Saltar al contenido principal

'Impeachment': la Casa Blanca prohíbe el libro de Bolton que confirmaría presión de Trump a Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras firmar el nuevo acuerdo comercial EE. UU.-México y Canadá, en la Casa Blanca, mientras continúa el juicio político en su contra. En Washington, EE. UU., el 29 de enero de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras firmar el nuevo acuerdo comercial EE. UU.-México y Canadá, en la Casa Blanca, mientras continúa el juicio político en su contra. En Washington, EE. UU., el 29 de enero de 2020. © REUTERS/Jonathan Ernst

Este 29 de enero se desarrolló la primera de las dos jornadas previstas para la fase de preguntas en el juicio político contra el presidente Donald Trump. En la misma jornada se hizo publica una carta de la Casa Blanca en la que prohíbe la publicación de un libro del exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton, por tener información “clasificada”, que perjudicaría al mandatario.

Anuncios

La mayoría republicana en el Senado, la defensa y hasta la Casa Blanca intentan a toda marcha lograr una absolución lo más pronto posible para el presidente Donald Trump, en el juicio político que enfrenta desde el pasado martes, 22 de enero. Según el senador republicano, John Barrasso, es posible que el proceso termine este viernes, 31 de enero.

Pero aún quedan puntos por tejer, que podrían extender la duración que esperan los republicanos, en caso de que los demócratas logren su cometido de hacer llamar a testigos para tener un “juicio justo”, como indican.
“¿El presidente Trump es tan insistente en una absolución rápida que el Senado no puede tomar un segundo más para tener un juicio justo?, cuestionó Chuck Shumer, el líder de la minoría demócrata en el Senado.

El senador republicano, Mitt Romney, tras la sesión del juicio político en el Senado, contra el presidente Donald Trump, en Washington D. C., EE. UU., el 29 de enero de 2020
El senador republicano, Mitt Romney, tras la sesión del juicio político en el Senado, contra el presidente Donald Trump, en Washington D. C., EE. UU., el 29 de enero de 2020 © REUTERS/Brendan McDermid

Republicanos más moderados en este asunto como el excandidato presidencial en los comicios de 2012, Mitt Romney, se muestran de acuerdo en hacer llamar a testigos potenciales, como el exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton, para esclarecer las circunstancias en las que el mandatario estadounidense habría retenido ayuda militar a Ucrania, a cambio de que investigara a su posible rival en las elecciones presidenciales de este noviembre, el demócrata Joe Biden.

Fue esta movida la que le costó a Trump la imputación de cargos, con los que se convirtió en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser llevado a un juicio político: abuso de poder y obstrucción al Congreso, por sus supuestos intentos por bloquear una investigación al respecto. De ahí que llamar, o no, testigos a declarar se ha convertido en la pugna clave entre demócratas y republicanos, pues hundirían o salvarían al mandatario de ser retirado de su cargo, justo cuando se avecina un nuevo período presidencial, en el que aspira a la reelección.

“Hay muchas cosas de las que me gustaría tener evidencia que no hemos visto. John Bolton, por ejemplo, puede decirnos precisamente cuándo fue tomada la decisión de no entregar de inmediato la ayuda a Ucrania y qué razonamiento tuvo el presidente en ese momento”, dijo Romney en declaraciones a la prensa, a la salida del Senado.

La Casa Blanca prohíbe la publicación del libro de John Bolton

Bolton, quien ha señalado que está dispuesto a declarar y quien fuera un hombre cercano al mandatario, es uno de los testigos que los demócratas piden insistentemente escuchar en el juicio, especialmente después de que esta semana The New York Times publicara un manuscrito del libro que Bolton planea publicar, a mediados de marzo, en el que incluye un capítulo sobre la también conocida como “Trama ucraniana”.

Archivo- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con su entonces asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, durante una reunión en la Casa Blanca, en Washington D. C., EE. UU., el 7 de febrero de 2019.
Archivo- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con su entonces asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, durante una reunión en la Casa Blanca, en Washington D. C., EE. UU., el 7 de febrero de 2019. © REUTERS/Leah Millis

Bolton afirma que el presidente sí presionó a Kiev para beneficiarse en las próximas elecciones presidenciales, un asunto que los demócratas consideran una interferencia en su sistema democrático, una violación a su soberanía, y peor aún, impulsada por su propio jefe de Estado. Trump rechaza las acusaciones y las califica como intentos por detener su posible triunfo en los nuevos comicios presidenciales.

El miércoles 28 de enero, se dio a conocer una carta del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca dirigida a Charles Cooper, abogado de Bolton, en la que advierte que el libro no puede ser publicado debido a que, según el manuscrito que ha obtenido, contiene "una cantidad significativa de información clasificada" y que, en caso de hacerlo, deberá suprimir los apartados con datos sensibles.

El exasesor de Seguridad Nacional y su abogado respondieron que no creen que ninguna información en el capítulo sobre Ucrania deba considerarse clasificada. El intercambio de comunicaciones entre las dos partes se produjo la semana pasada, pero Cooper dio a conocer su carta este miércoles después de que fuera revelada la misiva de la Casa Blanca.

¿Qué sigue después de la fase de interrogatorio?

Después de la fase de preguntas de los senadores a los fiscales y a la defensa de Trump, que termina este jueves, está prevista la votación sobre el posible llamamiento de testigos, algo que algunos miembros de la bancada republicana están confiados en lograr, dada la mayoría con que cuentan en la Cámara Alta.

Sin embargo, The New York Times reportó que en una reunión privada el líder de la mayoría, Mitch Macconnell, aseguró que no cuenta con los votos necesarios para bloquear la petición demócrata, debido a que algunos miembros de su partido “no están comprometidos” con esa medida.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Shumer, durante un receso de sesión del juicio político contra Donald Trump, en el Senado, en Washington, D. C., el 29 de enero de 2020.
El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Shumer, durante un receso de sesión del juicio político contra Donald Trump, en el Senado, en Washington, D. C., el 29 de enero de 2020. © REUTERS/Amanda Voisard

De los resultados de esta votación dependerá en gran medida el futuro político de Donald Trump. No llamar testigos a declarar es considerado por los demócratas un “encubrimiento” a favor de Trump, pero para los republicanos los cargos contra el mandatario son infundados y por tanto “no hay nada que los testigos puedan agregar”, como aseguró Alan Dershowitz, abogado del presidente.

France24 con Reuters y AP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.