Saltar al contenido principal

El Brexit, un agujero en las finanzas de la UE

Anuncios

Bruselas (AFP)

La marcha del Reino Unido de la Unión Europea (UE) complica todavía más las negociaciones entre los países del bloque, que buscan cómo compensar el agujero de 12.000 millones de euros anuales en su presupuesto común a partir de 2021.

El Reino Unido es un "contribuyente neto" en el presupuesto europeo, al aportar más dinero del que recibe. Según las cuentas de la Comisión Europea, el Brexit implicará la pérdida de 84.000 millones de euros para el período 2021-2027.

Para resolver el rompecabezas del próximo Marco Financiero Plurianual (MFP), actualmente en negociación, la Comisión Europea de Jean-Claude Juncker presentó una propuesta en mayo de 2018, antes de pasar el relevo al nuevo ejecutivo comunitario de Ursula von der Leyen.

El sensible y divisivo expediente se encuentra ahora entre las manos del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien convocó una cumbre extraordinaria que "empezará" el 20 de febrero para intentar poner de acuerdo a los 27 líderes del bloque.

- Club del 1% -

La solución del ex comisario de Presupuesto, Günther Oettinger, es que los países del bloque aumenten su contribución y, a su vez, lleven a cabo recortes en las políticas tradicionales de cohesión y agricultura para financiar las nuevas prioridades como la defensa o el clima.

Por el momento, la discusión está estancada pese a los numerosos contactos de Michel con los diferentes gobiernos.

"Uno esperaría que el Brexit fuera un electrochoque, pero pienso que se reproducirá lo que teníamos antes", lamenta Nicolas-Jean Brehon, especialista sobre presupuesto europeo en la Fundación Schuman.

La primera discusión se centra en el alcance de la contribución de los países en el MFP.

Alemania, Austria, Países Bajos y los países escandinavos crearon el "Club del 1%" para presionar por que las contribuciones se limiten al 1% del ingreso nacional bruto (INB).

"Es un umbral obviamente simbólico. Es también un umbral político que Alemania y los británicos pidieron", señala Brehon, recordando que ambos países fueron "los primeros en pedir límites más estrictos" en el presupuesto común.

Con el Brexit, Alemania pierde así un aliado en la negociación. La Comisión, que propone un umbral del 1,114%, equivalente a 1,279 billones de euros en precios corrientes, advirtió contra bajar al 1%.

Sin contar al Reino Unido, el presupuesto actual representa actualmente el 1,16% del ingreso nacional bruto de la UE. La Eurocámara defiende un umbral del 1,3% para el próximo plan.

- Fin de los cheques -

Bruselas quiere aprovechar además el Brexit para prohibir los "cheques", introducidos en 1984 por el Reino Unido de Margaret Thatcher al grito de "Devuélvanme mi dinero" y que se aplican actualmente a otros cinco países, entre los más ricos: Alemania, Dinamarca, Países Bajos, Austria y Suecia.

"Los más ricos pagan menos en porcentaje si se tiene en cuenta su INB por habitante", lamenta el ejecutivo comunitario, que propone suprimir progresivamente estos reembolsos en cinco años.

Otros 18 países estiman por su parte que el Brexit es "una oportunidad única de reformar y modernizar" los recursos del MFP.

"Ningún Estado miembro tiene un sobrepeso suficiente para tener derecho" a una rebaja, asegura este grupo de países, que incluye a Francia, Italia, España, Polonia, las naciones bálticas, Bulgaria, Rumanía o Hungría.

Para Brehon, "los reembolsos nunca tuvieron como objetivo equilibrar las contribuciones, sino devolverlas a zonas aceptables".

Alemania argumenta que tendrá que una contribución "mucho mayor" tras el Brexit, "incluso con un 1%", recordó el ministro alemán de Asuntos Europeos, Michael Roth, en una reciente reunión en Bruselas.

La perspectiva de apretarse el cinturón reavivó el debate sobre los recursos propios de la UE, más allá de las contribuciones nacionales. Entre las pistas evocadas, una tasa carbono a productos importados o impuestos al plástico.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.