Saltar al contenido principal

Triunfo para Huawei: Reino Unido le permitirá construir parte de su tecnología 5G

El logotipo de Huawei se muestra en la feria de tecnología de consumo IFA en Berlín, Alemania, el 5 de septiembre de 2019.
El logotipo de Huawei se muestra en la feria de tecnología de consumo IFA en Berlín, Alemania, el 5 de septiembre de 2019. REUTERS/Hannibal Hanschke/File Photo

El Gobierno británico anunció que Huawei hará parte de la construcción de sus redes 5G, pero con un papel limitado: se le excluirá de todas las redes críticas relacionadas con la seguridad y de las ubicaciones geográficas sensibles de Reino Unido. El gigante tecnológico triunfa sobre Trump y sus maniobras para marginarlo de sus socios.

Anuncios

Es una victoria estrecha, pero victoria al fin y al cabo. El gigante tecnológico chino logró meterse en el colosal proyecto tecnológico de las redes 5G en Reino Unido, luego de las intensas presiones del Gobierno de Estados Unidos para que sus aliados aislaran completamente a Huawei de este proceso durante más de un año, alegando que China podría usar a esta empresa para espiar al Gobierno británico.

Pero Reino Unido decidió este 28 de enero que el gigante chino no es lo suficientemente peligroso como para mantenerlo marginado de la infraestructura 5G. En una maniobra percibida como desafiante a Donald Trump, el primer ministro británico, Boris Johnson, dictaminó que los "vendedores de alto riesgo", es decir, que representan “riesgos mayores” para la seguridad del país, categoría para la que califica Huawei, se limitarían a trabajar en las partes "no sensibles" de las redes 5G.

Además de esta limitación, el anuncio oficial, incluyó una serie de orientaciones dictaminadas por el Centro Nacional de Seguridad Cibernética, donde se fijan las restricciones de operación del gigante de las comunicaciones: su participación en el mercado británico será solo del 35%; será excluido de ubicaciones geográficas sensibles en Reino Unido, como plantas nucleares y bases militares y no tendrán acceso al núcleo sensible de las redes, donde se procesan los datos.

Limitaciones del Gobierno Británico a Huawei
Limitaciones del Gobierno Británico a Huawei © France 24


En la mayor prueba de su política exterior posterior al Brexit hasta la fecha, el Gobierno Británico, que no mencionó a la compañía por su nombre, aseguró que siempre la había tratado como un vendedor de alto riesgo y que vigilarían de cerca a la compañía, para rebajar su participación en el mercado en caso de que este se diversifique más.

"Este paquete asegurará que el Reino Unido tenga un marco muy sólido, práctico y técnicamente sólido para la seguridad digital en los próximos años", aseguró Ciaran Martin, director ejecutivo del Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Reino Unido. En esta línea, Nicky Morgan, ministro digital de Reino Unido, aseguró que "queremos una conectividad de clase mundial tan pronto como sea posible, pero esto no debe ser a expensas de nuestra seguridad nacional. Los proveedores de alto riesgo nunca han estado y nunca estarán en nuestras redes más sensibles".

La inclusión de Huawei en el pastel de las 5G divide a Reino Unido

La reacción del vicepresidente de la compañía china, Victor Zhang, no se hizo esperar. El alto ejecutivo aseguró que “Huawei confirma el anuncio del Gobierno del Reino Unido de que podemos seguir trabajando con nuestros clientes para mantener en marcha el lanzamiento de 5G. Esta decisión basada en la evidencia dará como resultado una infraestructura de telecomunicaciones más avanzada, más segura y más rentable, apta para el futuro”.

Pero no todos en Reino Unido le sonrieron a la decisión. Nigel Farage, líder del partido del Brexit, aseguró que fue "una decisión terrible. Esto es malo para la seguridad nacional, un insulto a nuestros amigos más cercanos y una señal de que nuestro establecimiento ha sido pagado por China".

 

 


Poco después, un alto funcionario de la administración Trump que habló bajo condición de anonimato a la agencia de noticias Reuters, aseguró que “Estados Unidos está decepcionado por la decisión del Reino Unido” y agregó que “no hay una opción segura para que los proveedores no confiables controlen cualquier parte de una red 5G. Esperamos trabajar con el Reino Unido en un camino a seguir que resulte en la exclusión de componentes de proveedores no confiables de las redes 5G".

La disputa Huawei-Trump: agudizada en medio de la Guerra comercial con China

Huawei, el mayor productor mundial de equipos de telecomunicaciones, dice que Estados Unidos quiere que sea bloqueado de las redes 5G porque ninguna compañía estadounidense puede ofrecer la misma gama de tecnología a un precio competitivo y además por la persecución política que aduce la compañía china al Gobierno de Estados Unidos.

Estados Unidos, sin embargo, ha argumentado que a medida que evoluciona la tecnología 5G, la distinción entre el "borde" y el "núcleo" se desdibujará a medida que los datos se procesen en toda la red, lo que hace difícil contener los riesgos de seguridad.

 

Huawei tiene un servicio en el lugar del número 2 de la industria del teléfono inteligente durante el trimestre de 2019, después de Samsung y Apple, las sanciones estadounidenses impuestas por los chinos chinos de las tecnologías, los avances de los estudios de análisis públicos.
Huawei tiene un servicio en el lugar del número 2 de la industria del teléfono inteligente durante el trimestre de 2019, después de Samsung y Apple, las sanciones estadounidenses impuestas por los chinos chinos de las tecnologías, los avances de los estudios de análisis públicos. AFP/Archives


Pero su disputad se ha intensificado desde hace un año y medio enmarcado en la Guerra Comercial entre Beijing y Washington, que en este momento atraviesa el rocoso puente de las negociaciones. El Departamento de Justicia de Estados Unidos, ha acusado a la compañía tecnológica de espionaje y de violar las sanciones impuestas por Washington a Teherán, de relacionarse con Irán y de ocultar esos vínculos. Pero los señalamientos también incluyen fraude bancario y conspiraciones para lavar dinero.

Huawei se ha defendido y ha negado las acusaciones. Entre tanto el Gobierno chino ha movido algunos hilos para evitar que Gobiernos europeos, como el alemán, bloquee a Huawei, amenazando con represalias si esto sucede. De momento, el en pulso Huawei-Trump, la compañía china lleva la delantera.

Con Reuters
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.