Saltar al contenido principal

España, Reino Unido, Italia, Rusia y Suecia confirman sus primeros casos de coronavirus

Una mujer es vista con una máscara protectora en el aeropuerto internacional Fiumicino de Roma, el 31 de enero de 2020.
Una mujer es vista con una máscara protectora en el aeropuerto internacional Fiumicino de Roma, el 31 de enero de 2020. © Yara Nardi / Reuters
8 min

Dos personas pertenecientes a una misma familia en Inglaterra, dos turistas chinos en Roma, dos ciudadanos chinos en las regiones rusas de Zabaikalie y Tiumén y una mujer del condado sueco de Jönköping que había vuelto de Wuhan son los primeros casos en esos cuatro países. Las seis personas están aisladas y bajo tratamiento. El Gobierno italiano declaró el estado de emergencia por seis meses.

Anuncios

Cinco países más se sumaron a la lista de naciones afectadas por el coronavirus este 31 de enero. España, Reino Unido, Italia, Rusia y Suecia confirmaron sus primeros casos de la llamada "neumonía de Wuhan", la cual deja, hasta el momento, más de 11.000 contagiados y 258 muertos.

El primero en anunciar la presencia del virus en su país fue el primer ministro italiano Giuseppe Conte, quien informó el jueves 30 de enero que dos ciudadanos de nacionalidad china dieron positivo en los análisis realizados.

Los dos pacientes se encuentran hospitalizados en el hospital Lazzaro Spallanzani de Roma, especializado en enfermedades contagiosas. El doctor científico de ese sanatorio, Giuseppe Ippolito, indicó que los dos turistas han sido aislados “inmediatamente” y están en “buenas condiciones”. Además, las autoridades están investigando el recorrido de ambos para determinar con quienes mantuvieron contactos.

Según medios locales, el hotel donde se encontraban alojados en la céntrica Vía Cavour fue precintado y otro bus de turistas chinos fue trasladado al mencionado hospital para realizarles exámenes a los pasajeros.

Si bien el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, aseguró que la situación "es seria" pero "está bajo control", el Gobierno de Italia endureció sus medidas precautorias: canceló el tráfico aéreo desde y hacia China –siendo el primer país de la Unión Europea que adopta esa postura- y, en un Consejo de Ministros realizado este viernes 31 de enero, optó por declarar el estado de emergencia por seis meses, en consonancia con la emergencia internacional dictada por la Organización Mundial de la Salud.

Por su parte, el asesor médico del Gobierno británico, Chris Whitty, comunicó los dos casos pertenecientes a una misma familia de Inglaterra, quienes fueron trasladados a una unidad especializada en enfermedades infecciosas en Newcastle.

"Los pacientes reciben atención especializada del Servicio Nacional de Salud (NHS) y estamos utilizando procedimientos de control de infecciones probados para evitar una mayor propagación del virus", subrayó Whitty.

La siguiente nación en anunciar casos positivos de coronavirus fue Rusia. La viceprimera ministra, Tatiana Golikova, señaló que los pacientes, ciudadanos de nacionalidad china, fueron detectados en las regiones de Zabaikalie y Tiumén, en el Lejano Oriente del país. Ambos se encuentran aislados y estables y la funcionaria aseguró que no hay riesgo de nuevos contagios.

Golikova aseguró que el Gobierno evacuará a ciudadanos rusos de Wuhan, quienes serán aislados y, aquellos que presenten síntomas del virus, serán puestos en cuarentena.

Además, Moscú decidió paralizar todos los vuelos a China a partir de la medianoche, a excepción de los realizados por la mayor aerolínea nacional, Aeroflot. Y decidieron restringir el ingreso de ciudadanos chinos desde Mongolia, a la vez que analizan suspender la emisión de visas de trabajo.

En tanto, la Autoridad de Salud Pública de Suecia confirmó el contagio de una mujer del condado de Jönköping, que había visitado Wuhan y había regresado al país el 24 de enero con síntomas de la infección. Ella dio el único resultado positivo sobre un total de 20 personas que fueron sometidas a análisis. La mujer se encuentra aislada y su estado de salud no es grave.

