Adaptado del francés 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.