Saltar al contenido principal

Exdeportistas francesas denuncian abusos sexuales de sus entrenadores

La antigua patinadora profesional Sarah Abitbol, durante un Campeonato Europeo de patinaje en Bratislava, en 2001.
La antigua patinadora profesional Sarah Abitbol, durante un Campeonato Europeo de patinaje en Bratislava, en 2001. © Olivier Morin / AFP

Antiguas patinadoras, nadadoras y tenistas francesas hicieron públicas a través del diario 'L’Équipe' y del semanario 'L’Obs' diversas situaciones de abusos que sufrieron al inicio de sus carreras por parte de sus entrenadores.

Anuncios

"El fin del silencio". Bajo ese título, el diario deportivo 'L’Équipe' presentó en su edición del 29 de enero una serie de testimonios de exdeportistas francesas que sufrieron abusos sexuales por parte de sus entrenadores en las décadas de los 70, 80 y 90. Esas declaraciones, sumadas a otras difundidas por el semanario 'L’Obs', sacaron a la luz casos ocultos durante mucho tiempo.

Una de las revelaciones la entregó Hélène Godard, una de las mejores patinadoras francesas de los años 70, que apuntó contra su entrenador, Gilles Beyer, quien era ocho años mayor que ella y con quien mantuvo relaciones sexuales cuando ella tenía entre 13 y 14 años.

Ese mismo entrenador es apuntado por Sarah Abitbol en una entrevista con 'L’Obs'. La diez veces campeona francesa de patinaje artístico en parejas entre 1994 y 2003 y medallista mundial de bronce en esa disciplina en 2000 acusó a Beyer de agresión sexual y violación entre 1990 y 1992, cuando tenía entre 15 y 17 años.

"A los 15 dormía fuera de mi casa, era vulnerable y tú te aprovechaste de ello. Incluso hoy, tan pronto como salgo de casa, tengo miedo", confesó Abitbol, en un extracto de su libro de testimonios próximo a publicarse, 'Un si long silence', citado por 'L’Obs'.

En su declaración al medio, Abitbol aseguró haber dialogado tras el final de su carrera el caso de Beyer con el entonces ministro de Deportes, Jean-François Lamour, quien supuestamente le respondió que "tenemos un archivo sobre él, pero vamos a cerrar los ojos".

"Comprendí que me enfrentaba a un silencio organizado. Básicamente, todos me decían: '¡Toma tus medicamentos y cállate!'. Obedecí: tomé mis medicamentos y me quedé en silencio", agregó la expatinadora.

Según 'L’Équipe', las investigaciones internas llevaron al Ministerio de Deportes a finalizar la relación con Beyer como asesor técnico deportivo, pero continuó su carrera de entrenador y ocupó funciones en la Federación Francesa de Deportes de Hielo (FFSG).

Anne Bruneteaux y Béatrice Dumur también entregaron sus declaraciones a 'L’Équipe' y acusaron a Michel Lotz de haber abusado de ellas en la década de los 80 cuando tenían 13 años. Otros entrenadores mencionados son Didier Gailhaguet y Jean-Roland Racle.

Nadadoras y tenistas también denunciaron a sus antiguos entrenadores

Entre los testimonios recogidos por L’Équipe también aparecen antiguas nadadoras, como Élisabeth Douet, Frédérique Weber e Isabelle Chaussalet, que contaron las agresiones sexuales que sufrieron en el centro de entrenamiento de Font Romeu, en los Pirineos, por parte de Christophe Millet, entrenador por aquel entonces y condenado en los 90 por atentado al pudor.

También prestó su declaración la extenista Isabelle Demongeot, quien resultó clave en la lucha contra las agresiones sexuales en el deporte, y exigió mayor apoyo para las deportistas.

"¿Cuándo nos van a tender la mano?", reclamó Demongeot, que lideró el proceso contra su antiguo entrenador Régis de Camaret, condenado a diez años de prisión por violación de menores en 2014.

Si bien los casos difundidos por 'L’Équipe' ya están prescritos para llevarlos a la Justicia, las deportistas expresaron su esperanza de que esas declaraciones animen a otras deportistas a hablar y a presentar las denuncias en los tribunales.

Una ola de testimonios que alerta sobre los abusos en el deporte de alto rendimiento

En los últimos meses, el deporte de alto rendimiento francés se ha visto envuelto en otros casos de abuso, que sí han llevado a una condena para sus perpetradores.

El viernes 24 de enero, el exentrenador de tenis Andrew Geddes fue sentenciado a 18 años de prisión por violar a cuatro de sus antiguos estudiantes menores de edad.

Y a fines de 2019, una investigación del colectivo de periodistas We Report reveló que había "disfunciones importantes" en diferentes niveles del deporte -federaciones, clubes, autoridades locales, el Estado y la Justicia-, con al menos 77 situaciones con 276 víctimas, en su mayoría menores de 15 años, en 28 disciplinas deportivas diferentes.

Ante esta ola de denuncias, el Gobierno francés reaccionó. Marlène Schiappa, secretaria de Estado a cargo de la igualdad de mujeres y hombres y la lucha contra la discriminación, alentó a todas las víctimas de este tipo de abusos a declarar.

Mientras que, a través de Twitter, la ministra de Deportes, Roxana Maracineanu, consideró los testimonios publicados por 'L’Équipe' como "indispensables y saludables" y expresó su deseo de generalizar un "control de honorabilidad" en todas las federaciones, tal como el que ya se implementa en la Federación Francesa de Fútbol (FFF).

Con AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.