Saltar al contenido principal

Chile: víctima de abusos de la iglesia católica quiere fundar un partido político

Chile, 24 de enero de 2020.
Chile, 24 de enero de 2020. ©

James Hamilton, uno de los primeros en hablar sobre los abusos sexuales de los sacerdotes católicos contra niños, anunció que quiere formar un nuevo partido político llamado 'Dignidad', una referencia a la plaza pública en la capital chilena donde los manifestantes se han reunido en los últimos tres meses para denunciar la desigualdad y los altos costos de vida.

Anuncios

Es uno de los protagonistas del escándalo detrás del abuso sexual de sacerdotes católicos contra centenares de niños chilenos. James Hamilton, ahora médico, hace 10 años abrió la puerta de las denuncias al contar su caso, incluso llegó a reunirse con el Papa Francisco en el Vaticano.

El movimiento de ciudadanos indignados que clama igualdad y cambios en la elite de su país inspiró a Hamilton para promover el Partido por la Dignidad.

“El abuso tiene diferentes caras, no es que el abuso sexual sea el único que existe y en esa lucha nos encontramos con todo lo que ampara ese abuso”, dijo este lunes 27 de enero.

Primer objetivo: promover la participación de los ciudadanos en el proceso constituyente

Hamilton anuncia que quiere ayudar a promover la constituyente, que es vista en Chile como una salida a la crisis que vive desde que se desataron las protestas sociales y que se votará el 26 de abril de este año. “Estos días nos han ido mostrando que no hay interés de parte de algunos políticos de los partidos de que la ciudadanía se integre de manera participativa en este proceso constituyente”, dijo Hamilton.

Estudiantes participan en una protesta con pancartas que dice: "para una educación gratuita, la rebelión está justificada", y tratan de boicotear la prueba de admisión a la universidad, que acusan de desigualdad y elitismo en Valparaíso, Chile, 27 de enero de 2020.
Estudiantes participan en una protesta con pancartas que dice: "para una educación gratuita, la rebelión está justificada", y tratan de boicotear la prueba de admisión a la universidad, que acusan de desigualdad y elitismo en Valparaíso, Chile, 27 de enero de 2020. © Rodrigo Garrido / Reuters

Las protestas que han dejado miles de heridos y por lo menos 26 muertos ya tienen un lema: “hasta que la dignidad se haga costumbre” y esa frase parece ser la que inspiró al conocido médico chileno, que es visto como un héroe por amplios sectores de su país por atreverse a enfrentar al Vaticano.

Dice que espera que sus compatriotas se unan no en torno a ideologías, sino en base a principios y para ayudar a “la democratización del poder, a cómo proteger a los más desvalidos o a que el Estado tenga un rol social que determine lo que signifique un mínimo de dignidad”.

Para muchos, Hamilton es un héroe por haber denunciado los abusos sexuales

El médico denunció en su momento al sacerdote Fernando Karadima por haber abusado sexualmente de él y otros niños. El sacerdote, que negó las denuncias, fue declarado culpable en El Vaticano, pero no fue condenado por las limitaciones del status.

Su caso destapó cientos más y la tensión entre la iglesia católica y la sociedad civil se hizo evidente, hasta el punto incluso de ataques contra parroquias católicas.

Por ahora la idea de Hamilton no parece descabellada en el actual escenario volátil que vive Chile. El presidente Sebastián Piñera, uno de los hombres más ricos de su país, tiene un índice de favorabilidad del 6%, el más bajo de la región.

Mireya Dávila, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, dice que Hamilton tiene el plus de su “legitimidad moral”, pero que está por verse si logra el “liderazgo y la intuición política” para mantenerse a flote en las difíciles aguas electorales.

Con Reuters

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.