Saltar al contenido principal

Los niños del Sahel, primeras víctimas de las violencias según Unicef

De acuerdo con el último informe de la Unicef, los niños representan la población más afectada por conflictos en el Sahel
De acuerdo con el último informe de la Unicef, los niños representan la población más afectada por conflictos en el Sahel © Anne Mimault / Reuters
4 min

Los niños son las principales víctimas de las violencias perpetradas en el Sahel central. “Cientos de miles han vivido experiencias traumáticas”, declara alarmada la directora regional de Unicef, Marie-Pierre Poirier, en un comunicado.

Anuncios

Los niños del Sahel son los principales afectados por la violencia. Cientos de ellos han muerto, quedaron mutilados o fueron separados por la fuerza de sus padres en 2019, afirma Unicef en un documento publicado el martes 28 de enero.

Tan solo en Mali, uno de los países del Sahel más afectado junto con Burkina Faso y Níger, 277 niños murieron o quedaron mutilados en el transcurso de los primeros nueve meses del 2019, el doble de la cifra total del 2018, según indica el documento de la agencia de la ONU para la infancia.

“Experiencias traumáticas”

Pero en todo el Sahel central ha habido un “importante aumento de la violencia contra los niños atrapados en el fuego cruzado, cientos de ellos separados a la fuerza de sus familias, muertos o mutilados”, afirma la declaración publicada en apoyo a un llamado urgente para la recaudación de 208 millones de dólares para financiar las operaciones de Unicef.

Mali es el único país del cual Unicef conoce esas cifras, afirmó una portavoz de la organización en Dakar, pero en Burkina Faso y en Níger también ha habido niños víctimas de asesinato, abusos sexuales, secuestro o reclutamiento forzoso en los grupos armados.

“Cientos de miles de ellos han vivido experiencias traumáticas”, estima la directora regional de Unicef, Marie-Pierre Poirier, citada en un comunicado.

Mali -donde el conflicto estalló en 2012 antes de expandirse hacia otras regiones- junto con Burkina Faso y Níger se enfrentan a una alarmante degradación de la seguridad. Estos países son el escenario de una fuerte insurgencia yihadista combatida por ejércitos nacionales y extranjeros. En sus territorios se cometen brutalidades intercomunitarias y los múltiples tráficos alimentan la violencia. Estos actos han dejado miles de muertos, tanto combatientes como civiles, y cientos de miles de desplazados.

“Las mujeres y los niños son las principales víctimas de la violencia”, afirma Unicef. En total, 4.9 millones de niños necesitan ayuda humanitaria. “En noviembre de 2019, había 1.2 millones de personas desplazadas”, es decir que la cifra se duplicó en un año, informa la organización, y “más de la mitad eran niños”, de los cuales 670.000 se vieron obligados a huir de sus hogares. En Burkina Faso la cifra de desplazados se multiplicó por cinco.


El espectro de la inseguridad alimentaria

En estos países, entre los más pobres del mundo, la agencia resalta “el devastador impacto” que tienen las violencias sobre el acceso a los alimentos, al agua y a los cuidados básicos, junto al alto riesgo de propagación de enfermedades infecciosas que constituyen las primeras causas de mortandad infantil.

Más de 709.000 niños menores de cinco años padecerán malnutrición aguda grave en los tres países en 2020, según estimaciones de Unicef. Más de 4,8 millones de personas podrían estar en una situación de inseguridad alimentaria.

La agencia insiste sobre la extensión del daño al sector educativo. Entre abril de 2017 y diciembre de 2019, a causa de ataques cada vez más constantes contra establecimientos, profesores y alumnos, los cierres de las escuelas en el Sahel central se multiplicaron por seis. Más de ocho millones de niños entre 6 y 14 años no reciben educación, es decir, cerca del 55% de los niños entre este rango de edad.

El deterioro en materia de seguridad vuelve más complicada, peligrosa y casi imposible la intervención de las ayudas humanitarias, recuerda Unicef. La organización hace un llamado a todos los actores para la protección de los niños y el respeto “del espacio humanitario”.

Con AFP

Este artículo fue adaptado de su original en francés. 

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.