Saltar al contenido principal

Reino Unido: la ley sobre el Brexit fue aprobada por la reina Isabel II

Henry Nicholls / Reuters
Henry Nicholls / Reuters Un manifestante anti-Brexit ondea una bandera de la UE frente a las Casas del Parlamento en Londres, Reino Unido, el 25 de octubre de 2019.

La monarca le dio el visto bueno a la ley de salida de la Unión Europea que le pondrá fin a más de tres años y medio de bloqueos y divisiones políticas en territorio británico. 

Anuncios

Después de más de tres años y medio de desencuentros y dudas, el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea tiene un futuro político nítido, luego de que la reina Isabel II ratificara el proyecto del Brexit y, tras ello, se convirtiera en ley. 

El 31 de enero se oficializará el retiro y, a partir de esa fecha, se dará un periodo de transición de 11 meses en el que se negociarán los términos concretos de una salida que se debería producir, de facto, el primero de enero de 2021.

El camino para que el Brexit se convirtiera en ley fue arduo. Le costó el puesto a dos primeros ministros, James Cameron y Theresa May; a un líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, quien anunció el retiro del cargo tras su fracaso electoral del 12 de diciembre de 2019; motivó la celebración de dos elecciones y ha hecho que Reino Unido viva su mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

La firma de Isabel II era la última formalidad real necesaria después de que, este 22 de enero, la Cámara de los Comunes aprobara la ley por primera vez. La mayoría obtenida por el Partido Conservador de Boris Johnson tras los comicios de diciembre fue fundamental para aprobar todos los trámites y rechazar, en bloque, las enmiendas propuestas por la oposición.

Los diputados rechazaron una enmienda que defendía expedir una identificación física que demuestrara el derecho de residencia en el Reino Unido de los ciudadanos comunitarios tras el Brexit.

También, tumbaron una cláusula para blindar los derechos de los menores refugiados reunidos con sus familias en el Reino Unido y una propuesta para garantizar la devolución de competencias a Escocia y Gales después de la ruptura con la Unión Europea.

La mayoría absoluta conservadora es la principal novedad en el Parlamento de Londres, ya que la división que había en la Cámara hasta el 12 de diciembre había sido la encargada de tumbar todos los acuerdos a los que habían llegado los primeros ministros de turno.

El Parlamento Europeo será el que deberá ahora ratificar en sesión la salida del Reino Unido antes del 31 de enero. Todo parece que será así y más después de años de desacuerdos e indecisiones que han desesperado, en más de una ocasión, a los dirigentes de Bruselas. La votación está prevista para este 29 de enero.

“Es un momento histórico, aunque sombrío, para nosotros. Lamentamos profundamente este resultado”, dijo el presidente del comité del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

La ley no significa el final de los problemas

El 23 de junio de 2016, se votó un referendo en Reino Unido para elegir entre la permanencia o la salida de la Unión Europea. La opción de salir fue la preferida en Inglaterra, pero no en Irlanda del Norte, Escocia o Gales. Ahora, estas regiones reivindican que su voto no fue salir y, en el caso de Escocia, los nacionalistas plantean repetir el referendo de independencia de 2014, en el que primño el "No", frente a lo que Johnson se niega. 

Después de que se anunció el asentimiento real, el legislador del Partido Nacional escocés, Ian Blackford, dijo que el Reino Unido estaba en una "crisis constitucional" porque las legislaturas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte no respaldaron el proyecto de ley del Brexit.

Las negociaciones para ver los términos en los que el Reino Unido se divorcia de la Unión Europea están aún por ver. Boris Johnson quiere que se cierren lo antes posible, pero aún hay muchos aspectos que cerrar, como las políticas migratorias, las multas de salida, la sanidad y la seguridad. 

La prioridad de la UE es intentar que los derechos comunitarios de los ciudadanos que viven en Reino Unido continúen existiendo después de la salida.

Hay que recordar que la Unión Europea funciona como una suerte de macro-Estado con fronteras invisibles entre sus miembros y políticas económicas comunes, que hacen que una persona pueda trabajar libremente y con las mismas condiciones migratorias en países como España, Alemania, Polonia o, hasta su salida, en Reino Unido.
 

Refugio bajo el amparo de Estados Unidos

Es indudable que, tras su retiro, Reino Unido seguirá manteniendo fuertes lazos económicos y comerciales con la Unión Europea por cercanía cultural, económica y física, pero esta salida trae consigo un inevitable acercamiento a Estados Unidos. Algo que, desde Washington, y más con la administración Trump, ven muy bien para sus intereses.

Durante el Foro Económico Mundial en Davos, el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que un acuerdo con Gran Bretaña era "una prioridad absoluta del presidente Trump y que esperan "completarlo dentro de este año".

El secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, dijo que un acuerdo comercial entre los dos países no debería ser demasiado difícil porque sus economías son similares. "Ambos estamos muy orientados a los servicios y, en el tema financiero, ya hay un grado bastante alto de integración y coordinación, por lo que debería ser mucho más fácil mecánicamente", aseguró en Davos.

Pero, desde la oposición, se teme una invasión del mercado estadounidense en la economía británica. Estados Unidos tiene normas higiénicas y sanitarias menos estrictas y diferentes a las de la Unión Europea y adaptarse a estos nuevos estándares genera temor desde algunos sectores.

En el mercado de las farmacéuticas, la situación es parecida. La Unión Europea se nutre, básicamente, de medicamentos creados dentro de sus fronteras y mucho más económicos que los de fabricación estadounidense, una apertura a estos medicamentos y compañías haría que los precios se pudiesen elevar.

Con AP y EFE
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.