Saltar al contenido principal

Recaptura de excongresista colombiana en Venezuela abre dilema diplomático

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su homólogo colombiano, Iván Duque.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su homólogo colombiano, Iván Duque. Reuters

Aida Merlano fue arrestada por las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía en Maracaibo, Venezuela, luego de haber escapado en octubre de 2019 mientras asistía a una cita odontológica en Bogotá. El Gobierno colombiano anunció que pedirá la extradición de la prófuga al líder opositor Juan Guaidó, a quien reconocen como presidente interino.

Anuncios

La excongresista colombiana Aida Merlano fue detenida en territorio venezolano este 27 de enero, casi cuatro meses después de que lograra escapar de prisión gracias a un permiso que le fue otorgado para asistir a una cita al odontólogo fuera de la cárcel el Buen Pastor, en Bogotá.

Merlano cumplía una pena en su país de 15 años de prisión por corrupción electoral. Ahora, el Gobierno de Iván Duque anunció que la pedirá en extradición al Gobierno de Juan Guaidó, al que reconoce como "legítimo" presidente interino de Venezuela. El caso de Merlano aumenta la tensión diplomática entre ambas naciones puesto que las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía (FAES), quienes ejecutaron la captura, fueron creadas durante la Administración de Nicolás Maduro y hacen parte del aparato oficial de seguridad venezolano.

El presidente Iván Duque se ha perfilado, desde que se posesionó en agosto de 2018, como un crítico acérrimo del Gobierno de Maduro, a quien califica de "dictador". De hecho, Colombia ha sido un actor clave en el reconocimiento de Juan Guaidó a nivel regional, sirviendo de plataforma para que el líder opositor salga de gira en búsqueda de apoyo internacional para ejecutar la promesa de "acabar con la tiranía" y lograr un "gobierno de transición".

El caso judicial, una bomba política en la costa atlántica colombiana por la información que Merlano tendría sobre sus jefes políticos en el marco del caso sobre compra de votos, cruzó la frontera para convertirse potencialmente en un lío diplomático ante la ausencia de control que tiene Guaidó sobre las fuerzas policiales y el aparato judicial venezolano.

Pero el Gobierno Duque no vaciló en el escollo: "Cuando el juez competente solicite la extradición de la señora Aída Merlano, el Gobierno Nacional hará la solicitud ante el legítimo Gobierno de Venezuela, en cabeza de Juan Guaidó", anunció el Ministerio de Justicia colombiano. 

En el escrito, se lee además que "Colombia, junto con varios países de América Latina y el resto del mundo, no reconoce y por ende no tiene relaciones diplomáticas con el régimen dictatorial de Nicolás Maduro", una línea que sostiene el país cafetero desde el 23 de enero de 2019, cuando Guaidó se dio a conocer al promulgarse como "presidente interino" de Venezuela.

Aida Merlano entró a Venezuela "de forma ilegal"

En las cuentas de Instagram del Ministerio del Interior de Venezuela y de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía (FAES) venezolanas fue publicada la noticia sobre la captura de la excongresista colombiana, Aída Merlano.

En la foto que acompaña la noticia, sale la mujer de espaldas junto a un hombre, al parecer un ciudadano colombiano indocumentado que acompañaba a la excongresista. Además, se puede ver sobre una mesa varios documentos, teléfonos móviles, dos pelucas rubias, un computador y documentos sueltos, todos elementos en posesión de ambas personas.


Miguel Domínguez, director de las FAES, dijo que Merlano había entrado a Venezuela "de forma ilegal" y "ambos fueron trasladados y puestos a la orden del Ministerio Público".

Merlano escapó por una ventana mientras asistía al odontólogo

El pasado 1 de octubre de 2019, la excongresista, de 43 años, obtuvo una autorización para ir a una cita al odontólogo fuera de la cárcel el Buen Pastor de Bogotá.

En el consultorio, ubicado en el tercer piso de un inmueble, la esperaba el médico, que la vio llegar escoltada por uno de los guardias de la prisión. Tres horas más tarde, el odontólogo que atendió a Merlano, identificado como Javier Cely Barajas, salió del consultorio y le dijo a la guardiana que la paciente había quedado dentro. Al entrar a buscarla, la excongresista ya no estaba.

Según EFE, un vídeo tomado ese día por una cámara de seguridad ubicada en una entrada del consultorio muestra una cuerda roja que toca el piso y de fondo transeúntes y vehículos en movimiento. En las imágenes se puede ver cómo la mujer se descuelga y cae abruptamente al piso.


Algunas personas que pasaban por el lugar se acercaron para levantarla, pero Merlano se puso de pie y se subió a un motocicleta para emprender la huida.

Merlano fue representante a la Cámara entre 2014 y 2018 y su investidura como senadora para el periodo 2018-2022 fue anulada en septiembre de 2018 por el Consejo de Estado de Colombia por superar los gastos máximos establecidos por la ley para la financiación de las campañas electorales.

El dinero máximo permitido para su campaña era cerca de 252.800 dólares. Según las pruebas recogidas por la Fiscalía General, Merlano gastó alrededor de 494.900 dólares en su candidatura.

Con EFE y Reuters
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.