Saltar al contenido principal

Lo más destacado del discurso del Estado de la Unión de Donald Trump, 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia su discurso sobre el Estado de la Unión, en una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos, en la Cámara de la Cámara de Representantes, en Washington, Estados Unidos, el 4 de febrero de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia su discurso sobre el Estado de la Unión, en una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos, en la Cámara de la Cámara de Representantes, en Washington, Estados Unidos, el 4 de febrero de 2020. © REUTERS/Leah Millis

Donald Trump obvió el juicio político en su contra y se centró en resaltar sus logros en materia económica y política, ante un legislativo que contó con presencia de varios de sus opositores que lo llevaron a ser el tercer presidente en enfrentar un impeachment en la historia del país.

Anuncios

Un discurso que comenzó con el presidente Donald Trump dejando la mano estirada de la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ya vislumbraba el ambiente de tensión y rivalidad que se vivía en el seno de la Cámara Alta.

El presidente Donald Trump se da la vuelta cuando la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, extiende su mano para intentar saludarlo, cuando el mandatario llega a pronunciar su discurso del Estado de la Unión, en Washington D. C., Estados Unidos, el 4 de febrero de 2020.
El presidente Donald Trump se da la vuelta cuando la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, extiende su mano para intentar saludarlo, cuando el mandatario llega a pronunciar su discurso del Estado de la Unión, en Washington D. C., Estados Unidos, el 4 de febrero de 2020. © REUTERS/Leah Millis/POOL

Al concluir la intervención de Trump, Pelosi impartió su propio golpe cuando rompió el texto del discurso, ante la mirada de los asistentes y frente a las cámaras.

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rompe el discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto al vicepresidente Mike Pence, en Washington, Estados Unidos,el 4 de febrero de 2020.
La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rompe el discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto al vicepresidente Mike Pence, en Washington, Estados Unidos,el 4 de febrero de 2020. © REUTERS/Jonathan Ernst

Pero la intervención oficial de Trump inició cuando pronunció: “hace tres años lanzamos el gran retorno estadounidense”. Este fue su último discurso del Estado de la Unión, del mandato que comenzó en enero de 2017.

El buen estado de la economía encabezó su rendición de cuentas, en la que aseguró que ha obtenido “increíbles resultados”, con empleos en auge, ingresos en alza, tasas de pobreza que caen en picada y el aumento de la confianza en el país que, según dijo, “está prosperando y es altamente respetado de nuevo”.

“Desde mi elección, hemos creado 7 millones de nuevos empleos, 5 millones más de lo que los expertos del Gobierno proyectaron durante la administración anterior”, dijo Trump.
El jefe de estado afirmó que la tasa de desempleo es la más baja en más de medio siglo. Según cifras de la Casa Blanca, se ubica en 3.5 %.

“La tasa de desempleo de las mujeres alcanzó el nivel más bajo en casi 70 años, y el año pasado, las mujeres ocuparon el 72 por ciento de todos los nuevos empleos”, afirmó.

Trump también apuntó a la disminución del uso de cupones de alimentos como una muestra de la mejoría económica para las familias.

“Bajo mi administración, 7 millones de estadounidenses han dejado de usar cupones de alimentos, y 10 millones de personas han sido retiradas de la asistencia social”, indicó.

Sin embargo, la prensa local que cita los últimos datos de la oficina de estadísticas, señala que son alrededor de 4.2 millones de personas, desde febrero de 2017, las que han dejado de usar esos cupones y no 7 millones como afirmó el mandatario.

Legisladores aplauden al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su discurso del Estado de la Unión, en Washington D.C., EE. UU., el 4 de febrero de 2020.
Legisladores aplauden al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su discurso del Estado de la Unión, en Washington D.C., EE. UU., el 4 de febrero de 2020. © REUTERS/Leah Millis/POOL

Además, algunos expertos económicos explican que el avance económico podría no ser la única razón para este descenso, pues varios estados de la nación han cancelado estos cupones, una forma de ayuda que el Gobierno estableció a partir de la recesión económica de 2008.

Asimismo, destacan que el crecimiento económico del país disminuyó en el último trimestre a 2.1 %, es decir la mitad de lo que Trump prometió durante su campaña, cuando dijo que aspiraba a por lo menos un aumento del 4 % al año.

