Saltar al contenido principal

El Senado de EE. UU. rechazó la moción para llamar testigos, clave en la absolución de Trump

El Presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos, John Roberts, preside una sesión del juicio político contra el presidente Donald Trump, en el Senado. En Washington D. C., EE. UU., el 31 de enero de 2020.
El Presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos, John Roberts, preside una sesión del juicio político contra el presidente Donald Trump, en el Senado. En Washington D. C., EE. UU., el 31 de enero de 2020. © Senado de EE. UU./Vía Reuters

La Cámara Alta votó este 31 de enero en contra de llamar testigos y recopilar nuevas pruebas en el juicio de destitución del presidente Donald Trump, por la llamada “Trama Ucraniana”, despejando el camino para la absolución casi segura del mandatario en los próximos días.

Anuncios

Donald Trump está a punto de quedar libre de los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, justo a pocos días de que comience la carrera oficial hacia la Casa Blanca, con las elecciones primarias del partido demócrata el 3 de febrero, en Iowa, un camino en el que Trump apuesta por la reelección.

Con 51 votos frente a 49, la balanza quedó inclinada a favor de los republicanos. El Senado, controlado por la mayoría conservadora, detuvo el impulso de los demócratas para escuchar a testigos potenciales, como el exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

Según un manuscrito de su libro, cuya publicación está prevista para mediados de marzo, Bolton tiene conocimiento de primera mano sobre los esfuerzos del jefe de Estado por presionar a Ucrania para que investigara a su posible rival en los comicios presidenciales del 3 de noviembre, Joe Biden, y en los que Trump apuesta por la reelección.

Pero llegará demasiado tarde

La batalla por destituir al presidente quedó cercada, luego de que dos de los republicanos que se habían mostrado indecisos sobre la petición demócrata finalmente decidieran apoyar a su equipo político.

En un momento culminante, la legisladora Lisa Murkowski, de Alaska, dijo que estaba en contra de llamar testigos porque el proceso en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata y donde fueron aprobados los cargos contra el mandatario, fue “defectuoso y apresurado”.

“Consideré cuidadosamente la necesidad de testigos y documentos adicionales, para curar las deficiencias del proceso, pero finalmente decidí que votaría en contra de considerar las mociones de citación (de testigos)", aseguró Murkowski.

Los senadores estadounidenses John Cornyn y Lamar Alexander, a las afueras del Senado, durante un receso en el juicio político contra el presidente Donald Trump, en Washington D. C., ee. uu., el 31 de enero de 2020.
Los senadores estadounidenses John Cornyn y Lamar Alexander, a las afueras del Senado, durante un receso en el juicio político contra el presidente Donald Trump, en Washington D. C., ee. uu., el 31 de enero de 2020. © REUTERS/Brendan McDermid

Esta decisión fue un golpe que llegó justo después de que el jueves en la noche otro senador republicano, cuyo voto aún no estaba decidido y que representaba una esperanza para los demócratas, Lamar Alexander, de Tennessee, afirmara que no apoyaría la resolución que pide escuchar a testigos potenciales, debido a que no cree que los cargos contra el mandatario cumplan el estándar constitucional de ser imputables.

En la votación del viernes sobre los testigos, sólo dos republicanos moderados en este asunto, Mitt Romney y Susan Collins, se apartaron de su partido y votaron en la línea de los demócratas.

Los opositores necesitaban que al menos 4 miembros del partido del presidente votaran a favor de su resolución, pues los republicanos representan la mayoría al tener 53 escaños de los 100 que conforman el Senado.

Trump quedaría absuelto en los próximos días

Tras bloquear el llamado a testigos, el Senado procederá ahora a una votación sobre la condena o absolución del líder de la Casa Blanca, que ocurrirá a más tardar la próxima semana, según declaraciones de los republicanos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, el 31 de enero de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, el 31 de enero de 2020. © REUTERS/Leah Millis

Es casi seguro que la Cámara Alta lo absuelva de los cargos, ya que se requiere una mayoría de dos tercios para removerlo de su cargo y ninguno de los republicanos ha indicado que votará para sancionar al mandatario.

"Estados Unidos recordará este día, desafortunadamente, en el que el Senado no cumplió con sus responsabilidades, el Senado se apartó de la verdad y se sumó a un juicio simulado", dijo en rueda de prensa tras la votación el líder de la minoría demócrata Chuck Schumer.

La acción del jefe de Estado sobre presuntamente retener ayuda militar a Ucrania para que investigara a Biden es considerada por el partido demócrata como un acto grave que puso al país en riesgo de una interferencia extranjera en un proceso democrático nacional, y peor aún, impulsada por su propio jefe de estado.

La bancada demócrata asegura que la movida republicana quedará registrada en la historia como una “farsa” y un “encubrimiento”,  al no permitir testigos en un juicio político, pero que en todo caso el mundo conocerá después los detalles de lo que ocurrió entre Trump y Kiev.

FRANCE 24 con Reuters y AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.