Saltar al contenido principal

Bolivia: por primera vez en 14 años habrá unas presidenciales sin Evo Morales

El ex ministro de Economía y Finanzas de Bolivia, Luis Arce, y el ex ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, asisten al registro de su candidatura para el partido del Movimiento MAS hacia el Socialismo en el Tribunal Supremo Electoral en La Paz, Bolivia, 3 de febrero de 2020.
El ex ministro de Economía y Finanzas de Bolivia, Luis Arce, y el ex ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, asisten al registro de su candidatura para el partido del Movimiento MAS hacia el Socialismo en el Tribunal Supremo Electoral en La Paz, Bolivia, 3 de febrero de 2020. © David Mercado / Reuters

Finalizó la inscripción a las elecciones presidenciales de Bolivia y ocho candidatos aspiran llegar al cargo más importante del país, en los primeros comicios de este tipo sin la presencia de Evo Morales en más de 14 años tras su salida forzada del cargo. Sin embargo, Morales aspira ser congresista.

Anuncios

El expresidente Evo Morales, asilado en Argentina, fue inscrito como candidato a Senador por el departamento de Cohabamba y ocho candidatos se inscribieron para competir por su plaza en la repetición de las elecciones presidenciales el tres de mayo.

Luego de la inscripción, las candidaturas serán revisadas por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, que en un plazo no menor de dos semanas, anunciará si los candidatos pueden empezar sus campañas. Aunque los partidos pueden impugnar las candidaturas.

El partido del que era el Gobierno del expresidente Evo Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS) tiene como candidato a Luis Arce, exministro de economía, que irá acompañado en su fórmula vicepresidencial, el excanciller David Choquehuanca.

Morales dio poder a Patricia Hermosa, exjefa de gobierno, pero la abogada fue recluida preventivamente en una cárcel de La Paz por supuestos delitos de terrorismo y sedición.

 A través de su cuenta en Twitter, Morales denunció la detención de su apoderada y dijo ser víctima de persecución. Además, publicó un vídeo de la marcha multitudinaria que acompañó a la fórmula de su partido.
 

 

La derecha no va unida

La proclamada presidenta interina, Jeanine Áñez, formalizó su candidatura en alianza con el empresario y político de la Unidad Nacional, Samuel Doria Medina.

Pero la derecha, que se mostró unida durante los días y los eventos que resultaron en la renuncia del exmandatario, irá dividida a la disputa electoral. Los expresidentes Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, y Jorge Quiroga, de Libre 21, también se inscribieron por la carrera presidencial.

Otro candidato que seguro dará de que hablar es el líder de Creemos, Luis Fernando Camacho, figura clave desde octubre en las protestas contra Morales. El controversial candidato tiene el respaldo de movimientos evangélicos.

Jean Arnauld, enviado del Secretario General de la ONU, llamó a los sectores políticos a realizar una campaña sin “atropellos” en medio de la “exacerbada polarización” que vive Bolivia.

Morales renunció el pasado noviembre, tras denunciar un golpe de estado en su contra. Para los sectores de oposición su renuncia fue fruto de las protestas impulsadas por las denuncias de fraude avaladas por la OEA en los últimos comicios electorales.
 

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.