Saltar al contenido principal

OMS: casos de cáncer podrían aumentar un 81% en los países pobres para 2040

Una persona enferma circula cerca de uno de los ríos más contaminados de China, el Shaying, en la ciudad de Shenqiu, en una imagen tomada el 8 de noviembre de 2019.
Una persona enferma circula cerca de uno de los ríos más contaminados de China, el Shaying, en la ciudad de Shenqiu, en una imagen tomada el 8 de noviembre de 2019. © Greg Baker / AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó esta alerta en el Día Mundial contra el Cáncer y reclamó que los Gobiernos implementen estrategias para lograr mitigar la enfermedad y las muertes que podría comportar, la mayoría evitables. 

Anuncios

Una "llamada de emergencia": así describió la Organización Mundial de la Salud (OMS) su informe publicado en el Día Mundial contra el Cáncer, este 4 de febrero, que concluye que los casos de esta enfermedad podrían subir un 81% en los próximos veinte años en los países con ingresos bajos y medios si no se actúa. Es una cifra muy por encima de la media para todo el mundo, que se sitúa en un incremento igualmente alarmante del 60%.

"Se trata de una llamada de advertencia para que todos luchemos contra las desigualdades inaceptables entre los servicios relacionados con el cáncer en los países ricos y en los países pobres", subrayó Ren Minghui, subdirector general para la cobertura sanitaria universal de la OMS. "Cuando la gente tiene acceso a una atención primaria y a sistemas de referencia, es posible detectar el cáncer a tiempo, tratarlo adecuadamente y curar al paciente". 

Y es que, según la organización internacional, las razones del incremento de los casos de cáncer en los países más pobres son la falta de equipos y la preparación para prevenir la enfermedad, hacer diagnósticos y realizar tratamientos adecuados. Más del 90% de los países de ingresos altos disponían de servicios para tratar el cáncer en la salud pública, mientras que solo el 15% de las naciones de ingresos bajos tienen esa posibilidad. 

La desigualdad también se refleja en la tasa de mortalidad: según la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer, los países con mayores recursos redujeron las muertes por la enfermedad en un 20% entre 2000 y 2015, mientras que en los países más pobres la reducción solo fue del 5%. 

El aumento de cáncer se puede prevenir

Ante el panorama, la OMS destacó varias estrategias para desarrollar durante los próximos años como aplicar más medidas para controlar el consumo del tabaco, ampliar la vacunación contra la hepatitis B, que evita el cáncer de hígado, o contra el Virus del Papiloma Humano, que provoca el cáncer cervicouterino.

"En la próxima década podrían salvarse al menos siete millones de vidas si se definen los métodos más adecuados para estudiar la situación de cada país, se integran las acciones contra el cáncer en la cobertura sanitaria universal y se moviliza a las partes interesadas para que trabajen juntas", subrayó el director general de la OMS, Tedros Adhanom.

La entidad de las Naciones Unidas también quiso destacar en la presentación del informe en Ginebra, Suiza, que una gran parte de las medidas de prevención no son costosas. Por ejemplo, una serie de "intervenciones prioritarias" atajaría "notablemente" el cáncer en los países de bajos ingresos por un costo de 2,7 dólares por persona. "Cada año que pasa sin un control efectivo, la respuesta (al cáncer) es más costosa y aumentan las muertes que podrían haberse evitado", agregó Minghui. 

América Latina requiere más inversión en salud

Varios países de América Latina son países de ingresos medio-bajos, según la clasificación del Banco Mundial, especialmente en Centroamérica, como por ejemplo El Salvador, Honduras o Nicaragua. Son precisamente estos estados los más desprotegidos frente al posible aumento de casos de cáncer.

Isabel Mestres, directora de asuntos públicos de una iniciativa de prevención contra la enfermedad, la City Cancer Challenge, apuntó en una entrevista con la agencia EFE que el principal reto se encuentra en la inversión pública en salud. "En Latinoamérica uno de los principales factores es la inacción de los Gobiernos", afirmó. 

Por ejemplo, la OMS recomienda gastar en salud un mínimo del 10% del Producto Interior Bruto (PIB). El único país de la región que cumple con la recomendación es Brasil, pero México solo invierte el 5% y Perú o Colombia el 6%, por ejemplo. 

En 2018, el cáncer se cobró la vida de 9,6 millones de personas en todo el mundo y afectó a 18,1 millones de personas.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.