Saltar al contenido principal

China: los estragos económicos del coronavirus se empiezan a sentir con fuerza

Miembros de tripulación de Sri Lankan Airlines llevan máscaras en el Aeropuerto Internacional de Bandaranaike después de que Sri Lanka confirmara el primer caso de coronavirus, el 30 de enero de 2020.
Miembros de tripulación de Sri Lankan Airlines llevan máscaras en el Aeropuerto Internacional de Bandaranaike después de que Sri Lanka confirmara el primer caso de coronavirus, el 30 de enero de 2020. © Dinuka Liyanawatte / Reuters

En la última semana al menos nueve aerolíneas suspendieron sus vuelos desde y hacia China, las bolsas de valores acumulan pérdidas y el petróleo ha perdido un 10% de su precio. La industria del deporte chino, con cancelaciones y suspensiones de eventos, también contribuye a los números rojos. Entre los pocos sectores que se han visto favorecidos por el virus están los fabricantes de tapabocas, cuya venta se ha disparado.

Anuncios

El brote del nuevo coronavirus deja al jueves 30 de enero 213 muertos y más de 9.000 contagiados, la mayoría de ellos en la provincia de Hubei, cuya capital Wuhan cumple una semana cerrada tras la decisión de las autoridades chinas que intentan contener su propagación.

Mientras 19 países fuera de China han confirmado casos de contagios, aerolíneas como British Airways, Lion Air, Lufthansa, Iberia, United Airlines, American Airlines, Egyptair, Air France y Seúl Air han suspendido todos sus vuelos a China, mientras otras como Finnair, Air Canada, KLM y Cathay Pacific han reducido el número de viajes. Esta última, insignia de Hong Kong, ha optado por una reducción progresiva de sus vuelos a China, dejando, además, de prestar algunos servicios a bordo como toallas calientes, mantas, revistas, y la modificación a su oferta de comidas.

Países que han importado el coronavirus
Países que han importado el coronavirus © FRANCE 24

El Gobierno de Estados Unidos, además, reveló que estudia la posibilidad de imponer una prohibición temporal generalizada de los vuelos hacia y desde China después de que se confirmara la detección de cinco casos del virus en el país entre personas que habían viajado recientemente a Wuhan.

Ante la expansión del virus, Rusia decidió cerrar su frontera oriental, en la que comparte 4.209 kilómetros con China. No podrán ingresar al país a través de los puestos de control ubicados en la región de Kaliningrado, San Petersburgo y la región de Leningrado. Esta decisión se suma a la suspensión temporal de la entrega de visados electrónicos a ciudadanos chinos. Kazajstán, por su parte, también cerró su frontera y ha suspendido todas las formas de viaje hacia y desde China. República Checa, por su parte, es el primer país europeo en cancelar el visado a ciudadanos chinos y está considerando prohibir los vuelos hacia este país.

Por el momento, varios países han comenzado ya a evacuar a sus nacionales desde Wuhan, entre ellos Japón, Singapur y Estados Unidos. Otros como Reino Unido y Francia están ultimando detalles con las autoridades chinas para la repatriación de sus ciudadanos.

Viajeros con máscaras protectoras en una estación de tren en Beijing, 24 de enero de 2020.
Viajeros con máscaras protectoras en una estación de tren en Beijing, 24 de enero de 2020. © Nicolas Asfouri, AFP

El jueves 30 de enero, un avión de la Unión Europea partió del aeropuerto portugués de Beja para repatriar a unos 350 ciudadanos europeos. Turquía inició también la repatriación de 35 de sus ciudadanos y de otros 10 de la vecina Azerbaiyán. El estado mexicano de Guanajuato está a la espera del regreso de 50 estudiantes.

Grandes empresas suspenden sus operaciones en China

La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, ha dicho que si el virus continúa propagándose y, aún si se detuviera mañana, ya existe un impacto negativo a corto plazo en la industria del turismo y en el comercio, dos de las áreas que más han sufrido el impacto de las restricciones impuestas para contener la expansión del coronavirus.

El grupo Toyota anunció que aplazará la reapertura de sus 12 fábricas en China, cerradas actualmente debido a las festividades del Año Nuevo Lunar. Honda y Renault también se unieron a la medida.

