Saltar al contenido principal

La solidaridad libanesa con los heridos de la "revolución"

Michel Razzouk, uno de los heridos por las autoridades policiales durante las protestas en el Líbano.
Michel Razzouk, uno de los heridos por las autoridades policiales durante las protestas en el Líbano. © France 24

Desde hace tres semanas, la violencia se ha convertido en norma. Los manifestantes han entrado en una nueva fase y muestran su ira enfrentándose a las fuerzas de seguridad, a las que se les acusa del uso excesivo de la fuerza.

Anuncios

El Líbano ha entrado en su cuarto mes de protestas y no se han visto cambios reales.

Si bien hace unas semanas se formó gobierno, este es 'unicolor' con la representación de únicamente tres fuerzas políticas (los partidos chiíes de Hezbolá y Amal, y su aliado cristiano, la Corriente Patriótica Libre, de Yebran Bassil, yerno del presidente libanés Michel Aoun). Con esta nueva composición, que es pro-iraní, los suníes han quedado sin representación en el gobierno, sumando esta comunidad un millón y medio de libaneses. Las ciudades más empobrecidas del Líbano, Trípoli y la zona de Akkar son mayoría suní. Y en estos momentos, los manifestantes suníes se han convertido en el motor "violento" de las protestas.

Ante la falta de voluntad política de crear un gobierno independiente, como exigen los manifestantes, la llamada "revolución" libanesa ha entrado en una nueva fase, en un "no retorno" que ha llevado a los manifestantes a mostrar su ira con pedradas, lanzamiento de objetos metálicos y bengalas encendidas contra las fuerzas de seguridad. El uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes ha dejado más de medio millar de heridos.

Teniendo en cuenta que en el Líbano no hay sanidad pública y que primero se tiene que pagar y después se logra la atención en un hospital, desde el inicio de las manifestaciones se han creado iniciativas solidarias para financiar los tratamientos de los manifestantes heridos.

Entre los beneficiarios está Michel Razzouk, un manifestante herido al que casi le revientan el hígado con una bala de goma. Le dispararon a cuatro metros de distancia y le penetró en el cuerpo el cartucho y la bala de goma.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.