Saltar al contenido principal

Un terremoto sacude el este de Turquía y provoca 29 muertes

Equipos de rescate trabajan frente a un edificio colapsado en la región de Elazig, en Turquía, después de que un terremoto sacudiera el país el 24 de enero de 2020.
Equipos de rescate trabajan frente a un edificio colapsado en la región de Elazig, en Turquía, después de que un terremoto sacudiera el país el 24 de enero de 2020. © Reuters

El epicentro del sismo de magnitud 6,5 se localizó en la provincia de Elazig, en el este del país. Varias casas se derrumbaron y se registraron algunos incendios debido a fugas de gas, pero las autoridades aún evalúan el alcance completo de los daños. 

Anuncios

Al menos 29 personas perdieron la vida por culpa del terremoto y más de mil personas se encuentran heridas. La mayoría de víctimas se registraron en la región de Elazig, aunque su vecina Malatya también sufrió daños. 

El ministro del Interior, Süleyman Soylu, quien se desplazó al lugar del desastre, anunció que 30 personas están atrapadas en un edificio derrumbado. "Estamos haciendo todo lo posible para rescatarlas", agregó. 

El epicentro se situó en la localidad de Sivrice, de unos 10.000 habitantes. El sismo registró una magnitud de 6,5 en la escala de Richter y se produjo a solo 6,75 kilómetros de la superficie. Además, provocó más de 30 réplicas y los temblores se sintieron tanto en Siria como en Irán. 

Las autoridades clasificaron el desastre como de nivel 3, lo que conlleva que el país activa un plan de emergencia para responder al terremoto pero no necesita ayuda internacional.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se pronunció en Twitter: "Nuestras instituciones están tomando todas las medidas necesarias para superar el terremoto que ocurrió en Elazig con las menores pérdidas y garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos". 

Múltiples cuerpos de seguridad se desplazaron a la región para ayudar en las labores de rescate. Sin embargo, el hecho de que el terremoto sucediera durante la noche y en época de invieron dificultan esos trabajos. 

Los afectados pasan la noche al raso

La Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias del país advirtieron a los residentes de las zonas afectadas que no regresaran a sus viviendas, ya que aún se teme que puedan sucederse más réplicas. La entidad gubernamental instaló tiendas para que los afectados puedan pasar la noche, que registra temperaturas bajo cero.

El relato de algunas víctimas a la agencia Reuters muestra las consecuencias del desastre: "en nuestro pueblo, gente perdió la vida. Nuestros animales murieron. Nuestras familias han tenido que reunirse a pasar la noche alrededor del fuego", explicó Sinasi, habitante de la región. 

No es la primera vez que Turquía sufre un terremoto de grandes magnitudes. En agosto de 1999, un temblor de magnitud 7,6 provocó la muerte de 17.000 personas. En 2011, otro sismo golpeó la región norte del país y dejó 523 muertos. 

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.