Mapa de contagios del coronavirus en el mundo.
Mapa de contagios del coronavirus en el mundo. © France 24

Al filo de la medianoche, el Ministerio de Sanidad español confirmó el primer caso de la enfermedad en La Gomera (Canarias) de un paciente que se encuentra internado en un centro hospitalario de la isla. El infectado "forma parte de un grupo de personas que la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias mantenía en observación tras tener conocimiento de que habían estado en contacto en Alemania con un paciente diagnosticado de infección por coronavirus", informaron las autoridades sanitarias españolas.

Alemania suma un nuevo caso y Francia analiza una posible infección entre un grupo de repatriados

En el recuento de casos fuera de China, Alemania sumó un sexto contagio: el Ministerio de Salud alemán señaló que el paciente es un niño de la región de Bavaria, hijo de un empleado de la misma empresa en la que otras cuatro personas fueron diagnosticados con la enfermedad, en el área de Münich.

En ese sentido, el Gobierno alemán informó que un avión militar de la flota de ese país abandonará pronto China con más de 100 ciudadanos alemanes, quienes llegarán al país el sábado 1 de febrero luego de pasar dos semanas en cuarentena sin que ninguno presentara síntomas de la enfermedad.

Las repatriaciones se han convertido en una medida implementada por los Gobiernos para salvaguardar la salud de sus ciudadanos en China. Francia, por caso, completó este jueves 31 de enero un primer viaje con un avión militar que aterrizó en la base de Istres, en el sur del país, con alrededor de 200 personas a bordo.

La ministra de Salud francesa, Agnès Buzyn, advirtió que uno de los pasajeros presentó síntomas de la enfermedad y será sometido a exámenes.

Más aerolíneas recortan sus viajes a China y la OMS pide a los países mantener las fronteras abiertas

Al igual que Italia y Rusia, Pakistán e Irán anunciaron la suspensión de los vuelos a China, sumándose así a otros países que han tomado medidas similares como Georgia y Kazajistán, que cancelaron todas las formas de transporte. 

Además, más aerolíneas se han sumado a la suspensión de vuelos al gigante asiático, entre ellas, la estatal turca Turkish Airlines y la firma estadounidense Delta Airlines. La misma medida adoptaron numerosas aerolíneas europeas y americanas, como Air France, Lufthansa o British Airways, que suspendieron todos sus viajes a China, y American Airlines o United, que redujeron sus vuelos.

Compañías del este de África también anunciaron suspensiones de sus vuelos a China: Kenya Airways, RwandAir y Air Madagascar cancelaron sus trayectos a Guangzhou, mientras que Air Mauritius anuló su ruta a Shanghai, aunque seguirá volando a Hong Kong.

Por su parte, en Asia, las vietnamitas Vietnam Airlines y Vietjet informaron que no volarán a China continental a partir de febrero, mientras que las autoridades de Mongolia tomaron una medida más drástica: cerrarán todos los pasos fronterizos con el gigante asiático desde el 6 de febrero hasta el 2 de marzo.

Precisamente, un día después de declarar la emergencia internacional por el virus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a los países a mantener las fronteras abiertas y permitir la normal circulación de bienes y personas.

El vocero de la OMS, Christian Lindmeier, indicó que de esa manera se evita que personas ingresen a los países "de manera irregular" y sin someterse a chequeos. "Si se impusieran restricciones de viaje, esperamos que sean lo más breves posible para intentar continuar con el flujo normal de la vida", agregó.

La expansión del virus y la declaración de emergencia global de la OMS incrementó los temores de propagación interna en los países. Hasta el momento, se han reportado al menos 9 casos de contagio de persona a persona fuera de China: Estados Unidos, Alemania, Japón, Vietnam y Tailandia, que confirmó un caso de ese tipo este viernes.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.