Saltar al contenido principal
Historia

La historia de Auschwitz, el campo que encarnó la desazón suprema

© France 24

Hace 75 años un grupo de soldados soviéticos entró sigilosamente al campo de concentración y de exterminio más conocido en el mundo: Auschwitz. Esta es su historia.

Anuncios

Cuando los soviéticos liberaron Auschwitz, los nazis ya no estaban, pero miles de cuerpos de prisioneros judíos sí. Se encontraron pilas de cadáveres, cuerpos famélicos, torturados, resquebrajados. También fueron asesinados allí.

Auschwitz II Birkenau era un antiguo cuartel del ejército polaco que los nazis adecuaron durante la Segunda Guerra Mundial para matar sistemáticamente a los judíos de Europa. Allí también fueron asesinados, en menor escala, prisioneros polacos, soviéticos, homosexuales, gitanos, testigos de Jehová, entre otros. Fue una época de tanto horror, que las historias que de allí se cuentan parecen surreales.

En Auschwitz, los nazis segregaban a los judíos entre los que servían para trabajar forzosamente y los destinados directamente a la muerte. Los métodos: asfixiados en las cámaras de gas, ahorcados, fusilados, muertos por hambre o por experimentos médicos. 

¿Cómo se llegó al punto de disponer centros del horror como Auschwitz?

En septiembre de 1939, la Alemania del Tercer Reich, liderada por Adolf Hitler, invadió Polonia con el visto bueno de la Unión Soviética. Comenzaba la Segunda Guerra Mundial y de inmediato los judíos europeos fueron deportados a Polonia para concentrarlos en los 'guetos', unas comunidades cerradas para separarlos de los demás grupos poblacionales. 

Pero solo fue hasta 1941 en que la campaña de exterminio por parte de los nazis comenzó en serio. Fue el momento en que la cúpula militar de Hitler, liderada por el comandante de las S.S. Heinrich Himmler, concluyó la denominada "solución a la cuestión judía". Un programa de aniquilamiento que destacó a los campos de concentración y a las cámaras de gas como la forma más efectiva para lograrlo.

Al visitar Auschwitz se puede comprobar que todo se intenta mantener como se lo encontró el Ejército Rojo. En la imagen zapatos de las personas que fueron encarceladas.
Al visitar Auschwitz se puede comprobar que todo se intenta mantener como se lo encontró el Ejército Rojo. En la imagen zapatos de las personas que fueron encarceladas. © Axel Schmidt / Reuters

Desde 1941 hasta 1945 se adecuaron más de 42.000 instalaciones en los territorios ocupados por la Alemania nazi. Solo algunos fueron modernizados con cámaras de gas zyklon-b y edificios crematorios para sumar la mayor cantidad de muertos. En Jasenovac, Croacia, murieron 600.000; en Treblinka, Polonia, 870.000; y en Auschwitz, el más mortífero de todos, murieron entre un millón y un millón quinientos mil. 

No se tiene un registro con precisión del número de muertos en cada uno de los campos de exterminio. Los historiadores de la posguerra adjudicaron la cifra de 6 millones de muertos, para establecer que dos tercios de la población judía en Europa había sido asesinada, el denominado Holocausto.

Tras la Segunda Guerra Mundial, los judíos lograron fundar el Estado de Israel y retornar a su lugar original, Judea, de donde históricamente fueron expulsados en tiempos del Imperio Romano. 

Actualmente se cuentan más de 14 millones de judíos en el mundo, repartidos en su mayoría entre Israel y Estados Unidos. El Museo en Memoria del Holocausto registra a más de 205 mil sobrevivientes al horror de los campos de concentración. Muchos de ellos, provenientes de Auschwitz, suelen recordar el horror del pasado cada que se cumplen conmemoraciones como esta, la de los 75 años de la liberación del campo.
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.