Saltar al contenido principal

El serbio Novak Djokovic ganó su octavo título en el Abierto de Australia

El serbio Novak Djokovic celebra con el trofeo del Abierto de Australia, luego de ganar la final contra el austríaco Dominic Thiem, en el Rod Laver Arena, en Melbourne, Australia, el 2 de febrero de 2020.
El serbio Novak Djokovic celebra con el trofeo del Abierto de Australia, luego de ganar la final contra el austríaco Dominic Thiem, en el Rod Laver Arena, en Melbourne, Australia, el 2 de febrero de 2020. © Hannah Mckay / Reuters

El tenista balcánico venció al austríaco Dominic Thiem en un maratónico partido a cinco sets y defendió con éxito su título en Melbourne Park. Además, su victoria le asegura volver al número 1 del ranking mundial y ahora suma 17 títulos de Grand Slam

Anuncios

Novak Djokovic sigue escribiendo con letras de oro su historia en el mundo del tenis. El tenista serbio, de 32 años, sufrió para vencer al austríaco Dominic Thiem, pero tras un poco más de cuatro horas de partido, se impuso por parciales 6-4, 4-6, 2-6, 6-3, 6-4 y conquistó así su octavo título en el Abierto de Australia, una cifra récord, y suma 17 títulos en torneos de Grand Slam, situándose a tan solo dos de Rafael Nadal y a tres de Roger Federer en el historial de máximos campeones.

El guión inicial auguraba una nueva gran noche para el nacido en Belgrado luego de quebrarle el servicio en su primera oportunidad a un Thiem que arrancó 3-0 abajo en el marcador. Aprovechando el alto porcentaje de efectividad con su servicio, Djokovic ganó el primer set por 6-4.

Sin embargo, Thiem, quinto preclasificado del torneo que venía de eliminar a Rafael Nadal y buscaba su primera corona en un Grand Slam, reaccionó y dio la pelea. Cuando íban 4-4, el austríaco le quebró el servicio a Djokovic y lo ratificó después con su saque para igualar la pizarra. 

En el tercer set, Thiem siguió mostrando su gran estado de forma e inspirado tenis, con su característico y estético revés a una mano como una de sus principales armas, y se impuso por 6-2. Todo parecía indicar que el austríaco se estaba encaminando a ganar la final en el Rod Laver Arena en cuatro sets. 

Pero Djokovic, que parecía cansado y desgastado, hizo lo que sabe hacer muy bien: no rendirse. El serbio apeló a su experiencia para batallar durante el cuarto parcial, sin cederle ninguna oportunidad a Thiem y aprovechar cualquier tropiezo del austríaco. Y así lo hizo en el séptimo juego, cuando le quebró el servicio y luego sirvió para ganar por 6-3 e igualar nuevamente el partido.

Todo se terminó definiendo en el quinto y definitivo set. Allí nuevamente el serbio aprovechó la oportunidad que tuvo de quebrarle el servicio al austríaco y a pesar de que tuvo tres oportunidades de perder su saque, al final supo mantenerlo y ganar finalmente por 6-4.

En ese momento, Djokovic volvió a elevar los brazos ante el público australiano que ya puede considerarlo el rey de Melbourne Park, pues ha ganado ocho títulos (2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016, 2019 y 2020) en los últimos 13 años. Además, es el único jugador de la era abierta en el mundo del tenis, que comenzó en 1968, en ganar un título de Grand Slam en tres décadas distintas. 

"Definitivamente esta es mi cancha favorita, mi estadio favorito en el mundo y tengo la suerte de volver a tener este trofeo"

Djokovic recibió de manos del australiano Marat Safin, campeón en Melbourne en 2005, el trofeo Norman Brookes Challenge Cup y mostró, como siempre, franqueza al hablar ante los micrófonos después de su victoria. “Estaba a punto de perder ese partido (...) no me sentí tan bien (...) mi energía se derrumbó por completo", dijo el balcánico que tuvo que ser atendido por un médico varias veces durante la final. 

Sin embargo, resaltó su emoción particular de jugar en Melbourne, donde ganó a sus 20 años el primero de sus 17 títulos de Grand Slam y dijo que "definitivamente esta es mi cancha favorita, mi estadio favorito en el mundo y tengo la suerte de volver a tener este trofeo".

Dirigiéndose a Thiem, Djokovic dijo: "No fue tu noche. Tuviste mala suerte (...) estuviste muy cerca de ganarlo y definitivamente tienes mucho más tiempo en tu carrera. Estoy seguro de que obtendrás uno de los trofeos de Grand Slam. Más de uno".

El serbio Novak Djokovic posa con su trofeo de campeón del Abierto de Australia y el austríaco Dominic Thiem posa con su plato de finalista en el Rod Laver Arena, en Melbourne, Australia, el 2 de febrero de 2020.
El serbio Novak Djokovic posa con su trofeo de campeón del Abierto de Australia y el austríaco Dominic Thiem posa con su plato de finalista en el Rod Laver Arena, en Melbourne, Australia, el 2 de febrero de 2020. © Kai Pfaffenbach / Reuters

El turno para hablar fue después para Thiem: "Bueno, me quedé un poco corto, pero espero poder tener revancha pronto". El austríaco calificó como un "logro asombroso" lo conseguido por su rival. "Es irreal lo que has estado haciendo a lo largo de todos estos años", dijo Thiem, que había perdido dos finales ante Nadal en Roland Garros en 2016 y 2019. "Tú y los otros dos chicos (Federer y Nadal), creo que llevaron el tenis masculino a un nivel completamente nuevo".

El serbio será a partir del lunes 3 de febrero el nuevo número 1 del mundo en el ranking de la ATP, desbancando al español Rafael Nadal, que terminó el 2019 en lo más alto. Además, la nueva edición de la primera gran cita de la temporada corroboró una vez más la hegemonía de Djokovic, Nadal y Federer que se han apuntado los 13 últimos Grand Slam disputados. 

Con Reuters, AP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.