Saltar al contenido principal

Policía evacúa un campamento de migrantes en el noreste de París

Campamento de migrantes en Porte d'Aubervilliers, al norte de Paris, desmantelado el martes 28 de enero de 2020.
Campamento de migrantes en Porte d'Aubervilliers, al norte de Paris, desmantelado el martes 28 de enero de 2020. © AFP / Philippe Lopez

Cerca de 1400 migrantes fueron evacuados en la mañana de este martes 28 de enero de un campamento en la Puerta d’Aubervilliers, al norte de la capital francesa. La operación estuvo a cargo de la Policía de la capital. Los evacuados fueron trasladados a refugios y gimnasios temporalmente.

Anuncios

Es una imagen que se repite una y otra vez. El sol no ha salido aún, el frío cala hasta los huesos. En medio de la oscuridad, 1432 migrantes, entre ellos 93 niños, esperan la llegada de los quince buses que los llevarán a gimnasios que servirán de refugio temporal.

Estos migrantes, la mayoría han hecho petición de asilo, se habían instalado desde hace casi un año en un lote abandonado a orillas de la autopista periférica, que circunda París. Allí montaron carpas artesanales en medio del barro, colchones en el piso y basura.

Fátima, una marfileña de 38 años vivía en una carpa insalubre junto a sus tres hijos. “Vamos a ver lo que nos propone la prefectura. Por ahora no sabemos nada (…), pero tenemos esperanza”, explicó a AFP mientras empuja el coche con uno de sus pequeños.

Los evacuados llevan consigo un maletín con sus pocas pertenencias, hacen fila para subir a los buses, guiados por los policías que usan tapabocas, cuenta el diario Le Monde.

Un método para evitar la proliferación de los campamentos insalubres

Esta operación es parte de lo ordenado por el ministerio del Interior, explicó Didier Lallement, jefe de la policía parisina. De hecho, ya son 60 los campos desmantelados en la capital y sus alrededores. El nuevo método de la Policía es evitar que se repita el ciclo evacuación/reinstalación de los campos de migrantes que no solo faltan de higiene sino que también son lugares en donde prima la criminalidad, según afirman las autoridades.

“Propuse al ministro (del Interior) una nueva aproximación al asunto. Ustedes pueden constatar que en la Chapelle el terreno está libre de todo campamento. Aquí procederemos de la misma manera gracias a un dispositivo policíaco”, explicó Lallement a la prensa.

Sin embargo, este método tiene sus limitantes. En Porte de la Villette, al noeste de Paris, ya se instaló otro campamento de 300 migrantes. Por su parte, el prefecto de la región, Michek Cadot, aseguró que será desmantelado en los próximos días.

La idea ahora es encargarse de los migrantes desde el momento de su llegada. Las autoridades tienen una capacidad para recibir hasta 400 personas por semana. Aunque los centro de refugio para los migrantes en espera de asilo están saturados. Así lo confirmó al diario Le Monde, Dominique Versini, encargada de la lucha contra la exclusión de la Alcaldía de Paris.

Para evitar a largo plazo que aparezcan nuevos campamentos, más allá de la presencia de la Policía, la alcaldía de la capital tiene un proyecto para ocupar estos terrenos creando corredores peatonales y más zonas verdes.

Con AFP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.