Saltar al contenido principal

¿Por qué John Bolton sería clave en el 'impeachment' contra Donald Trump?

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, escucha mientras su asesor de seguridad nacional, John Bolton, habla durante un memorando presidencial en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington, febrero de 2019.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, escucha mientras su asesor de seguridad nacional, John Bolton, habla durante un memorando presidencial en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington, febrero de 2019. © Leah Millis / Reuters

Quien fuera despedido como asesor de seguridad de la Casa Blanca hace cuatro meses por "fuertes desacuerdos" con el presidente Donald Trump, publicará un libro en el que sostiene que el mandatario sí retuvo ayuda militar a Ucrania a cambio de que investigara a Joe Biden.

Anuncios

Donald Trump y sus partidarios en el Senado se enfrentan a un nuevo desafío en medio del juicio político que se adelanta en la Cámara Alta: el eventual testimonio de uno de sus excolaboradores más cercanos, que podría confirmar si el mandatario incurrió en abuso de poder.

Se trata del antiguo asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca John Bolton, que en las próximas semanas planea publicar un libro sobre su paso por la reciente Administración, de donde fue despedido por "fuertes desacuerdos" con Trump, según informó el mismo mandatario en septiembre de 2019.

El periódico 'The New York Times', reveló que el manuscrito de ese libro describe cómo el presidente le dijo al mismo Bolton que retendría unos 391 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania hasta que el Gobierno de ese país le ayudara a investigar a Joe Biden, quien se perfila como su adversario en las próximas elecciones presidenciales. La supuesta retención del dinero y las obstrucciones para investigarlo son los hechos cumbre por los cuales los demócratas adelantan en el Congreso el proceso con miras a juicio político contra el magnate.

El 'Times' mencionó que la Casa Blanca recibió un borrador del manuscrito con el objetivo de realizar la típica "revisión de rutina" que hace a exfuncionarios públicos que escriben libros sobre su experiencia en el Ejecutivo. Inmediatamente después de conocerse la noticia, el líder republicano negó haber hecho tales declaraciones a Bolton y dijo que este solo buscaba "vender el libro".

"Nunca le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania estaba vinculada a las investigaciones sobre los demócratas, incluidos los Biden", publicó el magnate en Twitter.

Mientras se publica la totalidad del libro y se cotejan los datos presentados por el exconsejero de Seguridad Nacional, la información parcial del manuscrito le dio nuevos elementos a los demócratas que fueron designados como fiscales en el juicio político, para insistir a los senadores en la necesidad de llamar a declarar a nuevos testigos, particularmente a Bolton, cuyo testimonio podría reforzar las acusaciones contra el presidente.

"Evidentemente tenían este manuscrito, entendieron lo que John Bolton tenía que decir. Estaban muertos del miedo de que la gente se enterara", dijo Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes y jefe de los fiscales designados. 

Pero los republicanos, que han aprovechado su mayoría en el Senado (53 sobre 47) para bloquear la solicitud de nuevos testigos y documentación, parecen no estar dispuestos a ceder a tales solicitudes. "Nada en las revelaciones de Bolton, incluso si fueran ciertas, se elevarían al nivel de un abuso de poder o una ofensa enjuiciable", defendió Alan Dershowitz, integrante de la defensa del mandatario en el juicio político.

El historial de desacuerdos entre Trump y Bolton

Días atrás, durante su participación en el Foro Económico Mundial en Davos, Donald Trump planteó la posibilidad de que se entrevistara a John Bolton en el juicio político pero advirtió que esto supondría un peligro para la seguridad nacional. "Él conoce algunos de mis pensamientos (…) Qué sucede si revela lo que pienso sobre cierto líder y no es muy positivo", dijo entonces.

Pero además añadió que el exfuncionario "sabe otras cosas" y que probablemente ambos no quedaron en buenos términos luego de que Bolton fuera despedido. "A uno no le gusta que la gente testifique cuando no se van en buenos términos... y eso se debió a mí, no a él", reconoció Trump.

John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, fotografiado en la Casa Blanca en mayo de 2019.
John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, fotografiado en la Casa Blanca en mayo de 2019. © Carlos Barria / Reuters

En septiembre de 2019, el portavoz de la Casa Blanca mencionó que las prioridades y políticas de Bolton "no se alinean con las del presidente". De acuerdo con la prensa local, ambos habían sostenido varios enfrentamientos relacionados con la visión que tenían en materia de política internacional en cuanto a Irán y Corea del Norte, por ejemplo.

Bolton era conocido por su postura intervencionista, imagen que fue consolidando a lo largo de su gestión; como cuando protagonizó un escándalo en enero de 2019 al dejar ver en su libreta una nota que sugería el envío de "5.000 tropas a Colombia" y que generó especulaciones sobre una posible intervención militar contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El exfuncionario también se habría opuesto a que Trump llevara a cabo una conversación con líderes talibanes en Camp David, en Estados Unidos, de cara al aniversario número 18 del atentado contra el World Trade Center; un evento que a su juicio sentaría un terrible precedente para el país.

Con Reuters y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.