Saltar al contenido principal

Recta final en el juicio político en el Senado contra Donald Trump

Archivo-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla durante un mitin de campaña en la Universidad Drake, en Des Moines, Iowa, EE. UU., el 30 de enero de 2020.
Archivo-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla durante un mitin de campaña en la Universidad Drake, en Des Moines, Iowa, EE. UU., el 30 de enero de 2020. © REUTERS/Leah Millis

El 'impeachment' entró este lunes tres de febrero en la fase final de argumentos. Los demócratas concluyeron sus alegatos pidiendo la destitución del mandatario. Está previsto que este miércoles, mediante una votación, los senadores emita su fallo final sobre la culpabilidad o inocencia del mandatario en la llamada “trama ucraniana”.

Anuncios

Es una absolución casi asegurada para el presidente de Estados Unidos Donald Trump. Los demócratas entregaron sus argumentos finales sobre el caso del mandatario acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso para investigarlo.

Los demócratas juegan sus últimas cartas para tratar de convencer a sus colegas republicanos de que el mandatario debe ser retirado de su cargo, debido a que, aseguran, existe evidencia “abrumadora” de que Trump retuvo ayuda militar a Ucrania, que ya había sido aprobada por el Senado estadounidense a cambio de que investigara a su posible rival en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, Joe Biden.

Para la bancada opositora es hora de demostrar que “nadie está por encima de la ley, ni siquiera aquellos que son elegidos como presidentes”, como aseguró Jason Crow, legislador demócrata que en este juicio político ejerce como uno de los fiscales del caso.

El líder del equipo acusador, Adam Shiff, fue más allá al mencionar que, de no ser sancionado, Trump continuará buscando interferencia extranjera en procesos democráticos de los estadounidenses. “Ustedes no pueden confiar en que este presidente haga lo correcto. Ni siquiera por un minuto, ni por unas elecciones, ni por el bien de nuestro país. Simplemente no pueden”, afirmó Shiff.

Un manifestante frente al Capitolio protesta por la posible absolución del presidente Donald Trump, con dos pancartas que dicen: "su engaño, su legado" y "lamentamos el daño hecho". En Washington D.C., Estados Unidos, el 3 de febrero de 2020.
Un manifestante frente al Capitolio protesta por la posible absolución del presidente Donald Trump, con dos pancartas que dicen: "su engaño, su legado" y "lamentamos el daño hecho". En Washington D.C., Estados Unidos, el 3 de febrero de 2020. © REUTERS/Amanda Voisard

Pero la bancada republicana no desiste de su idea de defender al presidente, aún sin un proceso que pudiera confirmar o descartar las acusaciones. Entre sus argumentos, señalaron que el 'impeachment' contra Trump fue un proceso “completamente partidista” y con motivaciones políticas para tratar de sacar al jefe de Estado de la contienda electoral en la que apuesta por la reelección. También indicaron que los dos cargos de los que el presidente es acusado no son imputables.

“Tenemos un juicio politico que es puramente partidista y político y al que se oponen miembros partidistas de la Cámara de Representantes. Ni siquiera alega una violación a la ley. Ocurre en un año electoral y estamos sentados aquí el día en que la temporada por elecciones comienza en Iowa. E incorrecto, sólo hay una respuesta para eso y es rechazar esos artículos del 'impeachment'”, dijo Pat Cipollone, en su intervención de la fase de argumentos finales.

Donald Trump sería absuelto esta semana

53 de los 100 senadores que conforman el Senado son republicanos y 47 son demócratas, por lo que los opositores necesitan de al menos cuatro votos de los conservadores para que la votación final apruebe la destitución del líder de la Casa Blanca.

Archivo-Captura de pantalla de la señal televisiva en la que se ve al Jefe de Justicia estadounidense, John Roberts, presidiendo el juicio político contra Donald Trump en el Senado, en Washington, Estados Unidos, el 21 de enero de 2020.
Archivo-Captura de pantalla de la señal televisiva en la que se ve al Jefe de Justicia estadounidense, John Roberts, presidiendo el juicio político contra Donald Trump en el Senado, en Washington, Estados Unidos, el 21 de enero de 2020. © Senado EE. UU.

Pero con el antecedente reciente, del pasado 31 de enero, cuando el partido político del presidente bloqueó en una votación llamar a potenciales testigos a declarar, así como presentar documentos adicionales, es poco probable que ahora voten en contra del mandatario.

Cuatro republicanos se habían mostrado neutros o favorables a escuchar testigos en el juicio, pero finalmente dos de ellos decidieron apoyar a su partido político, lo que enterró las esperanzas demócratas.

Los opositores predicen que, en todo caso, tarde o temprano el país conocerá las implicaciones del presidente en la llamada “trama ucraniana”, ya sea a través de entrevistas posteriores de testigos o con libros de quienes estuvieron cerca del mandatario como el del exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton, cuya publicación está prevista para mediados de marzo. Un manuscrito de su libro divulgado por la prensa local adelantó que Bolton afirma que la presión a Ucrania para interferir en el proceso electoral estadounidense sí existió.

Una vez sea confirmada la absolución de Trump, prevista en una votación este miércoles, el mandatario seguirá con vía libre para la campaña de reelección, de cara a los comicios del 3 de noviembre.

France24 con Reuters y AP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.