El mandatario de Estados Unidos exaltó los acuerdos comerciales recientemente firmados con China, Canadá y México, como una de las mayores promesas convertidas en realidad bajo su administración.
“reemplacé del desastroso acuerdo comercial conocido como Nafta”, dijo Trump en referencia al USMCA, Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Con relación a China, dijo que logró que el gigante asiático deje de “aprovecharse” de Estados Unidos, al imponerle nuevos aranceles, una situación que marcó la guerra comercial, por cerca de dos años, entre los dos países, hasta la reciente firma del acuerdo comercial fase uno.

Seguridad y política exterior

“Nuestro mensaje a los terroristas es claro: nunca escaparán de la justicia estadounidense. ¡Si atacas a nuestros ciudadanos, pierdes tu vida!”, sentenció Trump en medio de aplausos de la bancada republicana que lo acompañó en su rendición de cuentas.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rodeado de legisladores, en la Cámara Representantes, en Washington D. C., Estados Unidos, el 4 de febrero de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rodeado de legisladores, en la Cámara Representantes, en Washington D. C., Estados Unidos, el 4 de febrero de 2020. © REUTERS / Leah Millis / POOL

El mandatario dedicó unos minutos a hablar de la muerte del general iraní Qassem Soleimani, quien falleció el pasado enero en un ataque ordenado por el líder de la Casa Blanca.

 

Trump dijo en su intervención ante el congreso que Soleimani fue responsable del asesinato de Christopher Hake, a quien catalogó como uno de los héroes del ejército estadounidense, en Irak.

“Soleimani fue el carnicero más despiadado del régimen iraní, un monstruo que asesinó o hirió a miles de militares estadounidenses en Irak”, afirmó. “Mientras defendemos las vidas de estadounidenses, trabajamos para terminar con las guerras de Estados Unidos en Medio Oriente”, agregó. Sin embargo, la muerte de Soleimani elevó las tensiones ya existentes entre Teherán y Washington, pese a su promesa de campaña de “traer a casa” las tropas estadounidenses.

En cuanto a Afganistán, Trump dijo que su país ha hecho grandes progresos, incluidas las conversaciones de paz con el grupo Talibán que están en marcha. Pero lo que Trump no mencionó es que en esos diálogos está excluido el Gobierno del presidente Ashraf Ghani Ahmadzai, lo que puede competer el éxito de lo que sea pautado entre Washington y el grupo insurgente.

Por su puesto, la seguridad nacional también fue uno de los pilares del discurso. Trump subrayó los esfuerzos de su administración por construir un muro en la frontera con México.

“Antes de que yo asumiera el cargo, si llegabas ilegal a nuestra frontera sur y eras arrestado simplemente te liberaban y te permitían estar dentro de nuestro país, nunca más veremos eso. Mi administración ha terminado con (la política de) liberar y capturar. Si vienes de manera ilegal, pronto serás expulsado”, advirtió.

América Latina y la oposición al socialismo

El republicano mostró su fuerte postura contra la forma de gobernar de países de la región. “Estamos apoyando las esperanzas de las personas de Cuba, Nicaragua y Venezuela” … “Por eso mi administración ha revertido las políticas pasadas sobre Cuba”, un claro guiño a la apertura comercial y diplomática que había establecido su antecesor, Barack Obama, con la Habana y que Trump derogó.

El líder de la oposición de Venezuela, Juan Guaidó, mientras es presentado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su discurso del Estado de la Unión, en la sede de la Cámara de Representantes, en Washington D. C., EE. UU., el 4 de febrero de 2020.
El líder de la oposición de Venezuela, Juan Guaidó, mientras es presentado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su discurso del Estado de la Unión, en la sede de la Cámara de Representantes, en Washington D. C., EE. UU., el 4 de febrero de 2020. © REUTERS/Leah Millis/POOL

Venezuela fue el país que más destacó en este sentido. Durante su intervención, saludó entre el público al líder opositor venezolano, Juan Guaidó, a quien presentó como “el verdadero presidente de Venezuela”.

“Maduro es un líder ilegítimo, un tirano que ataca a su propio pueblo, pero su tiranía será quebrada, hoy se encuentra un hombre muy valiente aquí que lleva las esperanzas, en estas escaleras está el verdadero presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaidó”, afirmó en medio de aplausos.

 “El socialismo destruye naciones, pero recuerden siempre que la libertad une el alma”, resaltó.


Redacción France24


 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.