La cadena sueca de muebles y objetos para el hogar, Ikea, ha anunciado el cierre de todas sus tiendas físicas en China hasta nuevo aviso. Starbucks también confirmó el cierre temporal de más de la mitad de sus tiendas en el gigante asiático, donde actualmente tiene 4.292 puntos de venta.

La marca de joyas Pandora cerró 53 de sus 237 tiendas en China, la mayoría en la provincia de Hubei.

El golpe a la segunda economía más grande del mundo se siente

El Gobierno chino estima que el impacto del coronavirus en su economía puede ser mucho más significativo que sufrió con el brote de SARS hace 17 años. El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés) dejó entre noviembre de 2002 y julio de 2003 alrededor de 800 fallecidos y le costó a la economía mundial un estimado de 33.000 millones de dólares, el 0,1% del PIB mundial.

Según Daniel La Calle, PhD en Economía y profesor en la Escuela de Inteligencia Económica (IE Business School), las estimaciones son muy preliminares porque se desconoce el alcance de la epidemia, o el tiempo en que se va a contener. Sin embargo, dice que si se toman como datos las proyecciones del impacto en la economía global del SARS y se compara con el coronavirus, el impacto se podría mover entre un 0,7% y un 1% del PIB mundial.

Pasajeros esperan en el aeropuerto francés de Charles de Gaulle en medio de la alerta global por la propagación del coronavirus en una imagen del 26 de enero de 2020.
Pasajeros esperan en el aeropuerto francés de Charles de Gaulle en medio de la alerta global por la propagación del coronavirus en una imagen del 26 de enero de 2020. © AFP

Las acciones mundiales se desplomaron el jueves 30 de enero, mientras que el yuan alcanzó su nivel más bajo este año, los precios del petróleo han caído alrededor de un 10% desde el 20 de enero, el cierre más débil en tres meses. De acuerdo con Reuters, Goldman Sachs apunta a un posible impacto negativo en la demanda mundial de petróleo de 260.000 barriles por día en promedio. 

Por su parte, los mercados de EE.UU. bajaron en la mañana del 30 de enero, ya que la epidemia avivó los temores de un nuevo golpe a la economía china; aunque cerraron la jornada con leves ganancias. Según expertos, se espera que la economía china se desacelere en el primer trimestre de este año.

El deporte chino no se escapa y aporta su grano de arena al impacto económico

Hasta el momento han sido suspendidos varios eventos deportivos como la Superliga china de fútbol para garantizar la salud de jugadores, empleados y aficionados, según decidió la Asociación China de Fútbol (CFA). 

En el marco de la Copa Mundo de Esquí Alpino, la la Asociación China de Esquí canceló las pruebas masculinas estaban programadas para el 15 y 16 de febrero.

El Mundial de Atletismo en Sala, programado para el mes de marzo en la ciudad de Nanjing, se ha pospuesto para el el 2021.

En cuanto a ciclismo, la vuelta a Hainan que debía disputarse del 23 de febrero al 1 de marzo, fue anulada y está pendiente de la evolución de la epidemia para ver si se puede correr en otra fecha durante este año.

Otros eventos que debían tener a China como sede fueron relocalizados: El preolímpico de boxeo que debía disputarse en Wuhan se disputará en Amán, Jordania, en marzo, mientras que el preolímpico de básquetbol femenino de Foshan se disputará ahora en Belgrado, la capital serbia. Además, la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) decidió además trasladar los clasificatorios para el torneo olímpico de fútbol femenino a Sídney, Australia.

Los fabricantes de tapabocas, entre los pocos beneficiados

Ante la alta demanda de tapabocas en China, las farmacias han aprovechado para elevar sus precios de forma desmedida. Las autoridades municipales de Beijing anunciaron el pasado miércoles 29 de enero una multa de tres millones de yuanes (393.000 euros) a una farmacia de la ciudad por haber multiplicado por seis el precio de venta de los tapabocas empleados para protegerse del coronavirus. El establecimiento estaba vendiendo cajas de diez unidades a 850 yuanes (111 euros), cuando su precio en Internet ronda los 143 yuanes (19 euros).

Ante el impacto negativo casi inminente del virus en la economía china, los fabricantes de estos accesorios están entre los pocos beneficiados puesto que en algunas provincias el uso de tapabocas es obligatorio.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.