Saltar al contenido principal

Estados Unidos le pide a Irak que cuide su embajada tras un nuevo ataque con cohetes

Manifestantes iraquíes queman llantas para bloquear una calle durante las protestas contra el gobierno en Bagdad, Irak, 26 de enero de 2020.
Manifestantes iraquíes queman llantas para bloquear una calle durante las protestas contra el gobierno en Bagdad, Irak, 26 de enero de 2020. © Thaier al-Sudan / Reuters

Según la agencia AFP, tres de cinco cohetes impactaron en la sede de la embajada de Estados Unidos en Bagdad y una persona murió en medio de las protestas que no dan tregua en el país árabe.

Anuncios

Otro ataque contra la fortificada embajada de Estados Unidos en Bagdad. Esta vez cinco cohetes Katyusha impactaron sin dejar heridos el edificio dentro de la fortificada Zona Verde.

Una fuente de seguridad le confirmó a la Agencia Francesa de Prensa (AFP) que uno de los misiles cayó en la cafetería afuera de la embajada. Convirtiéndose así, en el tercer ataque contra ese edificio este mes. Pero esta es la primera vez que alguno de los proyectiles logra impactar en las instalaciones.

Mientras el gobierno de Estados Unidos ha hecho responsables a Bagdad de la seguridad de sus funcionarios en ese país, políticos iraquís como el clérigo chiita Muqtada Al-Sadr o Hadi al-Amiri han pedido a las fuerzas de Estados Unidos que dejen su territorio.

Incluso unos días atrás llamaron a los ciudadanos a una marcha para protestar por la presencia de ese país en suelo iraquí.

Los líderes chiitas, cercanos a Irán, lideran milicias armadas también que han hecho parte de las manifestaciones que sacuden el país desde octubre pasado. Cuando un alza en los servicios públicos se convirtió en una protesta masiva que pedía cambios profundos en el poder, medidas efectivas contra la corrupción y más empleos.

El Primer Ministro Adel Abdul Mahdi condenó el ataque y a través de un comunicado dijo que esa “agresión” podría “arrastrar a Irak a convertirse en una zona de guerra”.

Un cartel del principal clérigo chiita de Iraq, el Gran Ayatolá Ali al-Sistani, es visto mientras los manifestantes iraquíes se paran en el edificio de gran altura, llamado por el Iraquí, el Restaurante Turco, durante las protestas contra el gobierno en Bagdad, Iraq, el 26 de enero. 2020.
Un cartel del principal clérigo chiita de Iraq, el Gran Ayatolá Ali al-Sistani, es visto mientras los manifestantes iraquíes se paran en el edificio de gran altura, llamado por el Iraquí, el Restaurante Turco, durante las protestas contra el gobierno en Bagdad, Iraq, el 26 de enero. 2020. © Thaier al-Sudan / Reuters

 

Siguen las protestas en Irak


Y no es el único acto de violencia que sucedió en Bagdad. En medio de las protestas sociales se presentaron nuevos choques contra la fuerza pública, que un día atrás lanzó un operativo para desalojar los principales sitios de las manifestaciones.

En medio de esos choques, una persona murió según fuentes policiales. Además más de 100 personas resultaron heridas tras la arremetida de las fuerzas de seguridad. Al sur del país donde las protestas comenzaron las manifestaciones han sido más intensas. En Nassariva, una fuente dijo a Reuters que dos vehículos de seguridad dispararon contra manifestantes que controlaban un puente clave.

El alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU ha hecho varios llamados a las partes a la moderación y a los manifestantes a no incurrir en actos de violencia. Más de 400 civiles han muerto desde el comienzo de las manifestaciones.


Con Reuters y AFP
 

 

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.