Saltar al contenido principal

Djokovic reina por octava vez en Australia y recupera el número 1

Anuncios

Melbourne (AFP)

El serbio Novak Djokovic (N.2) conquistó por octava vez el Abierto de Australia al batir en la final al austriaco Dominic Thiem (N.5), este domingo en Melbourne, triunfo que le sirve para alcanzar los 17 torneos de Grand Slam y recuperar el número 1 mundial.

Djokovic, que venció en cinco sets por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 y 6-4, se queda a dos 'grandes' de Rafael Nadal (19) y a tres de Roger Federer (20) en la carrera por el récord que mantienen las tres leyendas del tenis.

"Sin duda es mi torneo favorito y estoy bendecido por haberlo ganado ocho veces", declaró al recoger el trofeo.

- 'Llevar el tenis a otro nivel' -

"Felicidades Novak, con Roger y Rafa has llevado el tenis a otro nivel. Me siento honrado por jugar en esta época, incluso si esta noche me ha faltado un poco", dijo Thiem.

"Has podido ganar esta noche, y tendrás el tiempo de ganar no solo uno, varios torneos del Grand Slam", le respondió Djokovic.

La noche perfecta del serbio de 32 años en la Rod Laver Arena la completó su recuperación del número 1 mundial, en la lista de la ATP que se publica el lunes, desbancando a Nadal, eliminado por Thiem en cuartos de este Abierto de Australia.

Djokovic se convierte en el tercer jugador en la historia en ganar ocho o más ediciones de alguno de los cuatro grandes. Los otros dos son Nadal en Roland Garros (12 triunfos) y Federer en Wimbledon (8).

Thiem, de 26 años, pasará del quinto al cuarto lugar de la ATP el lunes. Llamado a tomar el relevo de los tres gigantes del tenis, perdió su tercera final de Grand Slam, tras haber cedido ante Nadal en Roland Garros 2018 y 2019.

- Bajón físico y mental -

Este domingo remontó tras la pérdida del primer set y llegó a estar con 2-1 en el marcador, en un tramo del partido en el que Djokovic se mostró irreconocible.

El serbio estuvo apático, en ocasiones sin ofrecer resistencia a Thiem. Un paso por el vestuario le hizo despejar la mente y recuperar el vigor físico.

"Mi energía se colapsó por completo. Comencé a sentirme mareado, no me creía lo que me pasaba. Estuve a punto de perder el partido", explicó Djokovic en rueda de prensa sobre su bajón.

Con el inicio de la cuarta manga se volvió a entonar y mediado el set alcanzó el nivel de crucero que le llevó a ganar en 3 horas y 59 minutos de juego.

En su táctica de este domingo, evitar el poderoso golpeo de derecha de Thiem, aunque esto le supusiera cometer muchos errores directos. Se fue hasta los 57, cuando en la final que ganó a Nadal el año pasado se quedó en 9.

En la quinta manga a Thiem le tembló el pulso y multiplicó los errores directos (también 57 durante todo el partido). Cedió de entrada su saque y le fue imposible recuperarlo.

"En una final contra él, siempre se decidirá por los pequeños detalles. Claro que cometí algunos errores pequeños aquí o allá, pero fue un partido muy competido a cinco sets, no me arrepiendo de nada de lo que hice", dijo Thiem.

Con su título Djokovic se convierte en el primer jugador de la era moderna (desde 1969) en ganar torneos de Grand Slam en tres decenios diferentes, tras lograr su primer Abierto de Australia en 2008, y en el segundo de la historia, tras el australiano Ken Rosewall, que lo hizo en los años 1950, 1960 y 1970.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.